X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

relevos en los cargos

Turbulencias en Cámara Orihuela: la marcha de un secretario y el fin de un litigio de miles de euros

14/01/2019 - 

ORIHUELA. La Cámara de Comercio de Orihuela ha encontrado en la marcha de dos de sus secretarios, el par de escollos más importantes dentro del nuevo pleno que saca adelante a la organización cameral tras su casi disolución en 2016. 

El despido, en 2016, del secretario general, Luciano Costa, llevó a los juzgados a Cámara Orihuela y llegó a condenar a la entidad cameral a pagar al exsecretario sueldos atrasados, daños morales y una indemnización. Una suma que llegó a los 300.000 euros y que arrambló a una organización, en aquel momento, sin liquidez para hacer frente al pago. Este desembolso lo ha asumido la nueva junta en la dirección. 

Además, hace unos meses, uno de los secretarios adjuntos del nuevo pleno de Cámara Orihuela, Julio Navarro, decidió dejar la entidad por desavenencias con la junta. Sin embargo, en este caso, la baja del trabajador se dio con más discreción y tanto la institución como el trabajador pactaron la marcha. En mayo de 2018 se incorporó el nuevo secretario adjunto, actualmente en funciones, que comenzó a tomar las responsabilidades y a formarse en el puesto. En octubre de 2018, Navarro se dio de baja voluntaria en la entidad y dejó todas sus responsabilidades en manos del, ahora, único secretario adjunto. Este cese se llevó a pleno ordinario de la entidad cameral y figura en sus actas.

A pesar de ello, la solución al contencioso mantenido con el exsecretario general de la Cámara, desde 2016, parece haber llegado. La entidad ya procedió al pago de 190.000 euros en compensación por su despido y, ahora, el juez de la causa admitió la propuesta de Cámara Orihuela para pagar el resto del dinero adeudado, a través de un plan de pagos, a cinco años. Serán otros 156.000 euros los que tendrá que pagar la entidad en ese lustro. Esta decisión, no obstante, podría ser recurrida por el exsecretario. Los representantes camerales consideraron la indemnización a pagar como "desorbitada", aunque tienen que llevar a cabo la compensación al extrabajador. 

El hecho de que Cámara Orihuela y el Ayuntamiento oriolano llegaran a un acuerdo, en julio de 2018, por el que, a través de los servicios jurídicos del Consell y del Ayuntamiento, sacaran adelante el pago de la deuda del consistorio, supuso un balón de oxígeno y de liquidez para la entidad cameral. Una de ellas, según aportaron fuentes municipales, fue la de acordar el pago de 190.000 euros para acabar con el adeudo, en vez de los 297.000 euros que la Cámara demandaba. Cifra que coincide con el pago ya efectuado como parte de la compensación al exsecretario general.

En octubre de 2016, la Conselleria de Economía nombró a una gestora para garantizar la continuidad de Cámara Orihuela tras la renuncia en bloque de su cúpula. Una de las razones de peso que forzó el abandono de los responsables de la cámara oriolana son los problemas económicos que atravesaba. A la desaparición del recurso cameral permanente en 2010 -la cuota que las empresas pagaban obligatoriamente a las cámaras y que constituía su principal fuente de ingresos- se unía una deuda de 400.000 euros del Ayuntamiento de Orihuela por servicios prestados pero no cobrados. Los acuerdos de la entidad y las partes han logrado recalculaar las cifras y sacar adelante, a marchas forzadas, los problemas financieros en el seno de Cámara Orihuela.

Noticias relacionadas

next