X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PANEL DE EXPERTOS

Cómo se comportará la bolsa en 2017 y qué hacer para lograr buenas rentabilidades

2/01/2017 - 

De izq. a derecha arriba: Alberto Girona (Banco Finantia), Antonio Aspas (Buy & Hold EAFI), Araceli de Frutos (Araceli de Frutos EAFI), Javier Navarro (GBS Finanzas), Felipe Albiol (Andbank) y Juan M. Damià (Tressis). Abajo, y por el mismo orden, Isabel Giménez (FEBF), José M. García (ATL Capital), Christian Dürr (ETICA Patrimonios EAFI), Juan Espinós (Renta 4), Francisco Varea (Edetania Patrimonios) y Víctor Ruiz (Qrenta AV)


VALENCIA. Año nuevo y ¿mismas incertidumbres en los mercados financieros? A decir de la docena de expertos valencianos consultados por este diario parte de esas incertidumbres deberían resolverse este año comenzando con los planes de Donald Trump una vez jure su cargo como presidente de Estados Unidos el próximo 20 de enero.

El factor político va a marcar -y mucho- la marcha de los mercados porque países de la talla de Alemania y Francia, entre otros, celebran elecciones. Pero la cosa no queda ahí porque Reino Unido llevará a cabo el 'desenchufe' de la Unión Europea en la próxima primavera; mientras las autoridades italianas siguen tratando de evitar un colapso en su sector bancario.

Las políticas monetarias a ambos lados del charco también condicionarán la marcha de los mercados, con Estados Unidos en pleno proceso de subidas de tipos y Europa -o mejor dicho la Eurozona- cada vez más próxima a su fin del Quantitative Easing (QE) del BCE, toda vez que a partir de abril Draghi y los suyos irán levantando el pie del pedal de las compras masivas de deuda.

Todo ello sin olvidar los riesgos geopolíticos, China, el petróleo, América Latina... Demasiadas incógnitas en el camino de unos inversores que deberán moverse con precaución -y siempre bien asesoados- para tratar de conseguir buenas rentabilidades. Y para ello qué mejor que conocer las impresiones de doce expertos financieros de la 'City' valenciana, con el fin de tener una mayor pluralidad de opiniones. 

Alberto Girona, director del Banco Finantia en Valencia

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-Si bien nuestro mercado ha cerrado el año rezagado respecto a las principales bolsas mundiales, el comportamiento del Ibex 35 en el último trimestre nos da motivos para ser optimista en 2017. Los datos macroeconómicos domésticos junto a las perspectivas de resultados de nuestras cotizadas son factores que juegan a favor de posibles subidas. Los factores políticos pueden aportar mayor incertidumbre y serán un catalizador muy a tener en cuenta para 2017.
 
-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Quizás a nivel sectorial, el principal foco de atención para este arranque de año esté en el sector financiero, con el mercado muy pendiente de ver si se confirma la mejora del entorno apreciada en los últimos meses o vuelve la inestabilidad a uno de los sectores más castigados en bolsa en los últimos ejercicios.
 
-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-A pesar de sus reducidas rentabilidades, si hablamos de ahorrador lo más apropiado es remitirle a un depósito a plazo; en la actualidad nosotros remuneramos este producto con rentabilidades por encima del 1%, lo que en un contexto de baja inflación sigue siendo atractivo para el ahorrador. Si esas rentabilidades no son suficientes se puede subir un escalón más y acompañar al depósito de una cartera de fondos de inversión de bajo riesgo.


Antonio Aspas, socio fundador de Buy & Hold Asesores EAFI

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-Como inversores value intentamos no predecir lo que va a hacer la bolsa sino encontrar compañías que consideremos infravaloradas. Dicho esto creemos que la bolsa europea, tras el mal comportamiento relativo de los últimos años, debería tener un buen comportamiento porque estamos un momento bajo del ciclo y esperamos que la mejora económica empiece a reflejarse en las empresas.
 
-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Las cinco principales posiciones en Rex Royal son CIE Aumotive, Viscofan, ING, Plastic Omnium y LVMH. Pero tengo que decir que no me gusta recomendar valores concretos, ya que las circunstancias cambian y aunque ahora pueda recomendar estos valores, mañana podemos cambiar de opinión y venderlos; mientras que alguien que siga esa recomendación sigue manteniéndolos. Por lo que si un inversor no realiza un seguimiento continuo de los mercados, debería invertir a través de fondos de inversión.
 
