X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en una obra parada desde hace años

Primer paso para devolver avales a propietarios de las viviendas sin acabar de Tritón XXI en Orihuela

10/03/2019 - 

ORIHUELA. Vecinos de la urbanización oriolana que la empresa Tritón XXI dejó sin acabar, cerca del núcleo de Bigastro, empiezan a ver la luz. Se ha dado luz verde al proceso para acabar las obras que la firma dejó incompletas hace diez años y para que la empresa devuelva los avales a los propietarios

El Ayuntamiento de Orihuela, recientemente, anunció la desestimación del recurso presentado por la empresa para tratar de librarse del pago de ciertas cuentas pendientes. Pero, ahora en firme, se declaró la caducidad del proyecto de la mercantil y la incautación de la garantía definitiva por la que Tritón XXI deberá pagar al Ayuntamiento de Orihuela 57.300 euros. Además, también se liquida el contrato de obras para la firma y la cancelación de los avales presentados por los propietarios, por la que se solicita a la mercantil la devolución de los mismos.

Desde la oposición oriolana ven con una mezcla de satisfacción y decepción esta decisión. Y es que, aunque los vecinos verán reparadas las carencias de infraestructuras con las que viven en a zona desde hace diez años, esas obras irán previsiblemente a cargo del Ayuntamiento y costarán, como mínimo 63.000 euros. Una cantidad mayor al aval que la empresa ha de pagar. Es más, la cifra de las obras podrían elevarse aún más a falta de una inspección en profundidad. 

Parece que las obras serías labor de la gestión directa del Consistorio y ya anunciaron que, dada la posibilidad de que excedan los 57.300 euros, podrían ir a los tribunales para reclamar esa diferencia.

Los propietarios afectados que optaron por el pago en metálico de las cargas de urbanización, tuvieron que garantizar su importe ante el urbanizador mediante la presentación de avales. Los originales presentados en su día por los propietarios son custodiados por Tritón XXI como gestores. Se desconoce tanto su existencia como su cuantía, pero ahora, la decisión decretada asegura que, dado que no han llegado a iniciarse las obras de urbanización, procede autorizar la cancelación de los avales presentados. El urbanizador debe devolver inmediatamente la totalidad de los originales.

Una década de espera

La construcción del PRI de Orihuela cerca del núcleo de Bigastro lleva diez años a la espera de conclusión y un largo recorrido por tribunales. El agente urbanizador, Tritón XXI, según diversos informes, "incumplió gravemente"con los compromisos establecidos en el convenio y su proyecto urbanizador. No aportó la suficiente documentación tras las obras urbanizadoras para que el Ayuntamiento diera el visto bueno a la recepción de os trabajos. Y es que, detectaron muchas carencias en base a informe de sus servicios técnicos. En 2008 comenzaron el periplo legal que ha acabado con la caducidad del proyecto para la firma y el consecuente pago de responsabilidades.  

Carencias

En un informe técnico del Ayuntamiento de Orihuela, en una inspección visua a falta d exámenes exhaustvos, se detectaron múltiples deficiencias en el proyecto de obras. Entre otras, calles peatonales sin ejecutar, calles más estrechas de lo estipulado por contrato, zonas de protección y de ajardinado junto a la CV-95 sin realizar, o capas del firme de la calzada muy finas y con socavones. 

También hay ausencia de orejetas en algunas aceras, falta de señalización, una red de evacuación sin realizar y, además, diversos problemas de elementos para la circulación viaria, escasa iluminación y una rotonda de acceso sin ejecutar. 

Noticias relacionadas

next