X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

licencia de derribo controlado para el antiguo cinco estrellas

Adiós al Hotel Sidi: el Grupo TM logra permiso para reducirlo a escombros en seis meses

La promotora logró permiso el 24 de noviembre, menos de tres meses después de presentar la solicitud. La Concejalía de Urbanismo le insta a acreditar la contratación de un gestor autorizado de residuos para eliminar los escombros. El coste de los trabajos de derrumbe superará los 343.000 euros y se respetarán los 263 ejemplares arbóreos preexistentes en el solar

1/12/2016 - 

ALICANTE. El antiguo Hotel Sidi de Playa de San Juan, primer y único establecimiento de cinco estrellas de la ciudad de Alicante hasta la apertura del Amérigo, hace once años, quedará reducido a escombros en el plazo de seis meses, cinco años después de su cierre. TM Grupo Inmobiliario, a través de su filial Torreviñas SLU, acaba de obtener la licencia de demolición controlada para llevar a cabo el derribo del inmueble, situado en una ubicación privilegiada -uno de los solares más codiciados de toda la provincia, puede que el único libre en primera línea de playa- como primer paso para ejecutar su nuevo proyecto: un resort de lujo de unas 165 viviendas distribuidas en diez torres con todo tipo de comodidades.

Según pudo constatar Alicante Plaza, la firma con sede en Torrevieja cuenta con el permiso municipal concedido de manera oficial mediante decreto del edil de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón (Guanyar), desde el 24 de noviembre. Es decir, menos de tres meses después de que se presentase la solicitud (el plazo legal previsto en la Ley de Ordenación del Territorio, LOTUP, es de dos meses), el pasado 9 de septiembre.

Como adelantó este diario, la demolición debe ejecutarse siguiendo el estricto protocolo previsto en el Real Decreto 105/2008 del Ministerio de Presidencia por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición. Entre sus principales obligaciones, al margen de implantar medidas correctoras para evitar la propagación de polvo y la de cumplir los horarios previstos en la ordenanza de ruido para garantizar el descanso de los residentes del entorno, figura la de poner todo el volumen de escombros generado durante el proceso en manos de un gestor de residuos autorizado. De hecho, el decreto de concesión de licencia insta a TM a presentar la documentación acreditativa del gestor que se seleccione para tener todas las garantías del cumplimiento de la ley, como viene haciéndose desde el principio del actual mandato. La contratación de ese gestor, según pudo precisar este diario, tendrá un coste de 104.000 euros.  

Además, la promotora se compromete a respetar los ejemplares arbóreos preexistentes en el solar, bien manteniendo su emplazamiento actual o transplantándolos a otras zonas, pese a no estar obligado legalmente a hacerlo. Urbanismo requirió a TM hace menos de un mes para que aportase un informe agronómico en el que detallase la cifra y la tipología de ejemplares presentes. De acuerdo con ese estudio, se trata de 263 árboles, en su mayoría palmeras. El informe se aportó el 23 de noviembre y la licencia se concedió sólo un día después. 

El coste de ejecución de toda la demolición -el inmueble del hotel, la zona de párking y las pistas de tenis y de pádel- es de 343.000 euros. Se realizará por plantas, mediante maquinaria de desescombro y sin voladuras. La promotora tendrá que aportar una fianza de 3.100 euros para cubrir posibles desperfectos en la vía pública.

TM adquirió el solar y el inmueble del antiguo hotel en pública subasta (convocada por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante, responsable del concurso de acreedores de la empresa propietaria, Sidi Española, y de su liquidación posterior) tras presentar una oferta final de 22,5 millones de euros, el pasado mes de abril. Los tribunales ya han desestimado los recursos presentados contra esa adjudicación por otros licitadores, entre ellos una cooperativa representada por el presidente de Cepyme, Cristóbal Navarro.

La promotora no ha presentado todavía el proyecto de construcción del futuro residencial, del que sólo se conocen algunos detalles por su anunciada semejanza a la promoción que el grupo está desarrollando en Benidorm, Sunset Drive, con precios de venta que oscilan entre los 225.000 (las viviendas de dos habitaciones) y los 756.000 euros (las de cuatro). De hecho, el director general de TM, Pablo Serna, ha venido manifestando en sus últimas declaraciones al respecto que el grupo barajaba la convocatoria de un concurso de ideas para acabar de definir el diseño arquitectónico. La promotora, creada en 1969 y con sede central en Torrevieja, confía en tener finalizada al menos la primera fase del nuevo complejo residencial a principios de 2019.

Noticias relacionadas

next