-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-En bolsa más que riesgo tienes volatilidad, lo que pasa es que normalmente los inversores no distinguen entre ambas cuando realmente sí que lo son. Volatilidad es la posibilidad de sufrir una pérdida temporal frente al riesgo, que es la posibilidad de que tengas una perdida permanente en la cartera. Cuando inviertes en bolsa de manera diversificada y sin necesidad de ese capital durante un largo periodo de tiempo, las posibilidades de sufrir una perdida permanente son prácticamente nulas. Para un inversor que no pueda o quiera soportar una perdida, aunque sea temporal, le recomendaría que no salga de los depósitos bancarios.

Araceli de Frutos, fundadora de la EAFI unipersonal del mismo nombre

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-En teoría subirá, en la práctica… veremos. Para que suban los mercados bursátiles, no sólo el español, es necesario que los beneficios empresariales crezcan. Así, en teoría la bolsa española encara el año 2017 con buenas perspectivas, con estimaciones de beneficios al alza. En cuanto a valoración se encuentra infravalorada respecto a otras bolsas y actualmente cotiza a un PER por debajo de su media histórica. En cuanto a las características particulares del mercado español nos encontramos con que el índice de referencia español tiene mucho peso en el sector bancario y geográficamente en Latinoamérica. En el sector bancario estará ayudado por la continuidad de la política monetaria del BCE y por los posibles procesos de fusión que se produzcan; mientras que en Latinoamérica las buenas perspectivas para Brasil o México podían ayudar también al índice español. Hasta aquí la teoría, en la práctica o en la realidad, también va a existir elementos de riesgo o distorsionadores al margen de los económicos como el riesgo geopolítico en Europa (puesta en marcha del Brexit con la invocación del artículo 50, elecciones europeas y auge del populismo), el fin de las compras por parte del BCE o el impacto de una bajada en las bolsas estadounidenses que también hará caer a las europeas.
 
-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Primero de todo lo que le recomendaría es que invierta en lo que entienda y que esté cómodo con el riesgo que se asume y el plazo en el que pretende conseguir la rentabilidad deseada. En cuento a valores estaría en sectores cíclicos como el de construcción, pero también en sectores más bien defensivos como alimentación, telecomunicaciones o eléctricas que en valoración están volviendo a recuperar su atractivo poco a poco. No obstante, la selección de valores va a ser la clave. En cuanto a empresas concretas en bolsa española Logista, Melia, Ferrovial, Iberdrola, Enagas, e Inditex y en bancos BBVA creo que ofrecen aún atractivo para la inversión a largo plazo. En Europa Ahold, Danone, Orange, Deutsche Telekom, Vinci, ING y Axa son parte de nuestra selección.
 
-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-Reitero primero lo comentado anteriormente: que entienda y que esté cómodo con el riesgo que se asume y el plazo en el que pretende conseguir la rentabilidad deseada. Creo que actualmente el riesgo en el que se incurre al invertir en renta fija es mayor que si se invierte en renta variable, pero para el pequeño inversor la opción más diversificada y de modulación del riesgo es la inversión de fondos de inversión. Por ejemplo fondos mixtos, con baja volatilidad, con rentabilidades y comportamiento consistentes que preserven el capital.

Javier Navarro, director de GBS Finanzas Valencia

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-Esperamos un comportamiento positivo de la renta variable española. La subida de las acciones provendrá de la recuperación esperada en los beneficios por acción de las compañías cotizadas, que esperamos sea superior al 10%. Además de la rotación que se está produciendo en la composición de las carteras que está rebajando exposición a renta fija, especialmente en los plazos más largos, para destinar los fondos a la inversión directa en acciones. Todo esto en un escenario de tipos de interés muy bajos que ofrecen poco atractivo para mantener posiciones en efectivo.

-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Recomendamos tener una cartera de valores ampliamente diversificada tanto sectorialmente como a nivel internacional. Nos parece fundamental tener un horizonte de inversión a largo plazo pues no descartamos escenarios de volatilidad el próximo año por la cantidad de elecciones que Europa. Va a ser buen momento para el 'stock picking' (selección de acciones) con especial preferencia por las 'small caps' y empresas financieras.  Como ideas de inversión podemos citar Bankia, Talgo, Daimler, Samsung, ING y Orange.

