X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la venta de los suelos de solvia no está decidida aún

Sabadell aguantará TSB al menos tres años más y explorará otros mercados según la rentabilidad

28/03/2019 - 

ALICANTE. El banco británico TSB ha sido hasta ahora una fuente de disgustos para el Banco Sabadell como consecuencia de la complicada migración tecnológica que afrontó el pasado año, pero el presidente del banco con sede en Alicante, Josep Oliu, espera que este año sea neutro y en 2020 el TSB comience a aportar en positivo al balance de la entidad. Así lo explicó a preguntas de los periodistas durante el encuentro con los medios previo a la celebración, este jueves, de la junta general de accionistas, que debe aprobar unas cuentas con una significativa reducción del beneficio (un 54% menos, 328 millones).

"El TSB tiene que contribuir a la cuenta de resultados, el año que viene esperamos que tenga la rentabilidad adecuada", avanzó Oliu. "En 2019 ya no restará, como ha sucedido el año pasado, y a partir de 2020 tiene que aportar significativamente". En este sentido, el presidente del Banco Sabadell avanzó, a preguntas de los periodistas, que si la rentabilidad del banco británico y del negocio en México es la "adecuada", el banco podrá explorar la entrada en nuevos mercados. Cabe recordar que recientemente ha desinvertido en el colombiano GNB Sudameris, operación a la que también se refirió Oliu durante el almuerzo.

En cualquier caso, el Sabadell tiene previsto darse un margen de "al menos tres años" con el TSB antes de consolidar, esto es, decidir si lo fusiona o lo vende. Para entonces, Oliu espera que el banco ya ofrezca rentabilidad suficiente como para estudiar esas opciones, por un lado; y por otro que lo que tenga que suceder con el Brexit haya sucedido ya. En este sentido, el presidente de la entidad admitió que la suya es una de las más 'expuestas' al efecto de la deconexión del Reino Unido, al contar con una filial en este país, y explicó que han adoptado todas las medidas de contingencia posibles porque "nadie sabe qué pasará".

"Investigación de mercado" para los suelos prime

Por otra parte, Oliu también abordó el proceso de venta de los suelos prime de Solvia que, como ha contado este diario, están valorados en 1.300 millones de euros. El presidente del Sabadell rebajó la expectativa y se limitó a explicar que "estamos en un proceso de investigación de mercado que debe culminar este año" (en realidad, el plazo para recibir ofertas no vinculantes se ha abierto este mes y finaliza en mayo, como ha contado Alicante Plaza), pero que la venta "no está decidida por el consejo". Obviamente, el banco quiere desprenderse de esos 300 suelos finalistas porque no forman parte de su core, como admitió Oliu, pero de momento se sigue analizando cuándo y a qué precio, detalles sobre los que no quiso pronunciarse.

Noticias relacionadas

next