Hoy es 18 de julio

Distribuido por la empresa local abubu

Petrer implanta un sistema tecnológico pionero para velar por la seguridad de las personas mayores

30/03/2021 - 

PETRER. Una empresa de Petrer dedicada a la venta online de productos para mayores, Abubu, ha desarrollado un dispositivo tecnológico pionero para garantizar la seguridad y la autonomía de las personas que lo porten. De este modo, sus familiares o cuidadores podrán saber dónde están y cómo se encuentran en todo momento. El aparato, denominado ELE, ha sido adquirido por el Ayuntamiento de Petrer para ofrecerlo a las personas mayores que lo necesiten y mejorar así su calidad de vida y la de sus familias.

Uno de los tres socios de Abubu, Pablo Albertos, cuenta que, tras un arduo proceso de investigación, lograron que un fabricante externo con el que ya habían trabajado creara el producto que querían: de máxima calidad y sin fallos al comunicar una emergencia. Fue así como surgió un dispositivo ligero y robusto a la vez, resistente a los golpes y, sobre todo, al agua, dado que la ducha es un lugar en el que pueden producirse accidentes.

Según explica el petrerense, ELE incorpora “un sistema de teleasistencia avanzada que no requiere una cuota y que ofrece un servicio más completo que el mítico botón S.O.S”. En concreto, ejemplifica, funciona como un teléfono móvil: se le inserta una tarjeta SIM, de prepago o de tarifa plana, y se le asocian hasta tres números de contacto. Al pulsar el botón, ELE envía un mensaje de emergencia a todos ellos con la ubicación y la hora exactas. Al mismo tiempo, llama a los tres números vinculados hasta que uno responda. Además, incluye un detector de caídas, un botón de llamada rápida (puede realizarlas y recibirlas), un localizador GPS sin límite de distancia, un sensor de movimiento y un sensor de inactividad. Asimismo, permite que se establezcan hasta tres áreas de seguridad para avisar a los contactos cuando la persona entre en ella o salga, según se prefiera.

El precio de cada dispositivo roza los 85 euros y están distribuyéndolo tanto a particulares como a residencias e instituciones. Hasta la fecha, revela Albertos, ha tenido “muy buena acogida” por parte de la población general y se han interesado ya, aparte del Ayuntamiento de Petrer, el de Novelda, centros de mayores eldenses e incluso una empresa pública de América Latina. Esperan, no obstante, que su uso vaya extendiéndose progresivamente. Un uso que pretenden favorecer con el desarrollo de una aplicación móvil gratuita que facilite el acceso a familiares y conocidos.

Sobre Abubu

La empresa de Pablo Albertos nació en 2019 junto a Elena y Juan Carlos, ambos residentes en Madrid. Los tres procedían del ámbito económico-financiero, pero sentían la necesidad de “desarrollar un proyecto que tuviera un impacto social”. “Quisimos ir un paso más allá para que el trabajo fuera algo más que una mera forma de ganarnos la vida”, confiesa el empresario. Entonces, coincidieron en que mejorar la calidad de vida de las personas mayores sería una buena causa con la que comprometerse. “Así es como empezó Abubu”, revela Albertos.

Al principio, relata, solo vendían teléfonos móviles adaptados: “Veíamos que, con la evolución tecnológica, las personas mayores se estaban encontrando con un mundo que, muchas veces, no llegaban a entender”. En este sentido, el socio de Abubu asegura que les parecieron los productos idóneos para solucionar esa “brecha generacional” y, a su vez, para “mantener a la familia informada y segura ante cualquier emergencia”.  Ahora, su catálogo ha pasado a incluir también pastilleros, abridores, pañales, barajas y hasta el último dispositivo electrónico del mercado, pero su lema sigue siendo el mismo: “Conectando con mis mayores”.

Noticias relacionadas

next
x