-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-Para obtener algo de rentabilidad el inversor se va a ver obligado a aceptar algo de riesgo pues no hay casi alternativas. A parte de lo ya citado, le recomendamos fondos de inversión de renta fija con vencimientos inferiores a tres años y fondos de retorno absoluto.  En esta categoría hay pocos fondos bien gestionados por lo que es necesario recibir el adecuado asesoramiento financiero.


Felipe Albiol, banquero senior de Andbank

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-2017 se presenta como un año en el que en Europa prevemos que se produzca la ansiada mejora de las ventas y, sobre todo, de los márgenes. A ello ayudarán el impulso cíclico que a nivel global se deja notar y la recuperación de los tipos de interés en algunos mercados ('reflation'). Es cierto que en Europa aún seguimos con políticas expansivas, pero al otro lado del Atlántico éstas están virando. Los retornos más probables de las bolsas serán moderados y dentro de los índices europeos, el selectivo Ibex 35 español es el que nos ofrece mayor atractivo. El sesgo del índice hacia Latinoamérica -que toca suelo y empieza a mejorar-, hacia el sector bancario -que deja a tras casi todas las malas noticias- y otros elementos -como la estabilidad política ‘realtiva’- nos hacen pensar que será el índice europeo, dentro de los grandes, que mejor se comporte. Esperamos que sin expandir sus múltiplos (15,1 veces) pueda alcanzar retornos por encima del 6%. Eso sí, merece la pena reseñar que el año está plagado también de acontecimientos de carácter político que podrían desestabilizar nuestro escenario. Por ejemplo, la serie de elecciones con resultado incierto en Alemania o Francia. O que China y las políticas de Donald Trump serán seguidas con interés.

-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Nuestra cartera en España incluiría al menos dos grandes bancos como el Santander y CaixaBank. Una socimi (Merlin Properties) para seguir de cerca el impulso que se vive en el sector inmobiliario. Incluiríamos también a Endesa, una compañía que genera un sólido 'free cash flow' y que por sus particulares condiciones accionariales casi asegura un buen reparto de dividendo (rentabilidad por dividendo estimada del 5%). Además podríamos completar la cartera con peso en Meliá Hoteles, IAG o Ferrovial. Como se ve, siendo una cartera equilibrada, pretende tener un cierto sesgo cíclico apoyándose en el sector financiero. En todo caso, una recomendación que se debe hacer un inversor es la de diversificar. Una cartera de valores sólo españoles conlleva más riesgos de los necesarios. Una visión global en las carteras siempre es recomendable. En este sentido, como muestra, diríamos que valores como Total, Ingenico, Celgene o Google son recomendables en carteras amplias de renta variable.

-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-Uno de los puzles que los financieros estamos resolviendo es el de ofrecer retornos atractivos a los inversores más conservadores. Con tipos de interés negativos o cercanos a cero, la tarea se vuelve complicada. Sabemos lo que hay que evitar en las carteras más conservadoras. La renta fija con mucha duración, hay que tratar de huir hacia activos con liquidez y tratar de sacar beneficio de un escenario reflacionista, activos flotantes que protegen del repunte de la inflación que vivimos. Dado que la renta fija ofrece alguna dificultad añadida a la de la renta variable tickets más elevados, gestión del riesgo de impago,…-, nuestra recomendación es la de invertir a través de fondos de inversión que tengan una gestión activa y traten de sacar rédito de una gestión activa dentro de una categoría tan compleja como es la renta fija. Tenemos un listado de fondos que permite cubrir estas necesidades y que ponemos al servicio de los inversores a través de su banquero. Ésta es la enseñanza más potente que podemos dejar para un inversor: el valor del asesoramiento profesional. Personas que entienden de las necesidades de personas.


Juan Miguel Damiá, director de Tressis SV en Valencia

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-El año 2017 lo vamos a estrenar con un nivel de incertidumbre similar al que dejamos atrás, pero esa incertidumbre se va a desplazar más hacia Europa. Pero eso sí: siempre y cuando Trump y compañía no revuelvan el avispero, pues es en esta zona donde van a darse los acontecimientos conocidos más relevantes como el rescate del sector financiero italiano, las negociaciones sobre el Brexit y elecciones en Holanda, Alemania o Francia, entre otros. En el caso de España, puede que la corriente sobre lo que ocurra en esos acontecimientos nos arrastre -para bien y para mal-, o podría ser que nos comportáramos como un pequeño oasis si conseguimos aislarnos del ruido. Creo que será muy complicado ser inmunes a todo lo que nos viene. Lo que parece claro es que nosotros no deberíamos ser uno de los focos de riesgo dentro del continente y eso en sí ya es un factor positivo.

