Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

15 de septiembre, Día Mundial de la Salud Prostática

Uno de cada seis varones desarrollará cáncer de próstata a lo largo de su vida

15/09/2020 - 

ALICANTE. Se estima que uno de cada seis varones desarrollará un cáncer de próstata a lo largo de su vida, aunque como declara el doctor Juan José Monserrat, jefe del servicio de urología de Quirónsalud Valencia, gracias al diagnóstico precoz, el 80% de los cánceres se diagnostican en estadios tempranos y son potencialmente curables”. Otra de las enfermedades frecuentes que afecta a la glándula prostática es la hiperplasia benigna de próstata, patología que, como asegura el doctor Monserrat, “es el motivo de más de la mitad de las consultas urológicas y cuyo origen encontramos en un crecimiento benigno de la próstata y que provoca una obstrucción de la uretra y problemas en la emisión de la orina”.

El perfil del paciente que presenta trastornos benignos o malignos en la próstata suelen ser los varones mayores de 50 años, “aunque no es rara una obstrucción urinaria significativa en gente joven, de hecho, un 5% de varones menores de 30 años tiene células tumorales en su próstata”, alerta el experto en urología de Quirónsalud Valencia.

Síntomas de alerta de los problemas en la próstata

La hiperplasia benigna de la próstata, crecimiento benigno de la glándula prostática, afecta a más de la mitad de los varones mayores 50 años y su prevalencia aumenta con la edad. “Entre los principales síntomas asociados a este trastorno”, explica el doctor Antonio Romero, urólogo de Quirónsalud Murcia, “se encuentran la necesidad de levantarse a orinar por la noche, aumento de la frecuencia miccional, urgencia y escapes ocasionales, unidos a una sensación de vaciado incompleto, lo que ocasiona múltiples molestias y una merma de la calidad de vida del paciente”.

El cáncer de próstata, exceptuando las fases avanzadas, es raro que produzca algún síntoma; de ahí la importancia de la detección precoz de esta enfermedad en pacientes asintomáticos. “Los síntomas generalmente son producidos por un agrandamiento de la próstata producido por el tumor lo que origina una obstrucción en la salida de la orina, y secundariamente cambios en el músculo de la vejiga, que afectan al su almacenamiento. Entre los síntomas más frecuentes destacan un chorro débil o entrecortado a la hora de miccionar, una sensación de vaciado incompleto o la necesidad de hacer fuerza para orinar, además de problemas para almacenar la orina”, detalla el doctor Romero.

PSA, la prueba de referencia para la detección del cáncer de próstata

Gracias al PSA, que se mide en una simple analítica de sangre, el especialista puede establecer el valor de esta proteína sintetizada por la próstata, cuyo valor aumenta ante la presencia de un tumor. Como explica el doctor Sven Petry, jefe del servicio de urología de Quirónsalud Torrevieja, “el hecho de que las células tumorales la produzcan en mayor cantidad de esta proteína puede determinar en qué personas es más probable encontrar este tipo de células y decidir investigar o no la presencia de estas células, mediante una biopsia prostática, dependiendo de los potenciales beneficios y riesgos que puedan derivarse de su diagnóstico y tratamiento”. Los niveles de PSA aumentan con la edad, de tal manera que hombres sin cáncer de próstata tendrán valores de PSA más altos a medida que envejecen: “Si a los cuarenta consideramos un índice normal un valor de 2,5, a partir de los sesenta este índice de normalidad se traslada al 4,5 y así sucesivamente”, declara el doctor Petry.

Antes de la prueba es conveniente haber evitado la eyaculación y el ejercicio vigoroso en bicicleta al menos 48 horas antes, el tacto rectal e instrumentaciones urológicas como sondajes, etcétera. Así mismo, no debe realizarse en el contexto de síntomas urinarios de inicio agudo e infección urinaria activa, aconseja el doctor Monserrat.

Tratamientos más efectivos y seguros 

La tecnología láser es en la actualidad uno de los tratamientos de referencia para el abordaje de la hiperplasia benigna de próstata. Entre sus ventajas el doctor Juan José Monserrat, urólogo de Quirónsalud Valencia, destaca “su capacidad de eliminar el tejido prostático que la origina sin provocar sangrado, con las ventajas que supone en cuanto a la reducción de la hospitalización y tiempo de permanencia de sonda urinaria en el paciente”.

La cirugía laparoscópica por su parte es la técnica de elección por los especialistas para la extirpación completa de la próstata en los casos de cáncer. Como explica el doctor Romero, urólogo de Quirónsalud Murcia “se trata de técnica quirúrgica cirugía mínimamente invasiva que ofrece los mejores resultados oncológicos y funcionales al paciente, además de una estancia hospitalaria más corta y una recuperación mucho más rápida que otras técnicas”:

Para disfrutar de una buena salud protáticas los especialistas de Quirónsalud recomiendan mantener una hidratación adecuada, unos hábitos miccionales adecuados y realizarse revisiones prostáticas periódicas para la detección precoz del cáncer.

Quirónsalud Valencia liderará un proyecto europeo

El servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Quirónsalud Valencia, dirigido por el doctor Luís Martí-Bonmatí, liderará un proyecto europeo para el estudio del cáncer de próstata. Bajo el nombre PROCANCER I, este proyecto tiene como objetivo desarrollar nuevas herramientas para mejorar el diagnóstico, la caracterización y el seguimiento del cáncer de próstata basándose en inteligencia artificial aplicada a la imagen por resonancia magnética.

Para la obtención de estos datos el servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Quirónsalud Valencia utilizará imágenes de resonancia magnética de la próstata obtenidas en la rutina diaria de diferentes servicios de radiología, “pero con la particularidad”, indica Roberto Sanz, ingeniero biomédico del Hospital Quirónsalud Valencia, “de disponer de una gran base de datos unificada a nivel internacional, constituida por aportaciones de hospitales europeos de referencia”. Además de las imágenes, se recopilará toda la información clínica de diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes.”De esta forma se asegurará la calidad de todos los datos y la validez de los resultados”, afirma el ingeniero de Quirónsalud Valencia.

Gracias a este estudio los pacientes con cáncer de próstata recibirán un mejor diagnóstico, ya que con la aplicación de la inteligencia artificial a las imágenes de resonancia magnética se dispondrá de información más precisa para detectar tumores y determinar su agresividad biológica. “De esta forma se reducirán el número de biopsias innecesarias y disminuirán los riegos asociados a intervenciones más invasivas. La combinación de inteligencia artificial e imagen médica computacional permitirá mejorar el pronóstico de los pacientes, ya que ayudará a determinar la mejor opción terapéutica en fases cada vez más tempranas de la enfermedad”, explica Gracián García, científico en el proyecto del Servicio de Imagen Médica de Quirónsalud Valencia.

En el proyecto se estima que participarán alrededor de 23.000 pacientes, será la mayor base de datos para el estudio del cáncer de próstata por imagen médica. En él colaborarán 20 organismos de 10 países europeos, entre ellos hay hospitales, centros de investigación y empresas referentes en los campos de investigación. El cáncer de próstata es el segundo cáncer más frecuente del mundo en varones y el primero en incidencia en Europa. Cada año se diagnostican unos 25.000 nuevos casos en España.

Noticias relacionadas

next
x