Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista | nuevo secretario general del sindicato médico cesm

Víctor Pedrera: "La pandemia ha demostrado que estamos lejos de ser la mejor sanidad del mundo"

15/10/2020 - 

ALICANTE. El médico alicantino de Atención Primaria Víctor Pedrera se ha convertido, por aclamación, en el nuevo secretario general del sindicato médico CESM-CV, la principal organización sindical del colectivo en la Comunitat Valenciana. Pedrera toma el relevo del histórico dirigente Andrés Cánovas con una candidatura de consenso, que tendrá que lidiar con uno de los peores momentos de la profesión por la pandemia del coronavirus, y con continuos encontronazos con la Conselleria de Sanidad por las condiciones en las que los médicos valencianos llevan a cabo su trabajo.

-Usted toma el relevo de un dirigente histórico del CESM como Andrés Cánovas, y lo ha hecho por aclamación, como único candidato.

-Sí, hemos tenido la suerte de que no ha habido que votar porque, tras la jubilación de Andrés, fuimos capaces de confeccionar una candidatura de unidad por consenso, en la que todos se sientan representados, y por tanto he salido elegido como nuevo secretario general del sindicato por aclamación.

-Son momentos complicados. ¿Cuáles serían los objetivos de su ejecutiva para el CESM en los próximos meses?

-Hay un objetivo claro, que es redimensionar al sindicato. Aunque ya somos la principal organización por número de afiliados y representatividad, nuestro objetivo es llevar al CESM un peldaño más allá para que sea el sindicato que represente a la mayoría de los médicos. Actualmente somos 4.000 afiliados, y el objetivo es hacer valer nuestra preponderancia.

-¿Cómo están afrontando los médicos la pandemia del coronavirus?

-El coronavirus ha puesto al descubierto las deficiencias de nuestro sistema sanitario. Tenemos un sistema bajo mínimos, que se ha visto desbordado. Especialmente en los primeros compases, en cuanto el sistema sanitario fue sometido a la presión del estallido de la pandemia, la primera tensión seria que ha habido, y se ha visto saturado y desbordado, con las listas de espera disparadas. La covid ha expuesto nuestra situación real, por así decir, y ha demostrado que estamos muy lejos de poder considerarnos la mejor sanidad del mundo, como algunos no se han cansado de repetir. Nada más lejos de la realidad.

-¿Cúales serían los principales problemas del sistema para que haya pasado esto?

-Tenemos un sistema mal financiado, por debajo de otros de nuestro entorno como Italia, Francia o Alemania. Nuestra clase médica está mal tratada, trabajando en unas condiciones inadmisibles. Por eso el porcentaje de médicos españoles que 'huyen' a la sanidad privada o a otros países de nuestro entorno ha crecido desde el 6% hasta el 30% actual. Esto no lo digo yo, es un dato real, contrastado. Y por otro lado, estamos infradotados, el sistema está mal gestionado porque está politizado, padecemos la falta de profesionalización.

-Su sindicato ha presentado varias demandas contra la Conselleria por las condiciones en las que se enfrentan a la pandemia. ¿En qué punto están?

-Hemos presentado demandas y también querellas criminales, como la de la falta de material. Alicante, al principio, era la zona que más médicos infectados tenía, porque combatíamos sin medios y sin protocolos claros. Tres semanas antes de que estallase la pandemia, les estábamos pidiendo que se tomasen medidas, y no se nos hizo caso. Por ejemplo, aplazando la actividad programada no urgente para centrar los recursos en la covid. Pero no se hizo a tiempo. Por no hablar de la falta de material, que está ultra contrastada. Y la consellera salió a decir poco menos que los médicos nos contagiábamos por irnos de copas. También hemos puesto una querella criminal al ministro Illa, que de momento está en el Supremo. Y en la demanda por la falta de material el juzgado nos ha dado la razón. También sigue su curso la querella contra los altos cargos de la Conselleria de Sanidad por este motivo. En total, hemos presentado más de 1.000 demandas individuales por daños personales a médicos, aunque se han agrupado.

