Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

iniciativas a debate en el pleno de abril

Vox arrastra la tensión política del 4-M a Alicante: acusa de 'adoctrinar' al Consell y al bipartito

27/04/2021 - 

ALICANTE. El clima de tensión política instalado en el escenario nacional al calor de las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid se extenderá hasta el pleno de Alicante del mes de abril de la mano de Vox. La formación que preside Santiago Abascal prevé echar gasolina al desarrollo del debate municipal con dos iniciativas asentadas en la polémica en busca de la crispación en la que sus representantes municipales acostumbran a moverse con comodidad prácticamente en todas sus intervenciones plenarias.

Eso sí, a diferencia de otros episodios precedentes, como las propuestas relacionadas con las elecciones catalanas o los disturbios registrados tras la detención del rapero Pablo Hasel, en esta ocasión las coartadas escogidas para agitar el intercambio dialéctico sí guardan relación directa con Alicante, al referirse a acontecimientos registrados en la ciudad. Y, además, servirán para confrontar posiciones con los partidos que conforman los dos bloques ideológicos: el centro derecha, a cuenta de la organización de dos actos impulsados por la Concejalía de Igualdad y el área LGTBI; y el centro izquierda, a colación de la actividad desarrollada el pasado viernes en el CEIP Voramar con motivo del Día del Libro, de la que Vox responsabiliza a la Conselleria de Educación.

En primer término, Vox prevé recriminar al equipo de gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, la organización de una obra de teatro para niños de ocho años en la que, según el partido de Abascal, "se ataca abiertamente a la familia, empleando lenguaje sexual y utilizando eslóganes políticos de la izquierda". En concreto, según Vox, en esa obra se llegaba a escuchar palabras como que "la regla es como un yogur con trocitos" o como que "la rata de mi madre me compró una Barbie falsa". Y, además, también prevé reprochar la distribución de "un cuestionario del Plan Municipal LGTBI en el que se pregunta a niños de 12 años en los institutos alicantinos sobre orientación sexual identidad sexual e, incluso, si aceptarían tener un hijo homosexual".

Así, según apuntó el propio portavoz municipal de Vox, Mario Ortolá, este lunes, a través de un comunicado, con esos dos episodios el bipartito habría ido "demasiado lejos". "Es evidente que ha comprado el ideario de la izquierda  que odia el derecho de los padres a educar a sus hijos en sus convicciones morales y religiosas", apunta el comunicado. Y añade: "No entendemos que PP y Cs busquen el mismo adoctrinamiento infantil que la izquierda más sectaria. Es intolerable que se use nuestro ayuntamiento par dar impulso a las políticas de envenenar a nuestros hijos con sus eslóganes políticos y su ideología de género. Buscan confundir a unos niños que todavía no tienen la capacidad ni el raciocinio de abordar su propia sexualidad e identidad y que, en cualquier caso, eso debe hacerse en el ámbito familiar y no en actuaciones políticas", prosigue el comunicado.

En esta línea, tras una extensa diatriba en la que reclama al equipo de gobierno centrarse en ayudar el tejido económico de la ciudad, Vox insta al alcalde a cesar "inmediatamente a su concejal de Igualdad, María Conejero, por haber sido la instigadora de ambas actividades aunque, en cuanto al Plan LGTBI, ha sido idea de la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez". "Desde Vox les decimos una sola cosa: saquen las manos de la educación de nuestros hijos. La educación en valores morales pertenece única y exclusivamente a los padres", apunta Ortolá en el escrito.

Pero, además, Vox también anunció este lunes, en el transcurso de la junta de portavoces previa al desarrollo del pleno, su intención de presentar una declaración institucional en la que se recriminaría el desarrollo de una actividad de cuentacuentos en el CEIP Voramar de la ciudad en la que, según Vox, también se intentó adoctrinar a los alumnos, con la exhibición de una supuesta bandera republicana durante una actividad infantil que tuvo lugar en el patio del centro. El contenido y los acuerdos a adoptar en esa declaración institucional no se había concretado hasta este lunes.

En todo caso, se trata, en realidad, de la misma crítica manifestada el viernes por la edil de Educación, Julia Llopis (PP), a través de un comunicado, en el que -como otros dirigentes del PP- llegaba a reclamar la dimisión del conseller de Educación, Vicent Marzà, por la supuesta exhibición de la bandera republicana en la que se hizo "sentar a escolares" en el patio del centro "durante una actividad extraescolar contratada por la Conselleria de Educación".

Lo cierto es que, tanto el equipo docente del colegio como los representantes de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) ya explicaron el mismo viernes que la actividad objeto de la polémica era la celebración de un cuentacuentos en el que no se aludía a ninguna bandera, sino que se dispusieron telas de distintos colores para que los niños pudiesen sentarse en el suelo de manera separada, con el fin de mantener la distancia de seguridad entre los grupos burbuja. De este modo, negaron que se hubiese tratado de formar ninguna bandera y, además, explicaron que en las tres telas de colores que se habían interpretado como la bandera de la República, no figuraba el rojo, sino el naranja.

Así, los tres grupos políticos del eje progresista representados en el Ayuntamiento no tardaron en defender la actuación del centro, entre el mismo viernes y el sábado, para descalificar la actitud de Llopis por, a su juicio, generar alarma con fines políticos sobre una actividad escolar que no guardaba ninguna relación con la interpretación que se había hecho por parte de varios representantes del PP. Todo parece indicar que esos reproches se reproducirán en el pleno (trasladado hasta el viernes, en lugar del jueves como suele ser habitual, al coincidir con la visita del Rey Felipe VI a la ciudad). La incógnita por despejar ahora es quién puede quedar realmente peor parado en el lance dialéctico que se desencadene durante ese debate: si el grupo que plantea la iniciativa, el que lanzó la primera interpretación, o los que traten de desacreditar a ambos tras contrastar esa interpretación con la versión ofrecida por la comunidad escolar del centro, como trataría de conseguir Vox.

Por lo demás, en la junta de portavoces de este lunes también se convino la posibilidad de que pudiese concertarse una declaración conjunta en defensa del mantenimiento de las condiciones del trasvase Tajo-Segura a partir de las tres propuestas diferentes registradas por el equipo de gobierno, por el PSOE y por Compromís. En caso contrario, como mínimo, se acordó el debate conjunto de las tres iniciativas.

Noticias relacionadas

next
x