Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

objetivo: obtener agua óptima para el regadío

Una empresa probará su proyecto de desalación de agua de pozo con energía eólica en Orihuela

5/06/2020 - 

ORIHUELA. La empresa valenciana Rotary Wave está desarrollando un proyecto para conseguir que el agua salada que hay en los pozos destinados al regadío pueda emplearse. El sistema para llevarlo a cabo sería a través de energías renovables.

Ayer, responsables de la empresa se reunieron con el concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, el de Agricultura, Víctor Valverde y el alcalde de la ciudad, Emilio Bascuñana, para darles a conocer el proyecto, por un lado, y mostrarle el apoyo institucional por el otro. 

La empresa, con seis años de experiencia en el mundo de las energías renovables, está desarrollando distintos proyectos para ofrecer innovadoras soluciones para el desarrollo sostenible en el sector de la generación de energía renovable, obteniendo electricidad y agua desalinizada a partir de las olas y corrientes del agua. Uno de los proyectos en los que está trabajando lo pondrá a prueba en terreno en una parcela de la pedanía oriolana de La Matanza.

El objetivo es conseguir que el agua de los pozos que contienen altos niveles de concentración salina sea óptima para el regadío.  Además de obtener ese agua, el residuo sobrante, la salmuera, reutilizarla como anticongelante para la carretera. "Sería de pasar de un producto que tiene un residuo a otros dos que son reutilizables, agua para el regadío y la sal como anticongelante" explica el gerente de Rotary Wave, José María Planes. Como valor añadido, esta acción se llevará a cabo mediante energía renovable, eólica. La técnica para obtener agua para el regadío se hará mediante ósmosis inversa.

El terreno donde se va a hacer ya está elegido. Será un pozo ubicado en una finca de La Matanza. En cuanto a la fase en la que se encuentra el proyecto, en estos momentos se están construyendo los distintos elementos y diseñando el plan y el banco de pruebas. El siguiente paso será montarlo en una planta piloto en Torrent y hacer algunas pruebas, en un plazo máximo de cuataro meses. Cuando se hayan realizado esas pruebas se aplicará, ese mismo elemento, en campo real, en la pedanía oriolana. "En cuatro meses quremos estar desalando agua" manifiesta Planes.  

En cuanto a la inversión que requiere este proyecto, de I+D, se ha cifrado en 500.000 euros. Han solicitado fondos al Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la Generalitat. En el proyecto también participa el Grupo Tecnológico Mediterráneo, Ryse Energy, la Universidad Politécnica de Valencia y Miraplas. Además, según señala Planes, el objetivo es involucrar a la EPSO (Escuela Superior Politécnica de Orihuela de la UMH) para que tanto sus alumnos puedan desarrollar prácticas en estas instalaciones como la colaboración de catedráticos.

Planes señala, que sin en algún momento fuera necesario, recurrirían a la red eléctrica y cuando se produzca sobrante del aerogenerador se inyectaría a la red.

"Si conseguimos eliminar esa sal con energía renovable a un coste adecuado no habrá dependencia del transvase" explica Planes. El concejal de Agricultura explica que lo que se hace ahora en los pozos es mezclar el agua con la del trasvase, aquellos que cuenten con dotación. "Ante la incertidumbre del futuro del trasvase, aplicar una tecnología como esta, si sale económicamente bien, es una cuestión esperanzadora" afirma Valverde.

Noticias relacionadas

next
x