-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Pues en un contexto de consolidación del crecimiento y de recuperación del consumo, pero con muchos desafíos aun en el horizonte, podríamos optar por buscar un equilibrio entre compañías defensivas y prociclo. Además de los valores fondo de armario que suelen tener los inversores, podríamos nombrar algunas ideas como Amadeus -con exposición a tecnología y ocio al mismo tiempo-; Meliá -sector hotelero, aprovechando el buen momento del turismo y la fortaleza del dólar desde la victoria de Trump, ya que la mitad de sus ingresos son en esa divisa; Mediaset -por su balance saneado y en línea con las tendencias de consumo-; Atresmedia -otra opción dentro del sector por si queremos evitar el culebrón Mediaset-Vivendi-; o ACS por su presencia importante en EE UU a través de filiales que puedan optar a las inversiones en infraestructura que impulsará el nuevo gobierno americano, y en proceso de reducción del endeudamiento de la compañía.

-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-La verdad es que es posiblemente el más desamparado en estos momentos, porque no hay rentabilidad sin riesgo. Con unos depósitos sobre el 0,15% de rentabilidad anual, el paso más inmediato sería buscar planes de ahorro que se muevan entre el 0,50%-0,70% para tener una rentabilidad asegurada y no depender de la evolución de los mercados. Fuera de ese entorno ultraconservador, podríamos buscar fondos de inversión conservadores, ya sea de renta fija -ojo para ese perfil que deberían tener muy poca duración o invertir en bonos flotantes con exposición a EE UU- o mixtos defensivos con una exposición a renta variable muy acotada.

Isabel Giménez, directora general de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF)

-¿Cómo prevé que se comporte los mercados financieros en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-Desafortunadamente, los gráficos muestran como los últimos años ha tenido más peso en las decisiones de los inversores la estabilidad macroeconómica que los indicadores de coyuntura, por eso las previsiones bursátiles son prudentes, diagnosticando estancamiento o incluso retrocesos. En el horizonte del corto plazo, para EE UU la revisión por parte de los mercados de los 100 primeros días de Trump, y en marzo próximo la renegociación del techo de deuda -el resto de indicadores macroeconómicos son muy positivos-, serán posibles fuentes de turbulencia. En el caso europeo, Grecia con sus desplantes a Bruselas y su concesión de pensiones a rentas mínimas supone jugar con fuego en un momento complicado; y sobre todo el Brexit, con el ajuste fino por parte de autoridades europeas y británicas sobre la aplicación del artículo 50 del Tratado de la Unión Europea. En 2017 parece que el activo claramente perdedor va a ser la renta fija y no precisamente por una posible escalada inflacionaria, ni porque los bancos centrales dejen de cantar sus arias, simplemente los tipos están anormalmente bajos y a medida que se atemperen la percepción de riesgo se normalizará sin poner en riesgo la recuperación. Sin embargo, esta transición generará minusvalías en las posiciones de renta fija, corrigiendo excesos. Los inversores hipotecados no deberían, en principio, preocuparse. La bolsa, salvo sustos puntuales, lo seguirá haciendo bien. Y aunque es una visión de bastante consenso, la europea podría llegar a despuntar. El sesgo de los índices europeos a financieras y cíclicas va a resultar determinante. Hasta ahora han captado su recuperación y, probablemente, como ya se empieza a ver, liderarán el movimiento.
La bolsa española va a brillar con luz propia. No tanto el Ibex 35 sino aquellos otros valores históricamente anodinos fuera del radar de los inversores institucionales. Sensu contrario, las compañías percibidas como buenos nombres en las que se ha refugiado el dinero durante los últimos tiempos probablemente tengan peor comportamiento relativo, por estar caras. Así, 2017 puede ser de 'back to basics' donde la experiencia será un grado. Las diferencias de comportamiento entre los distintos tipos de activo van a ser significativas. Conocimiento y paciencia son las claves del éxito.

