X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

valientes digitales / OPINIÓN

¿Pueden empresas competidoras colaborar entre ellas?

3/11/2019 - 

ALICANTE. No cabe duda de que en Alicante tenemos buenas empresas y buenos empresarios. Emprendedores que han levantado empresas y ofrecen una alta calidad en sus productos y servicios. Sin embargo, en casi todos los sectores, la mayoría tiene un tamaño de pequeña empresa y un radio de acción limitado que impide crecer, abordar nuevos mercados, competir con las grandes compañías o permitirse invertir en nuevos productos innovadores. Si nos cuesta ir a Madrid o Barcelona  a competir, porque allí nos encontramos con empresas más grandes, que no decir de ir a Europa o al resto del mundo.

Las empresas de la provincia no tienen el tamaño que tienen por casualidad. Nuestra situación geográfica y nuestro entorno económico nos condiciona. Nunca nos parece tener mercado suficiente en nuestra zona para crecer, y si no crecemos no podemos hacer negocios con grandes empresas del país y de fuera.

¿Debemos resignarnos a esta paradoja? Mi opinión es que no, debemos intentarlo, y podemos. Hay una fórmula que funciona: la colaboración entre empresas.

La fórmula  de la colaboración, en forma de consorcio, UTE, o cualquier otra forma jurídica, podría ser una solución, como ejemplo, para la grave situación que enfrentan las compañías zapateras de Elda-Petrer, que han tenido que cerrar en cuanto su único cliente internacional, Stuart Weitzman, ha reducido sus necesidades (pedidos de producto) y por ende la demanda de trabajo. Eran 4 buenas compañías sin duda alguna, fabricaban calzado de calidad, pero no han podido reaccionar a las decisiones de su único cliente.

¿Tenían otra salida? En mi opinión si: la colaboración. Por qué no crear una marca conjunta (a la que podrían unirse otras empresas de la zona que continúan trabajando) con la que podrían reaccionar en dos direcciones; una buscando otras grandes empresas internacionales para las que fabricar calzado de calidad bajo su marca, pero ofreciendo ahora una capacidad de producción (y de negociación) mucho mayor y otra, lanzar su propia marca para distribución a cliente final utilizando la vía más ágil y rápida ahora mismo: el comercio electrónico. La venta online bien gestionada está ofreciendo crecimientos impensables para una tienda física con mucho menos coste, con resultados en un plazo mucho más corto y con posibilidad de cubrir tanto la geografía española como exportar a otros países.

Esta vía habría permitido a estas empresas no solo sobrevivir, también tener un futuro sobre el que serían dueños. A quien diga que esto no es fácil, le diré que seguro que tampoco lo fue crear ninguna de las 4 compañías y mucho más difícil aun tiene que haber sido cerrarlas. En este caso se trata de algo tan barato como llegar a un acuerdo entre personas.

Hablo de que la cooperación entre empresas competidoras es posible, puede funcionar y abre muchas posibilidades por experiencia y con convencimiento: mi propia compañía 3dids.com, acaba de formalizar un acuerdo de colaboración con otra gran compañía de marketing de Alicante, Grupo Idex, asociando las capacidades de dos de las más grandes y conocidas compañías de marketing y comunicación de Alicante para conseguir ofrecer mejores servicios a las empresas de la provincia y romper la barrera del tamaño para poder trabajar para grandes clientes ofreciéndoles soluciones que reúnen la creatividad y la osadía de las pequeñas compañías con las garantías y la seguridad de una estructura sólida y eficiente.

Pocas ocupaciones son tan individualistas como la de ser empresario. La competencia nos hace mejorar, pero también nos puede hacer cerrarnos y recelar de cualquier contacto con otras empresas de nuestro sector. Para tratar con grandes compañías, o lo que es lo mismo, afrontar mayores proyectos, ofrecer más servicios o vender más productos, el tamaño sí importa. Las empresas grandes no quieren tratar con empresas que le faciliten un rango muy limitado de productos o un servicio limitado que tienen que complementar tratando con otras firmas. Quieren soluciones globales a su medida y esto para una compañía pequeña puede ser imposible, o demandar toda su atención, creando una dependencia de un solo cliente que puede resultar muy peligrosa. Algunas veces, la unión hace la fuerza. ¿Sería este su caso?

Andrés de España

CEO de 3dids.com

next
x