X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Todo o nada en el Ferrándiz

4/06/2018 - 

ALICANTE. EL HLA Alicante jugará el quinto partido en busca del ascenso a Liga LEB Oro. Lo hace tras repetir el desenlace de lo ocurrido en Alicante la pasada semana. Si Real Canoe ganó el primer encuentro, y Lucentum triunfó en el segundo, en la capital de España se ha repetido exactamente el mismo guion. Con final más ajustado en el tercer duelo (72-70), y con relativa calma de nuevo durante los últimos instantes del cuarto choque, que acabó con victoria foránea por doce puntos (65-77).

La maquinaria de la ilusión está en marcha, y las alusiones al pasado están servidas. Precisamente, el pasado 2 de junio se cumplían 18 años del primer ascenso a la máxima categoría del baloncesto de un equipo alicantino. Lo hizo el Lucentum, todavía como Sociedad Anónima Deportiva, con los triples de David Gil, con un Calderón dando sus primeros pasos en el profesionalismo (hoy en las finales de la NBA con los Cavs), y un Centro de Tecnificación (actual Pedro Ferrándiz) donde no quedaban huecos ni en las escaleras del tendido.

No hay quinto malo. No lo fue en el citado duelo, con Lleida como rival, de la misma forma que la afición lucentina y la directiva del HLA esperan que sea otro día de celebración el del choque ante Real Canoe. Se prevé un lleno hasta la bandera del Pedro Ferrándiz, con capacidad para cerca de 5.000 espectadores. El ritmo de venta de entradas en los días previos a la apertura de la serie hizo que las gradas mostrasen un aspecto de tres cuartos de pabellón, y a buen seguro, el arreón final antes del envite definitivo hará el resto para el lleno.

Ambos equipos llegan con muchos kilómetros en las piernas. Los dos conjuntos se enfrentan a su segunda eliminatoria que se decidirá en el quinto. Lucentum tuvo que agotar todos los cartuchos en primera ronda para dejar fuera a Navarra, mientras que Real Canoe hizo lo propio en semifinales ante Albacete. El resto de eliminatorias fueron solventadas por la vía rápida por alicantinos y madrileños. Los de David Varela eliminaron por 3-0 a Óbila en semifinales, mientras Canoe hizo lo propio en primera ronda ante La Roda.

En el terreno de las sensaciones, por parte de los madrileños, la principal amenaza anotadora llega en forma. Tyson Pérez llegará al duelo tras firmar 20 puntos y 10 rebotes en la victoria capitalina del pasado viernes, mientras en le derrota acabó el partido con 15 tantos y 12 capturas. Los tableros han supuesto uno de los diferenciales en el cuarto duelo, con Lucentum llegando a 43 rebotes, por los 30 de Canoe. Amadou Sidibe, principal referencia interior de los alicantinos, logró 17 rebotes, dando muestras de un gran estado de forma.

En el aspecto anotador, Lucentum llega al duelo del martes con Orion Outerbridge en plena forma. El natural de Boston se fue a 20 puntos en el match ball del domingo, acompañado de los 19 tantos de Sidibe. Kingsley Sam, con dos triples en el último cuarto, acabó de enterrar las esperanzas del conjunto de la Calle del Pez Volador, firmando 13 puntos para ayudar a los suyos en la victoria. El viernes, Lobo, Rivero y Lafuente tuvieron el protagonismo, sumando los tres dobles dígitos en anotación.

Esos son los datos del quinto partido. Números y estadísticas que no sirven de nada llegado el momento de la verdad. Con todo entrenado, las sensaciones y la psique de jugadores y cuerpos técnicos toman el protagonismo absoluto. El primer reto para Varela es ayudar a sus jugadores a digerir el ambiente de finalísima del Ferrándiz. Si los alicantinos combustionan la atmósfera a su favor, tendrán gran parte del duelo ganado. El resto es fácil: que entre la pelotita.

Noticias relacionadas

next
x