Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la marca del diseñador alicantino pertenece ahora a amara evers s.l.

Pepe Botella mantiene la actividad a través de otra firma tras la liquidación

Pepe Botella en la VFW de 2013
12/10/2016 - 

ALICANTE. La firma de moda nupcial Pepe Botella, fundada por el reconocido diseñador alicantino, mantiene la actividad pese a la liquidación de la sociedad limitada del mismo nombre, de la que informaba Alicante Plaza este martes. "Pepe Botella" es ahora una marca propiedad de la firma Amara Evers S.L., después de que la empresa del diseñador haya sido liquidada por el juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante, al no superar el concurso de acreedores voluntario al que se sometió en 2011.

Según han relatado algunos de los acreedores que esperan la subasta de los bienes y derechos de la extinta S.L., varios de ellos lograron cobrar parte de la deuda facturando a la citada Amara Evers a lo largo de los años 2014 y 2015, después de que adquiriese la marca. La empresa se creó en octubre de 2011, según consta en el Registro Mercantil. Es decir, un mes después de que Pepe Botella solicitase el concurso voluntario de acreedores y aplicase un ERE sobre la mitad de la plantilla (que pasó de veinte a diez personas). 

Sin embargo, ni Pepe Botella ni sus hijas, que en los últimos años habían asumido la gestión económica y parte de la creativa de la sociedad fundada por su padre, están vinculados a la mercantil propietaria de su marca, que tiene como socia y administradora única a Gillian Ortiz. No obstante, Lucía Botella, hija del fundador y diseñadora principal de la enseña de moda nupcial, sí se ha incorporado a la plantilla de Amara Evers S.L. para continuar al frente de las colecciones de "Pepe Botella".

La adquisición de la marca del reconocido modisto alicantino ha tenido un notable impacto en las cuentas de Amara Evers S.L. Pese a que existía desde 2011, la firma cerró sus primeros ejercicios sin declarar actividad y con resultados negativos, hasta que en 2014 su facturación y su patrimonio se multiplicaron exponencialmente. La cifra de negocio alcanzó los 757.000 euros (justo antes de entrar en concurso, Pepe Botella facturaba un millón de euros anual), y el patrimonio declarado pasó de los 27.468 euros de 2012 a los 741.576 del primer año como propietarios de la marca. 

Foto: RAFA MOLINA

La plantilla, que en los tres primeros años de vida de la mercantil había estado integrada por una única persona, se disparó en 2014 hasta los 29 empleados. Amara Evers S.L. se quedó también con la gestión de la única tienda que Pepe Botella mantiene abierta en la capital alicantina (antes del concurso de acreedores eran dos), en la Rambla de Méndez Núñez.

Subasta de los bienes y derechos

Según publicaba el Borme este lunes, el juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante ha dictado auto de extinción de la conocida empresa de moda debido a la "insuficiencia de la masa activa" (es decir, que la sociedad no tenía suficiente patrimonio para cubrir todas las deudas que mantenía con sus acreedores). Ahora el juzgado deberá proceder a la enajenación de bienes y derechos de la firma extinguida, para realizar una subasta pública con la que los acreedores puedan cobrar parte de sus deudas.

Pepe Botella fue incluida por la consultora Deloitte en el 'top 10' de las empresas del sector en 2010, junto a otras marcas señeras como Pronovias o Rosa Clará (aunque a mucha distancia de estas dos en facturación). Sin embargo, poco después, en 2011, la compañía solicitó el concurso voluntario por la caída de la producción, el aumento de la competencia asiática y la fuerte inversión que realizó en la construcción de las nuevas instalaciones en el polígono Elche Parque Empresarial.

El diseñador Pepe Botella, fundador de la firma y que daba nombre a la misma, inició su trayectoria en la moda nupcial y de fiesta hace medio siglo con la apertura de su primera tienda en Alicante. En 1988 lanzó la primera colección bajo su nombre. Habitual de la pasarela Gaudí Novias (la actual Barcelona Bridal Fashion Week), hasta que fue golpeada por la crisis era una de las marcas líderes del sector.

Noticias relacionadas

next
x