Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

los extranjeros se agolpan en facturación y en los locales de hostelería

Preocupación entre los trabajadores de El Altet por las aglomeraciones de turistas

15/03/2020 - 

ALICANTE. Las medidas restrictivas instauradas por la declaración del estado de alerta en España no aplican en el interior del aeropuerto de Alicante-Elche. En el interior de la terminal, que durante todo el fin de semana ha registrado un intenso trasiego de turistas que emprendían el regreso a sus países de origen (especialmente el Reino Unido), se han producido constantes aglomeraciones tanto en los mostradores de facturación como en las zonas de espera e incluso en los locales de hostelería.

Una situación que ha hecho cundir la preocupación entre los empleados de las distintas empresas que trabajan en el aeropuerto, tanto aerolíneas como contratas de servicios. Unos empleados que no entienden cómo mientras en toda España está prohibido salir a la calle salvo para las excepciones autorizadas, y se pide que los peatones circulen de forma individual, en el aeropuerto no se haya puesto en marcha ninguna medida preventiva ni protocolo alguno para evitar posibles contagios del coronavirus.

Como ha contado Alicante Plaza, este fin de semana se ha llevado a cabo una importante campaña de repatriación de turistas británicos, lo que ha provocado que miles de ellos hayan coincidido a la vez en unas instalaciones acostumbradas a soportar un intenso trasiego de usuarios, pero no a tener que aplicar protocolos que establezcan una distancia mínima entre personas. Así, en las colas de los mostradores de facturación, como en las de atención al cliente de las distintas aerolíneas, no se ha obligado a establecer distancia de seguridad alguna. Tampoco en las zonas de descanso, donde (como muestran las imágenes que acompañan esta información) los turistas incluso se han sentado a las terrazas de los restaurantes y cafeterías, que fuera del aeropuerto tienen prohibido abrir desde el pasado sábado.

Noticias relacionadas

next
x