-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Valores líderes en su sector (Inditex, Arcelor y Acerinox), o con productos diferentes, I+D rentable, clientes internacionales y dirección financiera prudente -con buenas proyecciones de flujos de caja-. Los fundamentales, hoy más que nunca, son la clave de la rentabilidad. En cuanto al sector financiero, existen países europeos que todavía no han realizado su reestructuración, de manera que seguirán dando sobresaltos a no ser que el BCE intervenga -FMI mediante- con más mano dura por el bien de todos. A escala global, las fintech y los cambios regulatorios determinarán su evolución, así que seremos testigos de operaciones corporativas (M&A) y oportunidades de inversión. En EE UU, además de las infraestructuras, el sector salud (enfermedades cardiovasculares, bioterapias enfermedades crónicas) y el tecnológico (big data, inteligencia artificial, internet de las cosas), también pueden ofrecer buenas alternativas. En países emergentes, y para los inversores dispuestos a asumir mayores riesgos, los últimos acontecimientos han mostrado ventanas de oportunidad inesperadas en India, Indonesia, Argentina, Brasil o Sudáfrica.

-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-Lo mejor es la diversificación por tipo de activos, plazos y riesgos. Y, además de ello, incorporar en sus ecuaciones la planificación del ahorro a largo plazo. Las perspectivas demográficas europeas dan miedo, y las incorporaciones al mercado laboral son con menores salarios, de manera que hay que separar más dinero y antes para este tipo de operaciones. En este sentido, se debería revisar el diseño de la figura de los planes de pensiones a lo largo de todo su periodo de maduración, no solo al hacer las aportaciones sino hasta su rescate para hacerlos más atractivos; y ya puestos liberalizar el sector. Hoy por hoy, la curva de tipos no ayuda a que sea una alternativa atractiva y cada vez disponemos de menor margen de tiempo. De momento, como cirugía de urgencia existen fondos de inversión y ETFs de autor que aplican el 'value investment' (AZValor, Magallanes, Buy&Hold) con selección de valores muy interesante que pueden resistir un viaje de larga duración con rentabilidad media superior a índices. A veces, el hecho de que los gestores tengan sus propios ahorros invertidos en los fondos gestionados es un elemento diferencial a tener en cuenta.

José Manuel García, socio-director de ATL Capital en Valencia y responsable Zona Levante

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-En general, y tras dos años malos, somos optimistas con las bolsas europeas. En particular la bolsa española podría hacerlo mejor dado el potencial de crecimiento que presenta nuestra economía de cara a 2017, una mayor estabilidad política y unas valoraciones más atractivas frente al resto de mercados desarrollados. Por contra, pensamos que la volatilidad va a seguir en el mercado. En Europa tendremos elecciones en Francia, Alemania y Holanda. Otro factor que será determinante será la evolución de los tipos a largo en Estados Unidos. Actualmente una de nuestras mayores preocupaciones son los precios actuales de los mercados de renta fija.
 
-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Combinaríamos valores cíclicos expuestos al crecimiento económico junto con títulos con buenos fundamentales que hayan tenido un mal comportamiento en 2016. Ferrovial, Inditex, Sanofi, Santander y Telefónica podrían ser una buena opción.
 
-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-Son los inversores más conservadores los que más dificultades encuentran para obtener una mínima rentabilidad sin riesgo, dado el entorno de tipos a corto en negativo. En este contexto, si se quiere obtener algo de rentabilidad se tendrá que asumir un cierto riesgo. En renta fija soberana y corporativa no vemos muchas opciones dadas las valoraciones actuales. Vemos valor todavía en 'high yield' con duraciones cortas. Otra opción sería empezar a entrar en bonos americanos con cupones flotantes denominados en dólares. También, y como alternativa a los fondos de renta fija, una cartera de fondos de gestión alternativa multi-activo con baja volatilidad.


Christian Dürr, responsable Área Inversión ETICA Patrimonios EAFI

¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-Dependerá mucho del comportamiento de los valores con más peso dentro del índice que se mira. El Ibex 35 dependerá principalmente de los bancos y en este sector pesa todavía mucho la dificultad de obtener/mantener márgenes en un entorno de tipos bajos. En este sentido puede haber algo más de luz para los bancos españoles en caso de que veamos otra ligera subida de tipos en EE UU en marzo. De lo contrario no cambiaría demasiado el escenario y seguiríamos en la línea actual. En global pienso que la bolsa española puede hacerlo relativamente mejor que otros mercados maduros europeos. En todo caso habrá que tener el valor de aguantar las tensiones que podrían aparecer por el Brexit y las elecciones francesas y alemanas.

