X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

como lobby ecologista

Nace 'Democràcia en Verd', con Julià Àlvaro y Sánchez Brufal, a disposición de un 'Botànic 2'

26/02/2019 - 

VALÈNCIA/ALICANTE. Un nuevo actor, esta vez no político, se suma al debate que generarán las elecciones en los próximos días. Se trata del lobby Democràcia en Verd, de carácter ecologista, liderada por referentes políticos como ex secretario autonómico Julià Àlvaro o la ex regidora socialista de Alicante Carmen Sánchez Brufal y cuyo objetivo es poner en el centro del debate político el eje ambiental. Y, en caso de que se pueda repetir un nueva edición del Gobierno del Botànic, ponerlo a su disposición.

Democràcia en Verd celebró su asamblea fundacional el pasado 8 de febrero con la participación de medio centenar de personas de movimientos sociales y ecologistas de toda la Comunitat, y se ha inscrito esta misma semana en el Registro de la Conselleria de Justicia de la Generalitat. Además de Àlvaro y Sánchez Brufal, forman parte de la misma Sol Garcín (Alicante), Pepe Santamaría (Alicante), Lola Raigón (experta en agricultura ecològica y catedrática de la Politécnica de València), Cristina Domingo (plataforma contra Puerto Mediterráneo), Gloria Civera (del movimiento de defensa del Parque del Turia), Luis Suller, del colectivo de defensa de la Serranía contra la minería), la militante ecologista Helena Primo o Jorgina Gil (plataforma aire limpio de Bunyol), entre otros muchos.

Hasta la constitución del lobby, Álvaro ha mantenido reuniones discretas con todas estas personas en Alicante, Castellón y Valencia y, tras obtener su respaldo, ha dado a conocer el proyecto -este pasado fin de semana-, que tiene como fin que la política "integre en sus prioridades la dimensión ambiental al mismo nivel de importancia que los problemas sociales, económicos y de regeneración democrática".

Democràcia en Verd considera que la dimensión ambiental es una prioridad social y, por tanto, "las políticas ambientales no pueden ni deben ser relegadas, ni intercambiadas por otras consideradas más prioritarias". Y ante la resistencia que han tenido durante este mandato, el lobby considera que son un pata fundamental para la vertebración del territorio y que ahora se deben poner en valor en este periodo electoral que se abre.

"En el País Valencià, la experiencia del primer gobierno del Botànic ha mostrado las potencialidades de las políticas verdes pero también las limitaciones, resistencias y problemas a las cuales nos enfrentamos", defiende el colectivo, que volverá a poner en favor del eje de la izquierda estas medidas que propone en caso de que se repita un segundo gobierno del Botànic.

Noticias relacionadas

next