X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de diciembre y se habla de IVACE polígonos industriales benidorm vectalia EMPRENDEDORES

Bienes culturales

Patrimonio sin atender en Orihuela: Más de 30 actuaciones pendientes o sin proyecto

28/06/2018 - 

ORIHUELA. Las mejoras y el cuidado del patrimonio histórico de Orihuela está en stand by, en reposo hasta que lo activen. En estos momentos hay más de 30 actuaciones concretas para rehabilitar, reparar o readaptar edificaciones, de zonas deprimidas de largo recorrido como la del casco histórico oriolano, que, o están estancadas o ni siquiera existe proyecto para ellas. Estas actuaciones vienen avaladas por, o bien, mociones en pleno aprobadas que aún están pendientes, o bien anuncios desde el equipo de Gobierno que no acaban de verse hechos realidad. 

Uno de los anuncios más recientes para poner en valor el Palacio de Rubalcava, edificio histórico que trae cola para ser rehabilitado, fue una moción para inscribir el monumento como Bien de Relevancia Local, que está aún pendiente de realizarse. El edificio figura en el Catálogo del Plan Especial de Protección del casco Histórico de Orihuela aunque presenta un estado deteriorado. En una degradación progresiva, con jardines invadidos por la maleza, perdió casi todas las palmeras de sus jardines, víctimas del picudo rojo. El equipo de Gobierno envió a Fomento una propuesta de rehabilitación en la que incluía salones para bodas o un minigolf. Con la subvención del 1,5% Cultural esperan una rehabilitación que viene de un proyecto que se remonta a 2011 y que, para el PSOE, en la oposición, se trata de un plan insuficiente. 

La antigua sede social y principal de la Caja de Ahorros Ntra. Sra. de Monserrate, es un palacio abarrocado que conserva en su interior un artesonado en el salón de actos. Ahora ese edificio es el centro cultural Miguel Hernández, que presenta, en varias zonas del edificio, zonas ruinosas o con parte de paredes falsas, que requieren de actuaciones y más estando en uso y abierto a la entrada de público. 

Para el Sorzano de Tejada se dedicó el año pasado una partida para su rehabilitación que aún no ha sido ejecutada. Un proyecto de entre 200 y 300.000 euros que aún no ha visto la luz. 

El propio Castillo de Orihuela, con grado de protección de Ruinas Históricas e integral por el Plan Especial de Protección del Casco Histórico, presenta un estado de degradación de los restos del Castillo y del recinto amurallado que va en aumento por la falta de actuación. 

La iglesia de San Agustín de Orihuela, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), está abandonada y en lamentable estado de conservación. Sigue en un deterioro creciente y ha sufrido desprendimientos, desplomes en los muros portantes y en la torre, fisuras y presenta una cubierta deteriorada, pavimento levantado y ornamentación barroca dañada. A pesar de que ha habido intentos de coordinar colaboraciones entre iglesia y administraciones, e incluso se ha propuesto desacralizar el templo para reconvertirlo para otros usos, no ha habido voluntad por sacar adelante ninguna de los acuerdos para poder actuar.

Aprobado pero pendiente

En base a acuerdos plenarios, hay pendientes más de una veintena de acuerdos para la puesta en valor del patrimonio. Una de ellas, por ejemplo, son las subvenciones para la rehabilitación de fachadas en el casco histórico. Otra de ellas es una actuación para poner en valor los refugios antiaéreos de la Guerra Civil. En 2016 se propuso, por parte del PSOE convertir el Oriol en visitable, moción que fue rechazada y que hoy vuelve al pleno para reintentar su aprobación. La moción, en su momento fue denegada por los votos en contra de PP y C's. Además, queda en el tintero un convenio con los propietarios de casas palaciegas para la apertura de las mismas como reclamo turístico, que aún no se ha puesto en marcha. 

El proyecto de rehabilitación de la plaza de toros, que estuvo parada durante 30 años, parece uno de los pocos en estos momentos que pueda hacerse realidad a corto plazo. En octubre está programado el fin de las obras. Queda por ver si otros monumentos emblemáticos llevarán el mismo camino que la plaza de toros, o seguirán estancados. 


next