X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de mayo y se habla de roque alemañ benidorm LUIS BARCALA ALICANTE la vila joiosa

T&E alerta de que los fabricantes usan eléctricos 'fake' para alcanzar los objetivos de CO2

28/03/2019 - 

MADRID (Europa Press). La organización medioambiental Transport & Environment (T&E) ha alertado de que los fabricantes de automóviles pueden usar los vehículos híbridos enchufables, generalmente con poca autonomía eléctrica y a los que denomina como eléctricos 'fake' (falsos), para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado el acuerdo alcanzado con los Estados miembros para fijar un objetivo de reducción de CO2 para coches del 37,5% y del 31% para furgonetas en 2030, en ambos casos con respecto al nivel registrado en 2021, y la organización considera que las marcas pueden aprovecharse de los "vacíos legales" para lograrlo.

En concreto, señala que los vehículos híbridos enchufables suelen ser todocaminos grandes que "rara vez" se cargan debido a su "muy limitada" autonomía eléctrica y que, por tanto, emiten tanto o más CO2 que un modelo diésel o gasolina de características similares.

"Al permitir que los automóviles eléctricos falsos (híbridos enchufables con poca autonomía eléctrica) cuenten para los objetivos de emisiones es mucho más fácil para los fabricantes obtener los generosos incentivos", subraya T&E, asegurando que las compañías pueden cumplir con las nuevas reglas vendiendo casi 1,7 millones de automóviles eléctricos "falsos" cada año desde 2025 y casi cuatro millones de unidades en 2030.

El acuerdo incluye un objetivo intermedio en 2025 del 15% tanto para coches como para furgonetas, así como una cláusula para una posible revisión de los objetivos y para la introducción de metas vinculantes para 2035 y 2040, además de un mecanismo para incentivar la venta en el bloque comunitario de vehículos con cero o bajas emisiones.

Los fabricantes podrán beneficiarse de objetivos de reducción de emisiones menos estrictos si cumplen una serie niveles de referencia, que se sitúan en el 15% para coches y furgonetas en 2030 y en el 35% y 30%, respectivamente, en 2035.

"Los límites de CO2 en Europa para los automóviles podrían ser un gran avance para la movilidad eléctrica, pero los reguladores aún tienen mucho trabajo por hacer. Los gobiernos nacionales deberían limitar los incentivos a los vehículos de cero emisiones y a los híbridos enchufables con autonomía eléctrica de largo alcance", señaló la responsable de Vehículos Limpios de T&E, Julia Poliscanova.

Las marcas pueden registrar coches eléctricos en 14 mercados europeos para beneficiarse de un doble crédito y Poliscanova advirtió de que, por ejemplo, un fabricante puede registrar 100.000 nuevos coches eléctricos en Varsovia, reclamar los créditos de CO2 "inflados" y seguir así vendiendo todocaminos con motores de combustión interna y luego revender los eléctricos como nuevos en otros países.

"Esta laguna daría lugar a que se registren reducciones de CO2 en las flotas de los fabricantes de automóviles, pero habrá menos eléctricos y más emisiones en la carretera", subrayó.

Según T&E, las reglas han sido "mal diseñadas" y habrá una "gran tentación" por parte de las automovilísticas de "jugar con el sistema". Para Poliscanova, la solución pasa por que la Comisión Europea monitorice los registros de automóviles eléctricos cada año y cancele los créditos de venta donde se produzca un doble conteo.

Noticias relacionadas

next