Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la firma de tejidos de algodón mantiene el beneficio en 2019

Textisol factura un 1,5% menos hasta 43,1 millones y asume el 40% de su sociedad con Lemoine

22/08/2020 - 

ALICANTE. La firma textil contestana Textisol, uno de los referentes del sector de los 'no tejidos' (fibras de algodón para productos sanitarios o de higiene) en la provincia, completó un buen ejercicio en 2019, con un volumen de facturación y de beneficios similar al del año anterior, aunque con un ligero retroceso. Asimismo, la empresa de la familia Savall llevó a cabo la operación para crear una nueva empresa especializada en productos de higiene con su socio francés Lemoine, tal como adelantó en su día Alicante Plaza.

Según las cuentas anuales de la empresa correspondientes al ejercicio 2019, la firma textil contestana facturó un total de 43,1 millones de euros, un 1,5% menos que el año anterior. En cuanto al beneficio al final del año, las ganancias se redujeron un 24% hasta 750.000 euros (el año anterior fue casi un millón), pero aún así se mantuvo en números positivos. El ejercicio estuvo marcado por la creación, en junio, de Lemoine&Textisol Cotton Industry.

Textisol, fundada en 1972, está especializada en la fabricación de fibras no tejidas (se unen por procedimientos mecánicos, térmicos o químicos) que tienen numerosas aplicaciones: desde productos de limpieza como bayetas o fregonas hasta textiles técnicos para la construcción, pasando también por los productos sanitarios y de higiene en los que es especialista su nuevo socio francés. Textisol, de hecho, se introdujo en este sector hace más de una década. La firma contestana es una referencia mundial en la fabricación de 'tejido no tejido', y cuenta entre sus clientes con las más importantes empresas de distribución españolas, así como una importante presencia internacional.

Precisamente, tal como reflejan las cuentas de 2019, Lemoine es uno de los principales clientes de Textisol, y las dos firmas decidieron llevar su alianza al siguiente nivel con la creación de una empresa domiciliada en Cocentaina que fabrique productos de higiene con las técnicas en las que es especialista Textisol. La memoria de las cuentas señala que, tras la ampliación de capital efectuada en Lemoine&Textisol Cotton Industry poco después de su creación, el socio alicantino controla aproximadamente el 40% del capital de la joint venture. La nueva firma, como cabía esperar, cerró su primer ejercicio (de solo un semestre) con pérdidas.

El Groupe Lemoine, fundado en 1978 por Philippe y Jeanne Lemoineen la región francesa de Normandía, es especialista en los productos de cuidado e higiene a base de algodón (discos, bastoncillos, compresas, apósitos...) y en estos momentos está considerado el líder europeo de su sector y la segunda empresa del mundo. Tiene ocho fábricas en los cinco continentes, desde las que atiende a más de 200 clientes internacionales. Entre los países donde está presente ya se cuenta España, donde adquirió en 2014 la empresa barcelonesa Algodones del Bagés (Albasa).

Lemoine&Textisol Cotton Industry estará participada por las dos firmas, aunque tendrá su sede y centro productivo en la localidad alicantina. La firma nace con un capital de 100.000 euros, aportados al 60/40 por la firma francesa y la alicantina, y se ha constituido un consejo de administración mixto, formado por dos representantes de Lemoine y otros tantos de Textisol. Asimismo, Francois Hervé Dalibard y Antonio Savall han sido nombrados consejeros delegados de la firma.

Noticias relacionadas

next
x