X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Ya se pueden hacer reservas de la nueva generación del Porsche 911 Cabriolet

9/01/2019 - 

MADRID. Porsche España ya acepta pedidos de la versión Cabriolet del nuevo 911, cuyo precio de partida es de 154.395 euros para el modelo de tracción trasera (Carrera S) y de 165.355 para el de tracción total (Carrera 4S).

Las versiones descapotables llegan seis meses después de que se haya lanzado la nueva generación del Porsche 911 Coupé.

Según la marca alemana de deportivos, el 911 Cabriolet continúa una larga tradición que se remonta a 1981, cuando se presentó el prototipo del primer 911 descapotable en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort (IAA).

Esa primera variante salió de la línea de producción en 1982 y ahora le toca a una nueva generación, que destaca por una apertura y cierre del techo de forma más rápida (se tarda 12 segundos) por los nuevos hidráulicos que monta.

El Porsche 911 Cabriolet mantiene el techo de lona

La capota blanda, de accionamiento automático, lleva la luneta trasera integrada y su estructura contiene elementos con superficie de magnesio, que evitan que el techo “se hinche como un globo” a altas velocidades. Además, equipa un deflector de viento extensible de forma eléctrica protege la nuca del impacto del aire.

Tanto el 911 Cabriolet Carrera S de tracción trasera como el Carrera 4S con tracción integral montan un propulsor bóxer turbo de seis cilindros y 2.981 centímetros cúbicos, que ofrece una potencia de 450 CV (331 kW) a 6.500 rpm y un par de 530 Nm entre las 2.300 y las 5.000 revoluciones.

El propulsor ha ganado en eficiencia y ha reducido las emisiones gracias a un proceso de inyección mejorado y a que se han optimizado los turbocompresores y el sistema de refrigeración.

La transmisión, de nuevo desarrollo, es de doble embrague y ocho marchas.

Tiene mayor rigidez torsional y es más neutro en comportamiento

El Carrera Cabriolet S acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos (con paquete Sport Chrono opcional: 3,7 segundos) y alcanza una velocidad máxima de 306 km/h.

El Carrera Cabriolet 4S llega a los 304 km/h y pasa de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos (con paquete Sport Chrono opcional: 3,6 segundos).

El nuevo descapotable ha mejorado también en rigidez torsional (a lo que contribuye la posición del motor) y, por primera vez, puede elegirse con el chasis deportivo Porsche Active Suspension Management (PASM).

Con este opcional, la altura del chasis respecto al suelo se reduce en diez milímetros gracias a unos muelles más cortos y duros, y a unas barras estabilizadoras delantera y trasera más rígidas.

Esto hace que el reparto de pesos del conjunto sea mejor y así el comportamiento en carretera sea más neutro.

Llantas de 20 pulgadas en el eje delantero y de 21 en el trasero

Otra novedad es que el ancho de carrocería de la versión de propulsión es similar al de la de tracción total, a diferencia de lo que sucedía hasta ahora, puesto que el segundo tenía más volumen que el primero.

Es consecuencia de los pasos de rueda más anchos que lleva el 911 Cabriolet para alojar las llantas de 20 pulgadas del tren delantero y las de 21 del trasero.

El eje posterior es 44 milímetros más largo y el frontal es 45 milímetros más ancho. Además, recupera una característica de las primeras generaciones del 911: un capó que se alarga hasta el final y con una parte rebajada delante del parabrisas.

En la trasera destaca un alerón más ancho y con distintas posiciones de ajustes, así como una tira continua de luz que Porsche está incorporando a las novedades que llegan al mercado.

En el interior del Porsche 911 Cabriolet la pantalla central es mayor

El interior se caracteriza por unas líneas rectas y limpias. Como en el 911 original, el nuevo cuadro de instrumentos cubre todo el ancho que hay entre las dos curvaturas horizontales que lo envuelven.

Además, la pantalla central del Porsche Communication Management (PCM) crece hasta las 10,9 pulgadas.

En materia de asistentes a la seguridad, es de serie el modo “Wet”, que detecta el agua en la carretera y prepara los sistemas de control para esas condiciones y alerta al conductor para que haga los ajustes que considere.

También forma parte del equipamiento de serie el sistema de aviso y asistencia de frenado (detecta vehículos, peatones y ciclistas), y la cámara trasera de ayuda al aparcamiento.

Opcionalmente, Porsche ofrece el asistente de Visión Nocturna con cámara de imagen térmica, el control de crucero adaptativo con control de distancia automático, la función de parada y arranque y la protección reversible para ocupantes.

Noticias relacionadas

next
x