X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

de la vía pa arriba / OPINIÓN

Tomen nota

5/12/2019 - 

Elche celebró la semana pasada el Debate sobre el Estado del Municipio. Estas sesiones se realizan desde la pasada legislatura, desde 2016 y aunque no están reguladas por una normativa específica ni son obligatorias, tratan de dar participación a la ciudadanía y ser un ejemplo de transparencia de la institución. En la primera sesión habla la ciudadanía en la segunda los portavoces políticos.

La primera sesión consistió en la intervención de los representantes de consejos municipales, juntas de participación de las pedanías y desde hace dos años, se ha incorporado el presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales, que es probablemente, la red asociativa de mayor representación en Elche y sin embargo, tuvieron que reclamar su puesto en el debate, porque nadie había pensado en ellos.

La sesión de este año contó con 20 personas que intervinieron en nombre de la ciudadanía, ocho mujeres y doce hombres. Son las personas que, elegidas por sus consejos municipales, asociaciones, o juntas, leyeron un escrito consensuado con todos los colectivos representados. En él hacían peticiones, críticas o planteamientos, dirigidos a los 27 concejales y concejalas de la corporación municipal.

La mayoría de estas personas no están acostumbradas a hablar en público y menos en el ambiente institucional que se crea en un salón de plenos de un edificio del siglo XV.

Algunos, al terminar destacaban la incomodidad de hablar de espaldas a las personas a las que se dirigían, se colocó un atril de cara al público que mantenía detrás a la corporación. Es una cuestión de formas, “falta de espacio”, dijo el alcalde, pero las formas cuentan mucho, y precisamente Carlos González lo sabe muy bien.

En cuanto al fondo, el contenido, las pedanías especialmente fueron muy críticas con el gobierno local. También la representante del Consejo de Medio Ambiente lo fue. Mariló Antón dijo en resumidas cuentas que no por mucho repetir Elche Capital Verde Europea 2030 se va a cumplir, como si fuera un deseo, e instó a los políticos a hacer y no solo hablar.

Jaime Sánchez en representación del Consejo de Deportes también estuvo contundente y se refirió a la gran promesa del concejal de Deportes de la anterior legislatura y que PSOE y Compromís asumieron, el Pabellón de Deportes Adaptado.

Desde que Jesús Pareja y el Partido de Elche salieron del escenario político jamás se supo de este pabellón que iba a ser referente en la Comunidad Valenciana. Sánchez, que no tiene pelos en la lengua, les dijo que antes que un pabellón adaptado, las personas con diversidad funcional lo que querrían es poder ir a cualquiera de las instalaciones deportivas municipales. Pidió, en definitiva, que se cumpla la Ley de Accesibilidad, que no se cumple y eso que tenía fecha.

Pero entre todo lo que se dijo en el Debate del Estadio del Municipio, tanto en la sesión de la ciudadanía, como al día siguiente con los partidos políticos, la intervención que más me gustó fue la de Bernardo Sánchez, representante de la Federación de Asociaciones Vecinales de Elche, algunas con 40 años de historia.

Sánchez puso a todo el mundo con los pies en la tierra y destacó especialmente dos ideas.

La primera, que se haga algo, lo que se pueda o lo que sea necesario, para acabar con la proliferación abusiva e indiscriminada de salones de juegos y de máquinas de apuestas y póker online. Está pendiente una ley valenciana que regule esta actividad, pero mientras tanto algo se puede hacer, seguro, y más desde los ayuntamientos.

El último dato conocido de septiembre de este año refleja que España cuenta con la tasa más alta de ludopatía entre 14 y 21 años. Ojo; legalmente los menores no pueden jugar, pero juegan. Entran a estos establecimientos e incluso pierden el conocimiento en alguno de ellos como hemos podido contar en las noticias.

La segunda idea que me queda de lo que expuso el presidente de los Vecinos fue, que se dejen de obras faraónicas y arreglen calles y aceras, adecenten parques e inviertan en accesibilidad y servicios para los barrios y pedanías.

Vi al alcalde tomar notas, ya veremos.

Noticias relacionadas

next
x