Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El madrileño se desvincula de la mercantil que tiene las llaves del Hércules

Zassh y Portillo separan sus caminos

19/02/2020 - 

ALICANTE. Javier Portillo deja de ser administrador de Zassh Tecnológica, la mercantil que tiene 'las llaves' del Hércules.

El exfutbolista pierde todo relación con la citada sociedad, titular del 26% de las acciones del club blanquiazul y que, por otro lado, tiene embargado el 64% de los títulos de la Fundación, la máxima accionista del Hércules.

Enrique Ortiz Carratalá, es decir, uno de los hijos del constructor, sustituyó a Portillo hace una semana (el cambio se inscribió en el Registro Mercantil el pasado 11 de febrero pero la decisión se adoptó a finales de enero) en la condición de administrador mancomunado que sí continúa teniendo Juan Carlos Ramírez.

Esta mercantil creada a finales de 2005 por Ortiz, cuenta con un capital social de 3.006 euros que se reparten al 50% Ramírez por medio de Kuntajara y dos de los hijos del constructor, concretamente, Laura y precisamente Enrique a través de la sociedad Real State GO2.

Zassh tiene las llaves del Hércules

Zassh entró en la vida del Hércules con la adjudicación directa por parte del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) de parte de los activos que habían quedado en su poder en la liquidación de Aligestión Integral.

El 18 de diciembre de 2017 se formalizó ante notario el traspaso de la titularidad de un paquete de acciones del club blanquiazul que representaba el 15% del capital social y del derecho de crédito que mantenía el IVF contra su Fundación, cuyo principal ascendía a 15.425.002,95 euros (deuda que tiene su origen en el aval de 2010 puesto en solfa por la Comisión Europea). Zassh abonó al banco del Consell 508.150 euros, más la totalidad de los gastos vinculados al procedimiento 582/2014 de ejecución de títulos no judiciales que se sigue en el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Alicante y que ascendían a unos 100.000 euros. Esta operación fue posible gracias a la intermediación de Portillo y Quique Hernández, hoy presidente del Hércules, que lograron que el IVF recuperara su voluntad de vender después de que se declarara quebrada una subasta en la que la Ramírez fue el adjudicatario pero que no se llegó a perfeccionar el traspaso por diferencias con el pago de los mencionados gastos.

Noticias relacionadas

next
x