-¿Cómo valoran la situación de la Atención Primaria, que es uno de los aspectos más polémicos en estos momentos?

-Es la guinda del pastel. Yo soy médico de Atención Primaria y lo sufro, porque está en pleno desmantelamiento, sin siquiera una Dirección General, como sí tienen otras comunidades a las que se critica mucho como Madrid. Que también tiene más presupuesto, por cierto. Esto ha provocado que en los centros de salud no se cubran las ausencias por vacaciones, congresos o bajas, y que el trabajo se reparta entre el resto. De media, todos los días falta un 20% de la plantilla en los centros de salud, y las agendas de los que están se llenan con más de 50 pacientes al día, cuando deberían ser un máximo de 30. Para colmo, con la pandemia primero se acumuló la actividad ordinaria, al pararse, y luego nos pusieron de rastreadores... la Atención Primaria ha estallado. La gente llama a los centros de salud y no le cogen el teléfono porque no hay manos. Y si se lo cogen, no le pueden dar cita, porque ya tienen 60 al día.

-No hay una dirección general, pero sí una comisionada, que creo que no les hace mucha gracia...

-Es que es un cargo vacío de contenido, que no tiene presupuesto. Está para asesorar a la consellera, pero no tiene capacidad organizativa. Y encima han nombrado a una enfermera, que no es el perfil que necesita el cargo. Hace falta un profesional médico con alta formación.

-Dos de sus quejas recientes sobre la pandemia han sido la falta de medidas en Alicante-Hospital General y la situación en que trabajan los residentes en la Marina Baixa. ¿Se ha solucionado alguna?

-En el caso de Marina Baixa, que ya ha visto en las imágenes como descansan los residentes, sin posibilidad de mantener las medidas de prevención, se nos ha prometido que se va a solucionar por la vía rápida. Veremos, estamos dando un plazo prudencial y si no, lo denunciaremos a la Inspección de Trabajo. En cuanto a Alicante, lo que pasó es que hubo falta de material, y directrices que se daban en función de esa escasez, incluso recomendando a los médicos no ponerse mascarilla para no crear alarma social. Por eso tuvimos el récord de sanitarios infectados en los primeros momentos, por esa mala gestión. "Si tengo mascarillas, son obligatorias, pero como tengo, digo que no son obligatorias". Una ética, más allá de la gestión, que deja mucho que desear.

-Le pido que haga un poco de sanidad-ficción. ¿Cómo creen los médicos que va a evolucionar la pandemia en los próximos meses?

-Una predicción así es difícil de hacer, porque de repente surgen elementos que no se habían contemplado y el escenario cambia. Pero nosotros creemos que a corto y medio plazo la incidencia va a aumentar. Porque llega el frío, la gente va a pasar más tiempo en interiores, los colegios llevarán más tiempo abiertos, y todo se agravará con las enfermedades respiratorias propias de la época. Aunque quizá al ir todos con mascarilla este año haya menos, pero la situación se va a complicar, y será complicada hasta que haya una vacuna y, ojo, la población esté vacunada. Si no, jugaremos al gato y al ratón: suben los casos, se toman medidas, bajan los casos, se relajan las medidas, y vuelta a empezar. Y el tema de la vacuna no es instantáneo, cuando un estudio entra en fase 3 necesitas un grupo amplio de voluntarios, que se vacunen, y estudiar cómo evolucionan: si cogen el virus o no, si hay efectos secunarios... tardará.

-En cuanto a la reversión del Hospital de Torrevieja y su área de salud, ¿qué valoración hacen?

-Nuestros afiliados en Torrevieja aún no saben nada, están esperando. Pero en general, creo que han tardado demasiado en clarificar la situación: el plazo vencía el día 15 y lo comunican el 14, podían haberlo hecho antes y empezado con más tiempo a clarificar en qué situación quedan los médicos, que es lo que nos interesa a nosotros. Nos sorprende que hayan esperado hasta última hora y aún no sepan nada de cómo van a hacer la reversión, como poco es inadecuado. Pero lo fundamental es saber en qué situación quedan los trabajadores.

Noticias relacionadas

next
x