X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

perspectivas sobre el reparto de competencias

Así puede ser el ejecutivo de Barcala: la duda, si el alcalde asume Urbanismo  

20/04/2018 - 

ALICANTE. El rechazo de Ciudadanos (Cs) a negociar su posible incorporación al equipo de Gobierno, como había sugerido el nuevo alcalde, Luis Barcala, en su discurso de toma de posesión del cargo, deja al PP toda la capacidad de maniobra posible para decidir el reparto de competencias y concejalías entre sus ocho ediles: dos más de los que conformaban el equipo de Gobierno saliente, constituido por el PSOE en solitario tras la ruptura del tripartito, el pasado noviembre.

El primer edil aseguró este jueves que, al menos hasta el mediodía, no había ninguna decisión cerrada al respecto, aunque tanto él como el resto de concejales populares consultados por Alicante Plaza precisaron que lo lógico y esperable era que cada regidor asumiese las áreas sobre las que ha venido ejerciendo labores de fiscalización, durante estos tres últimos años. "No tendría sentido que, teniendo sólo un año por delante, tengamos que ponernos al corriente sobre departamentos que no controlamos al 100%", explicaron.

El detalle de esa distribución de competencias se conocerá a primera hora de este viernes, en una comparecencia del propio Barcala. Sea como fuere, todo parece apuntar que Carlos Castillo podría asumir las áreas de Hacienda, Contratación y Desarrollo Económico; que Mari Ángeles Goitia podría ser la nueva responsable de Participación Ciudadana (procede del movimiento vecinal), Partidas Rurales y Vivienda (de hecho, ya asumió esas áreas durante el pasado mandato); que Israel Cortés asumiría el área de Acción Social e Inmigración; que José Ramón González, tomaría las riendas de Recursos Humanos, Transporte y Seguridad; que Mari Carmen de España se encargaría de Turismo y Comercio; que Marisa Gayo asumiría Deportes y Sanidad; y que María Dolores Padilla se convertiría en la nueva responsable de Cultura y Educación.

En esa probable distribución, habría tres parcelas de gestión que podrían plantear ciertas dudas: Urbanismo, Limpieza y Fiestas. Las dos primeras son, precisamente, las que presentan algunos de los principales retos de la ciudad. En principio, al menos Urbanismo, podía quedar reservada para el propio Barcala que, además, podría desempeñar el área de Fiestas por puro activismo personal. No obstante, lo cierto es que, hasta ahora, ha sido González quien se ha hecho cargo de supervisar al equipo de Gobierno en esa parcela y, de hecho, es él quien ha confirmado su participación en las convivencias de Fogueres organizadas este fin de semana en Lyon.

Por lo que respecta a la Concejalía de Limpieza, que el PP considera una de las cuestiones prioritarias a abordar en el año que resta de mandato, podría quedar en manos de Cortés, de González (que también se ha encargado de fiscalizar ese servicio hasta ahora) o De España. 

Noticias relacionadas

next