X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

propuesta de acuerdo DEL TRIPARTITO EN PRÓXIMA JUNTA DE GOBIERNO

Alicante activa ya la rebaja del IBI para aplacar el último 'catastrazo' de Montoro

El tripartito planea reducir en torno a un 5% el tipo por el que se calcula el impuesto como medida correctora que evite una subida de los recibos, tras el aumento de los valores catastrales acordado por el Gobierno. La propuesta del Ministerio de Hacienda prevé un coeficiente de incremento automático de entre 1,03 y 1,08 para la ciudad y otras 10 capitales de provincia

7/12/2016 - 

ALICANTE. El tripartito de Alicante (PSOE, Guanyar y Compromís) toma medidas y activa su plan contra el nuevo catastrazo de Montoro. La Concejalía de Hacienda prevé elevar a la Junta de Gobierno de la próxima semana una propuesta de acuerdo por la que se pretende rebajar en torno a un 5% el tipo que rige para el cálculo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) con el propósito de aplacar el incremento de los valores catastrales acordado en el Consejo de Ministros el pasado viernes a través de un Real Decreto-Ley. Esa resolución, publicada en el BOE el sábado, afectaba a 2.452 municipios del conjunto del país, once de ellos capitales de provincia como sucede en el caso de Alicante. Esa lista de grandes ciudades afectadas por la subida catastral la completan Valencia, Badajoz, Córdoba, Teruel, Cádiz, Granada, Huelva, Tarragona, Huesca o Jaén, según publica el diario Expansión en su edición del lunes.

En realidad, la medida es de obligada aplicación para todas aquellas poblaciones en las que se mantengan ponencias catastrales aprobadas antes de 2004. En el caso de Alicante, la última actualización catastral se llevó a cabo hace justo dos décadas, en 1996, de modo que no existe otra escapatoria posible para esquivar la temida subida de los recibos que no sea la de la rebaja del tipo impositivo.

En concreto, la disposición establece subidas automáticas de los valores catastrales -la base imponible del IBI- con coeficientes que oscilan entre el 1,03 y el 1,08 para esos municipios con valores catastrales sin revisar desde antes de 2004. Para los que los hayan actualizado entre 2005 y 2011, el coeficiente de incremento propuesto es menor, de entre el 0,87 y el 0,92. El objetivo perseguido por el Ministerio de Hacienda que dirige Cristóbal Montoro es que el valor catastral de los inmuebles se acerque al menos al 50% de su precio real de mercado. Es, en suma, una medida que trata de mejorar el sistema de financiación municipal, ya que la recaudación del IBI constituye la principal vía de ingresos para los ayuntamientos con la que sufragan costes de personal y una parte de los servicios públicos que de ellos dependen.  

Hacienda tenía prevista la reducción desde octubre pero la dejó sobre la mesa hasta conocer la cuantía del incremento acordado por el Gobierno Central 

Con todo, la intención de la Concejalía de Hacienda es bloquear y dejar sin efecto ese incremento con una rebaja también automática del tipo impositivo: es decir, se reducirá el multiplicador para que el importe del recibo de 2017 siga siendo el mismo que se pagó en 2016. El tripartito ya tenía sobre la mesa a mediados de octubre una propuesta en ese sentido, con una reducción del tipo de un 5%, pero acabó aplazándola hasta conocer cuál iba a ser el incremento real que iba a acordar el Gobierno central. Una vez conocido, todo parece indicar que se mantendrá la rebaja prevista en ese porcentaje, según avanzó la edil de Hacienda, Sofía Morales, a Alicante Plaza. Se trata del mismo porcentaje de rebaja que el tripartito ya decidió aplicar para el año 2016 precisamente con la misma finalidad de equilibrar la subida catastral acordada por el Gobierno central, sin aumentar la presión fiscal sobre los ciudadanos.

Como publicó este diario, lo cierto es que la renuncia a la llegada de esos ingresos extra que se hubiesen generado sin la rebaja del tipo no ha supuesto ningún quebranto económico para las arcas municipales, ya que esa merma se estaría cubriendo con mayor eficacia recaudatoria. Hasta noviembre de este año, Alicante ha recaudado 6,9 millones más por el IBI en periodo voluntario que a lo largo de todo 2015 y, además, se habría ahorrado los 1,8 millones con los que se habría tenido que compensar al organismo tributario de la Diputación Provincial, Suma, por llevar a cabo esa recaudación. El Ayuntamiento rescató esa tarea a finales de 2015.  

Noticias relacionadas

next