X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

media docena de complejos cambia de manos en los dos últimos años

Así han cambiado socimis y fondos el mapa de los centros comerciales en la provincia

23/10/2017 - 

ALICANTE. El de los centros comerciales sigue siendo uno de los sectores más interesantes para la inversión inmobiliaria, como lo demuestra la efervescencia que vive el sector desde hace unos años. Fundamentalmente, porque las rentas por el alquiler de espacios comerciales permiten a los propietarios empezar a amortizar la inversión desde el primer minuto. Así, grandes fondos de inversión extranjeros y socimis especializadas llevan años haciendo negocio en el sector del retail en España desde que comenzaron a percibirse síntomas de recuperación, y la provincia de Alicante no se ha quedado al margen. 

Las operaciones de socimis y grandes fondos de capital han modificado el mapa de los centros comerciales de la provincia, de los que media docena han cambiado de manos en los dos últimos años. Los grandes operadores internacionales del sector, como la socimi LAR o los fondos británicos Patron, Intu o Europa, vienen protagonizando millonarias operaciones de compraventa y alquiler de centros comerciales alicantinos, especialmente en la capital, pero también en localidades como Ondara, Alcoy o la propia ciudad de Elche.

La última operación, precisamente, se ha registrado en la ciudad de las palmeras. El gestor del centro comercial l'Aljub, la gestora británica TH Real Estate, le ha comprado a Eroski su parte del complejo, que incluye el hipermercado de la propia marca vasca (9.900 metros cuadrados), el local de 4.500 metros cuadrados que ahora ocupa Primark y la gasolinera junto al centro, operada también por Eroski. El hipermercado seguirá siendo inquilino del centro comercial, aunque ya no copropietario, y TH Real Estate toma el control del complejo. La operación, valorada en 18,7 millones de euros, ha sido ejecutada a través del vehículo de inversión Seva ('Southern European Value-Add Mandate') gestionado por la firma británica para TPG Real Estate y Partners Group.

Hace solo unas semanas, se cerraba otra gran operación inmobiliaria en torno a un centro comercial de la provincia, en este caso, el 'decano' de la capital: Gran Vía. El fondo de inversión británico Europa Capital cerraba un acuerdo con el propietario del complejo, la división inmobiliaria de Deutsche Bank (RREEF Investment), valorado en 52 millones de euros. El Gran Vía, con Primark y Carrefour como principales inquilinos, estaba a la venta desde hacía meses, y a finales de verano su anterior propietario había traspasado la gestión a la consultora norteamericana Richard Ellis, tras el cierre de Auxideico. El espacio que ocupa la cadena francesa de hipermercados, no obstante, se queda al margen de la operación, y sigue en manos de su gestora inmobiliaria, Carmila.

La misma que, el pasado febrero, se hacía con la propiedad del segundo centro comercial que ha cambiado de manos en la capital durante 2017, el Puerta de Alicante. La gestora de Carrefour le compró su parte del centro a la francesa Klépierre, con lo que ahora gestiona el 100% del complejo, y tiene previsto impulsar una ambiciosa reforma para revitalizarlo. El Puerta de Alicante abrió sus puertas en 2002, lo que lo convierte en el segundo centro comercial más veterano de la capital alicantina, pero atraviesa horas bajas: solo algo más de la mitad de sus 37 locales (tanto comercios como restauración) está ocupado en la actualidad. El objetivo sería configurar un amplio espacio público para favorecer el flujo de visitantes y, por tanto, de potenciales clientes.

Fuera de la capital alicantina, donde la subasta del centro comercial Panoramis se halla en punto muerto, la última gran operación sobre un centro comercial se ha registrado en Alcoy. El centro comercial Alzamora se hallaba en venta desde el pasado año, y finalmente la joint venture entre los fondos británicos Patron Capital y Eurofunds Capital Partners se lo compró a su anterior propietario, el fondo Incus Capital, que lo tenía a la venta en un paquete conjunto con el Mirador de Cuenca y Los Alcores, en Sevilla. Los fondos británicos habrían pagado unos 50 millones de euros por el pack (el mismo por el que Incus pagó 30 millones en 2014, 9,7 de ellos por el centro alcoyano).

Dos operaciones de LAR España en 2016

A las cuatro operaciones ejecutadas este año se suman otras dos que se llevaron a cabo a mediados de 2016, en ambos casos con la socimi LAR España como protagonista. La división española de Grupo LAR, que fue la primera sociedad de inversión inmobiliaria en salir a bolsa en 2014, realizó dos incursiones en los centros comerciales de la provincia, en Ondara y Alicante

Así, en junio del año pasado la socimi se hizo con la propiedad de Parque Vistahermosa, el centro comercial de la capital alicantina que cuenta con inquilinos como Media Markt, Alcampo o Leroy Merlin. La operación se valoró en 42,5 millones de euros, según LAR, y ha permitido a la socimi refinanciarse para nuevas operaciones gracias a la rentabilidad obtenida por los alquileres, con los locales al 90% de ocupación. Poco después, en septiembre, la misma socimi completó la compra del centro comercial Portal de la Marina, en Ondara, sobre el que ya poseía el 58% desde 2014, adquirido nada más 'nacer'. En total, la inversión se valora en 24,5 millones de euros.

Noticias relacionadas

next