-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Una cartera diversificada con algo en Europa y España y también con exposición hacia Estados Unidos. En Europa nos gustan SAP, Vinci y Fresenius. En España, Miquel y Costas, Azkoyen, Bankinter e Iberdrola; mientras que en Estados Unidos, Danaher, Pepsico, Berkshire Hathaway y Apple.

-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-Fondos de inversión de ‘autor’, con perfil de riesgo máximo ‘moderado’ y donde el gestor dispone de la máxima flexibilidad en cuanto a activos, siempre poniendo el acento sobre ‘la prevención del capital’ y el control del riesgo (volatilidad). A partir de ahí, si alguien no quiere en absoluto que el nominal pueda fluctuar, existen todavía algunos seguros de vida-ahorro que pagan rozando el 1-1,2% de tipo anual. Para el que quiere asumir algo más de riesgo se puede buscar solución con una cesta de pagarés con vencimientos a corto plazo. Como aquí se trata de productos de otro perfil de riesgo, muchos combinan este último con el fondo de autor y el seguro de vida-ahorro mencionado al inicio. Con un ‘mix’ adecuado puedes elevar así la rentabilidad media anual por encima del 2,5% para un perfil de riesgo moderado.


Juan Espinós, director de Renta 4 en Valencia

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
- Es difícil prever el comportamiento de todo un año bursátil pero probablemente en 2016 hemos visto los niveles mínimos  de beneficios de las empresas españolas desde el año 2010. El mercado debería empezar a cotizar la mejora de la macro española. Nuestra economía se ha anotado crecimientos cercanos al 3%, mientras que el Ibex 35 no ha recogido estos buenos datos debido al relevante peso del sector financiero en el mismo. Pensamos que si la mejora de beneficios viene apoyada por el aumento de las ventas, unido a unas favorables condiciones financieras (BCE), el potencial de revalorización será importante. Además, tenemos que tener en cuenta que existen otros factores que condicionan la marcha de la bolsa española, entre ellos los más relevantes serán nuevamente los factores políticos. Las elecciones en Alemania y Francia serán los principales focos de atención. Por su parte, las dudas sobre el inicio de las negociaciones para la salida de Reino Unido de la UE pueden traer incertidumbre en las compañías más expuestas al mercado inglés. Por último, desde EE UU las políticas fiscales y comerciales que implemente  la nueva administración presidida por Donald Trump, que tomará posesión de su cargo el próximo 20 de enero, centrarán el foco de atención en los primeros compases de 2017.
 
-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
- En el estratégico de este año para España tenemos dos carteras: la de 'Cinco Grandes' compuesta por Telefónica, Banco Santander, Enagás, Cellnex e Indra; y la 'Cartera Versátil' con Ferrovial, Cellnex, DIA Supermercados, Telefónica, Enagás, Banco Popular, Banco Santander, Merlin Properties, Amadeus e Indra.
 
Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-Una alternativa son los fondos de inversión donde hay una amplia gama de posibilidades de inversión, según el perfil de cada inversor. Las principales bonanzas de este tipo de activo radican en la diversificación, liquidez, gestión profesional y fiscalidad.

Francisco Varea, socio director de Edetania Patrimonios

-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-La mejora de expectativas macro en España, que aunque moderará su crecimiento en 2017 seguirá creciendo por encima de la media europea, junto al esperado repunte de los beneficios empresariales deberían dar soporte a la bolsa española. Además, el BCE continuará con su programa de compras durante todo el año pero a partir de la segunda mitad de 2017 empezarán los temores al posible 'tapering'. El calendario político en 2017 será muy relevante dado que países como Holanda (marzo), Francia (junio) y Alemania (noviembre/diciembre) celebrarán elecciones generales con los temores de auge de populismo que podrían derivar en nuevos referéndums como el de Reino Unido y avivar los temores de ruptura del euro. A nivel político, tampoco hay que olvidar el inicio de negociaciones con Reino Unido para su proceso de salida. Otro posible factor desestabilizador será la evolución de China. Aunque se ha empezado a moderar la salida de capitales, la burbuja inmobiliaria continúa expandiéndose. También destaca el hecho de que, a diferencia de lo que sucedió en agosto de 2015, durante 2016 el yuan ha continuado debilitándose de forma importante sin que, de momento, haya preocupado a los inversores. Y, sin duda, el mercado estará muy atento de la toma de posesión de cargo de Donald Trump el próximo 20 de enero y de si modera o no el discurso utilizado durante la campaña así como las medidas proteccionistas anunciadas
 
