X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

balance de la pérdida de su segundo diputado

Unides Podem se aferra a un suelo estable y a los 3.500 votos 'fugados' a Més Compromís en Alicante

12/11/2019 - 

ALICANTE. La confluencia electoral formada por Podem y Esquerra Unida, Unides Podem, se consolida como cuarta fuerza política más votada en la circunscripción de la provincia de Alicante pese al retroceso experimentado en las elecciones generales del 10N. Sus registros ya son conocidos: logró 108.406 votos frente los 127.615 obtenidos en la cita con las urnas del 28A, lo que supone una caída de menos de un punto porcentual (del 13,91% pasa al 12,72%). Eso sí, esos números se tradujeron en la pérdida de uno de los dos diputados nacionales de los que disponía desde hace siete meses. Así, su único representante en el Congreso elegido por Alicante será Txema Guijarro.

Sus dirigentes ya hicieron una primera valoración sobre los resultados en plena noche electoral. En concreto, la número dos de la candidatura, María Teresa Pérez, subrayó la fidelidad del votante de la confluencia. "Hemos demostrado que tenemos un proyecto muy sólido, con una base electoral muy fuerte también en la Comunidad Valenciana, donde mantenemos 4 de 5 diputados", remarcó.

Y en ese análisis abundaron este lunes tanto su portavoz municipal en el Ayuntamiento de Alicante, Xavier López, como su secretario general en la ciudad, Pascual Pérez, entre otros dirigentes consultados por Alicante Plaza. Todos remarcaron que el suelo electoral de la marca sigue estable convocatoria tras convocatoria "pese a aquellos que auguraban que, este vez, prácticamente íbamos a desaparecer". No obstante, no huyeron de la autocrítica: admitieron el retroceso en número de papeletas y lamentaron que su líder nacional Pablo Iglesias se volviese a caer del calendario de actos de campaña en la provincia, como ya sucedió en los comicios precedentes.

No obstante, todos subrayaron también la incidencia que pudo haber tenido la papeleta de Més Compromís, producto de la alianza entre la formación encabezada por Íñigo Errejón y la coalición valencianista. La propia María Teresa Pérez ya señaló, en pleno escrutinio, que los impulsores de ese acuerdo "deberían repensar su estrategia y reconocer que han contribuido sus votos, en Alicante, a regalarle un escaño más a la extrema derecha". Así, añadió que "se demuestra que nuestra apuesta por el frente amplio de izquierdas era la apuesta correcta". Y esa fue la tesis secundada por el resto de representantes de la confluencia consultados.

En esta línea, precisaron que la candidatura provincial de Més Compromís sumó 35.415 votos el 10N. Es decir, 4.385 más de los obtenidos por Compromís en solitario en la cita con las urnas del 28A (31.030 papeletas). La reflexión compartida en Unides Podem es que la alianza prácticamente no rentó nada a la formación liderada por Mónica Oltra, ya que también se quedó sin representación en el Congreso por la circunscripción de Alicante.

Sin embargo, en su opinión, esos 4.385 votos ganados por la unión de las dos fuerzas (Más País y Compromís) sí habría resultado determinante para que Unides Podem pudiese conservar su segundo diputado, en detrimento de uno de los tres representantes obtenidos por Vox. De hecho, el partido de Santiago Abascal fue el que logró el último escaño por la circunscripción provincial, mientras que Unides Podem se quedó a 3.429 votos de retener su segundo diputado.

En este sentido, los representantes de la confluencia recordaron que Unides Podem ofreció a Compromís la posibilidad de reeditar la alianza alcanzada en las generales de 2016, cuando la candidatura conjunta sumó 3 diputados con 192.165 votos y se convirtió en la segunda fuerza más votada, después del PP.

Noticias relacionadas

next
x