Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tribuna libre / OPINIÓN

Un turismo fuerte es sinónimo de un territorio fuerte

19/12/2019 - 

Al menos así es en nuestra zona, como evidenció el encuentro navideño de HOSBEC en el CDT de Benidorm, con asistencia de una parte muy importante del sector, tanto desde la patronal hotelera como desde la gestión pública.

Un encuentro en el que el presidente de la patronal, Toni Mayor, se mostró crítico con las decisiones públicas poco apropiadas para el sector que de manera sistemática actúan como freno en lugar de como estímulo para un sector que supone más del 15% de nuestro PIB, probablemente desde la convicción errónea de que el turismo es un negocio privado y es la iniciativa privada la que debe preocuparse por atraerlo.

Por supuesto que la iniciativa privada, las empresas, se ocupan de que año tras año seamos un destino prioritario para muchos de nuestros visitantes reincidentes. Pero un destino es mucho más que una sucesión de hoteles y restaurantes. Un destino es un espacio para compartir, un lugar capaz de llevar la felicidad a sus ciudadanos y visitantes, un sitio acogedor,casi un milagro reconocido en muchos otros lugares. 

Un destino necesita la confluencia de las iniciativas privada y pública, coordinadas, capaz de diseñar y llevar a la práctica los productos y las experiencias más emotivas y perdurables, trabajando en equipo, sin colores políticos, todos comprometidos en mejorar constantemente la percepción de residentes y visitantes, y transmitir esa realidad para que otras muchas personas tengan la oportunidad de disfrutar de una experiencia excepcional. 

Así lo transmitía el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, en su intervención en el encuentro navideño de HOSBEC, y así lo reiteraban tanto el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, como el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer que, en tanto que representantes de diferentes parcelas de la administración pública con intereses directos en el turismo de nuestra zona, aplaudían tanto la evolución del sector como la revisión del presidente de HOSBEC acerca de los hitos y de los elementos pendientes de resolver por las administraciones para favorecer que el turismo siga siendo en nuestra zona el que podemos considerar como nuestro sector más estratégico, capaz de aportar las mayor estasas de crecimiento en épocas de bonanza y de actuar como colchón para amortiguar las crisis cuando se producen.

Toni Mayor comenzaba diciendo que el que está terminando ha sido un ejercicio razonablemente bueno para el sector, con algunos nubarrones que no terminan de descargar y que de momento no preocupan en exceso, como el Brexit al que, no obstante, no podemos dejar de prestar atención; y pese a algunos elementos que han podido desestabilizar un tanto las expectativas, como la quiebra del turoperador Thomas Cook, que nos ha afectado aunque bastante menos que a otras zonas de nuestro país; la gestión muy deficiente de los viajes del IMSERSO, que obedece a la escasa consciencia de los decisores acerca de la importancia del turismo para determinados destinos, Benidorm entre ellos,como a una cierta desafección a las expectativas de muchas personas mayores que sin este programa difícilmente podrían acceder a las oportunidades que ofrece el turismo.

La DANA que afectó a nuestra zona, especialmente a la Vega Baja pero también a las Marinas, en septiembre, o el mal tiempo en Semana Santa tampoco ayudaron nada al sector.

Y aun así, hemos tenido un año bueno porque la realidad es que lo hacemos bien, y desde luego la sociedad civil y la iniciativa privada tenemos muy clara la apuesta por este sector absolutamente prioritario, pero que no puede funcionar solo, y no siempre encuentra en las administraciones el apoyo que sería necesario, y mucho menos el apoyo acorde con su aportación a la creación de riqueza en la zona.

Pero además de estos elementos de distorsión esperemos que coyunturales,que la realidad del cambio climático podría convertir alguno de ellos en permanentes, el Presidente de HOSBEC se mostró muy crítico con otros que casi podríamos calificar de estructurales por el tiempo transcurrido desde su justa reivindicación y el escaso éxito en su concreción en programas de apoyo al sector. La infrafinanciación autonómica, el déficit de infraestructuras básicas como el Corredor Mediterráneo o el Tren de la Costa, o la redefinición de la consideración de los municipios turísticos, son temas que podríamos situar en este capítulo de reivindicaciones justas pendientes de abordar con seriedad por las administraciones, que si acertaron, por ejemplo, con la ampliación de nuestro aeropuerto que este año estará en torno a los 15 millones de pasajeros,confirmando las mejores expectativas que justificaban su ampliación.

Al final, como decía y reconocían todos los participantes en las intervenciones en este encuentro de Navidad de HOSBEC, en turismo, al menos en Turismo Comunitat Valenciana, no hay colores, hay equipo comprometido con el éxito de un sector fundamental para nuestra economía, lo que debería trasladarse por igual a todas las administraciones y departamentos para evitar bloqueos en prestaciones, mejoras y remodelaciones necesarias; y lo mismo debería ocurrir con la comprensión a nivel nacional, lo que no siempre es evidente como remarcaba Toni Mayor en la enumeración de deficiencias estructurales que acaban poniendo palos en las ruedas de nuestra mejor locomotora, el turismo.

José Luis Gascó es director del Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas y fundador del Club de las Buenas Decisiones de la Universidad de Alicante

Noticias relacionadas

next
x