X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz benidorm maría jesús pinto Ikea

ELABORACIÓN DEL PRÓXIMO PRESUPUESTO MUNICIPAL

Alicante se pone las pilas con las cuentas de 2018: Hacienda reclama ya peticiones a todo el tripartito

12/05/2017 - 

ALICANTE. Con dos años de retrasos, basta. El tripartito de Alicante, o cuando menos, la Concejalía de Hacienda, está dispuesta a forzar la máquina para que los presupuestos de 2018 no sufran las demoras que se han registrado en la aprobación de las cuentas de 2016 y 2017, de modo que ya ha emplazado de modo informal a los titulares de la mayoría de áreas a presentar sus propuestas y estudios de necesidades para comenzar a trabajar en su elaboración.

Ese requerimiento, que en 2016 se produjo entre septiembre y octubre, se trasladará de modo oficial a todos los departamentos en cuestión de días con una fecha de referencia en el horizonte: todas las áreas deberán presentar un primer avance de peticiones antes de que se cierre el mes de junio. A priori, no debe suponer ningún contratiempo, ya que los tres aliados al frente del Ayuntamiento (PSOE, Guanyar y Compromís) ya convinieron el pasado mes de diciembre, durante la gestación de las cuentas de este 2017, que las peticiones que no se incluyesen en esta planificación económica se incorporarían en años venideros. Es decir, que cada concejalía ya debería contar con un listado de preferencias preparado.

El único condicionante que puede alterar esas previsiones es la ejecución de las llamadas inversiones sostenibles: los proyectos que podrían ejecutarse este mismo ejercicio (2017) mediante el remanente del presupuesto de 2016 que no llegó a gastarse. La suma de ese sobrante que no se reoriente a financiar obras (con el límite de que ninguna de ellas debe generar nuevas necesidades económicas) se destinará a amortizar deuda. 

Según pudo constatar Alicante Plaza, Hacienda todavía no ha cerrado el cálculo de ese remanente (está en su última fase). Además, se sigue pendiente de cómo se regule en la Ley de Presupuestos Generales tanto el techo de gasto como la obligación de tener que utilizar esos remanentes presupuestarios del año precedente con la fecha límite de diciembre del año presente. La propia edil de Hacienda, Sofía Morales (PSOE), subrayó el miércoles, en declaraciones a Radio Alicante, que la retirada de ese condicionante de calendario, solicitada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), facilitaría el trabajo y "ampliaría el aprovechamiento para la ciudad". 

Todas las áreas deberán presentar sus propuestas y necesidades antes de que concluya el mes de junio

Sea como fuere, el objetivo del tripartito y la obsesión de Hacienda es comenzar a trabajar ya en la confección del proyecto de presupuestos, aunque esos dos frentes sigan abiertos (cierre del remanente y fecha límite para gastarlo). Así, el inicio de su elaboración coincidiría con la entrada en vigor de las cuentas de este año que, salvo cambio de criterio de los dos concejales no adscritos, quedará aprobado definitivamente este viernes en el transcurso de un pleno extraordinario. De hecho, la voluntad de avanzar la tramitación de las cuentas deriva, precisamente, de la necesidad de negociar el respaldo de la oposición. 

Como viene publicando este diario, los tres socios que componen el tripartito confían en que la disponibilidad de fondos les permita licitar actuaciones pendientes y, de este modo, dar un nuevo impulso a la gestión y capear las controversias desencadenadas a lo largo del último mes y medio: desde los contratos de comercio, hasta el proyecto para ampliar el paseo peatonal de La Explanada, pasando por la suspensión del encuentro con Ikea y el despido de la cuñada del portavoz del PP, Luis Barcala, entre otros.                   

Noticias relacionadas

next