para su primera misión comercial en 2024 con el 'miura 5'

PLD Space prepara una ronda de financiación de 100 millones y contratará a 100 personas en 2022

12/11/2021 - 

ELCHE. Tan solo una semana después de que se cumplieran diez años de la creación de la firma ilicitana aeroespacial PLD Space, sus dos cofundadores, Raúl Torres (CEO y diseñador jefe de los vehículos) y Raúl Verdú (director de Desarrollo de Negocio) presentaban junto a Ezequiel Sánchez, presidente ejecutivo, el esperado 'Miura 1'. Es un cohete suborbital, el primero de la compañía, que lanzarán al espacio durante el segundo semestre de 2022. Sin embargo, será un primer vehículo de prueba, paso previo para el lanzamiento del vehículo orbital 'Miura 5' en una primera misión comercial programada en 2024. Para ella están preparando una ronda de financiación de unos 100 millones de euros y han presentado una candidatura a absorber fondos europeos mediante un consorcio que lideran, el proyecto 'Telops'.

Un proyecto pionero a nivel europeo y estratégico para España 

En el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, el equipo ha presentado al público este primer vehículo, por primera vez ensamblado, ante inversores y distintas autoridades. En ella, Sánchez ha destacado el carácter prácticamente visionario de los dos jóvenes ilicitanos, ya que el sector aeroespacial "es la industria del futuro", señalaba el presidente ejecutivo, recordando su importancia a nivel geoestratégico, así como para la industria y desarrollo del país y de Europa para ámbitos como las telecomunicaciones, Defensa y la innovación. El proyecto convertirá a España en uno de los 14 países que a día de hoy tienen acceso propio al espacio

Ronda de financiación de 100 millones para el Miura 5

A día de hoy, hasta el desarrollo del 'Miura 1', ya completamente financiado y en fase final de validaciones, ha sido respaldado por entidades nacionales e internacionales con un 80% de inversión privada y un 20% de pública. En total, 36 millones de euros para impulsar este reto de lanzar pequeños satélites u otras cargas al espacio. Este primer 'Miura 1' está preparado para cargas de 100 kilos, con una longitud como un edificio de tres plantas, mientras que el 'Miura 5' será tres veces mayor, podrá cargar desde 400 hasta los 900 kilos, lo que supone desde un pequeño satélite del tamaño de un brick hasta cargas del tamaño de una lavadora o un coche Mini. Eso sí, para este Miura 5, para el que se van a implementar esos 100 millones de euros que se quieren conseguir en la próxima ronda de financiación, se ha desarrollado el 70% de la tecnología —aprovechando el recorrido del Miura 1—. Solo 20% de esa tecnología que falta es para turbomaquinaria.

Ese Miura 5, con una vista a 2024 para su primer vuelo comercial, y por tanto primer transporte oficial de la compañía al espacio, utilizará para su empuje cinco motores, cada uno del orden de unas cuatro veces más el tamaño del motor del Miura 1. Ahora se ha mandado a fabricar la primera cámara del primer motor. 

Contratación de un centenar de trabajadores en 2022

Por otra parte, desde la compañía han anunciado que para el próximo 2022 van a contratar a un centenar de personas, que supone más de la mitad de la plantilla actual y un paso necesario para el reto del Miura 5. Hasta llegar a ser un referente a nivel europeo, la empresa tiene detrás contratos con más de 6 agencias espaciales, un millón de horas de ingeniería para desarrollo de tecnología, 150 ensayos de contenido técnico. Pruebas realizadas los 15.000 metros cuadrados que tienen de instalaciones y que han repartido entre su sede en Elche Parque Empresarial, el aeropuerto El Arenosillo de Teruel, Huelva o próximamente la Guayana Francesa, donde endrán que construir una rampa de lanzamiento para el Miura 5.

Un sector en auge

Asimismo, la compañía se toma sus objetivos como un importante reto de futuro y autonomía para España "dentro del escenario convulso geoestratégico de hoy", apuntaba Ezequiel Sánchez, ya que hasta ahora en en el país no se habían desarrollado estructuras completas para lanzadores, por lo que es a todas luces un proyecto pionero. Lejos queda ya la búsqueda de Raúl Torres por internet para quien le ayudara a construir un cohete para transportar satélites, hace ya diez años. Desde el inicio hubo apoyo de business angels que les permitieron cubrir las primeras etapas de financiación hasta hoy, con inversión del Estado, firmas multinacionales y trabajando en contratos con la Agencia Espacial Europea. Hace dos años renovaron la firma para incluir un perfil más experimentado, aunque sigue siendo una plantilla joven.

Será una oportunidad también para reindustrializar el país y las zonas en las que se desarrolla, desde Elche hasta Teruel por el aeropuerto en el que van a realizar pruebas para los lanzamientos. Por su parte Raúl Verdú destacaba que gracias a estos lanzadores, "una industria que está creciendo y en época de bonanza lo hace a doble dígito", señalando que están ayudando a "democratizar el espacio". Sus clientes serán operadores de satélites (como en España Hispasat), agencias espaciales e instituciones (se autoconsumen sus propios lanzadores y se abren a utilizar otros operadores) y brokers, que han visto negocio recientemente al haber tanta empresa que quiere lanzar. La vende. Se está democratizando el espacio. La importancia de la cadena de suministro.

Por su parte, Raúl Torres ha destacado la prioridad que ha de tener este proyecto para el país, así como para la formación y contratación de ingenieros o incluso trabajadores de Formación Profesional, y ha agradecido el apoyo de inversores industriales como Aciturri o del Cedeti (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial de España) para desarrollar el primer sistema de combustión para cohete para una lanzadora privada. 

Gran asistencia de autoridades a la presentación

Al acto han asistido numerosas personalidades como el exministro de Ciencia y primer astronauta español Pedro Duque; el director del INTA, José María Salom Piqueres; el jefe del Área de Planificación de I+D de la Subdirección General de Planificación, Tecnología e Innovación en representación del Ministerio de Defensa, José Ramón Sala Trigueros; o el jefe de la Oficina de Coordinación de Iniciativas Estratégicas asociadas a Fondos Europeos de CDTI, Jorge López. 

También otros destacados representantes locales y regionales, que han brindado también su apoyo al proyecto, como Jorge Alarte, director general de Relaciones con las Comunidades Autónomas y Representación Institucional de la Generalitat Valenciana; Empar Martínez Bonafé, directora general de Industria de la Generalitat Valenciana; Rebeca Torró, secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Consumo de la Generalitat Valenciana; Carlos González Serna, alcalde de Elche; y Emma Buj Sánchez, alcaldesa de Teruel.

Noticias relacionadas

next
x