-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Al margen de los posibles eventos comentados anteriormente, a nivel de fundamentales macro y microeconomía, el entorno es propicio para la inversión en activos de riesgo. El repunte de tipos, si la situación de la banca italiana lo permite, debería favorecer al sector financiero dado que es el sector con mayor correlación positiva. Asimismo, durante 2017 podríamos vivir una nueva oleada de concentraciones en el sector financiero Las dudas sobre el proteccionismo de Trump, el grado de dureza del Brexit y la depreciación de las divisas emergentes podrían favorecer a la banca con negocio doméstico respecto a la gran banca española; aunque la mejora macro de Latam y el repunte del precio de la materias primas debería suaviza este efecto. En cambio, el programa energético y de expansión de gasto de Trump podría favorecer a las compañías del sector energético como Tecnicas Reunidas, Repsol, Tubacex o Tubos Reunidos, así como aquellas con presencia local en el sector construcción y concesionario como ACS o Ferrovial. Del mismo modo Grifols, con un 70% de sus ventas en EE UU también se debería beneficiar de la posible reforma del sistema sanitario. Por el contrario, habrá que vigilar compañías como OHL (75% de su beneficio proviene de México), BBVA (40% del beneficio es México), Banco Santander (20% del negocio proviene de Reino Unido), Banco Sabadell (25% Reino Unido), así como del sector turismo dado que una cuarta parte del turismo español procede del Reino Unido.
 
-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-En el entorno de tipos actual es difícil encontrar ideas de inversión que puedan generar rentabilidades positivas. Una posible alternativa sería la inversión en algún fondo de inversión que invierta en bonos americanos de cupón flotante pero con la divisa cubierta. Es una clase de activo de muy baja volatilidad que permitirá beneficiarse de las subidas de tipos en EE UU, ya que sus cupones se irán revisando trimestralmente participando de manera positiva de esa subida de tipos. En cualquier caso, en 2017 un inversor prudente debería  mantenerse alejado de renta fija con duraciones elevadas.


Víctor M. Ruiz, director de Qrenta Valencia AV
 
-¿Cómo prevé que se comporte la bolsa española en 2017 y qué factores condicionarán su marcha?
-Las bajas rentabilidades esperadas para la renta fija deberían incrementar el apetito por el riesgo de los inversores. Para poder ver un buen comportamiento en España será necesaria una campaña de resultados muy propicia y que en Estados Unidos se sigan superando los máximos históricos actuales. Hay menos incertidumbre geopolítica que en 2016 pero siguen existiendo elementos que pueden generar una importante volatilidad: elecciones en Alemania y Francia con un repunte de los partidos más populistas.

-¿Qué cartera de valores le recomendaría a un inversor?
-Se puede mantener una cartera cuyo núcleo siga siendo la renta fija pero siempre que se realice un control exhaustivo de la duración evitando los vencimientos largos. Consideramos apropiado implementar estrategias de baja correlación con los índices para disminuir la direccionalidad de la cartera. Lo anterior lo conseguiríamos con renta variable y fija de mercados alternativos, fondos de autor y multiestrategia.

-Al margen de la bolsa, ¿qué le ofrecería a un pequeño ahorrador poco dado al riesgo?
-Es una situación difícil dada la coyuntura actual de la renta fija. Una opción serían los fondos mixtos de renta fija con alta capacidad de adaptación al momentum de la renta variable. Estructurar una cartera de fondos muy diversificada y poco correlacionada entre sí para protegerse ante eventos de elevada volatilidad. Remarcamos la importancia del ahorro periódico. No solo permite construir una base sólida sino que logra diversificar las compras a lo largo del año minimizando el riesgo de invertir en un momentum contrario. 

Noticias relacionadas

next