X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Montmeló reúne desde miércoles última vez a los bólidos antes inicio mundial

25/02/2020 - 

BARCELONA (EFE). El Circuit de Barcelona-Catalunya reunirá desde este miércoles hasta el viernes a las diez escuderías para la segunda y última tanda de entrenamientos de pretemporada de Fórmula Uno, el paso previo al viaje de todos los equipos a Australia, donde el 15 de marzo se correrá la primera carrera, en el Circuito de Albert Park de Melbourne.

Esta última semana de trabajo dejará muy probablemente al descubierto las cartas de casi todos los coches, si es que no se vieron claras ya la semana pasada, en la que durante las tres jornadas, también en Montmeló, Mercedes dejó patente que su dominio lo puede extender a un séptimo año seguido, con lo que las opciones del seis veces campeón del mundo, el británico Lewis Hamilton, de alcanzar los siete títulos de Michael Schumacher aparecen con más claridad.

La segunda semana de ensayos contiene tres puntos de interés: el desarrollo y seguridad del sistema que ha inventado Mercedes con el DAS, la confirmación del dominio de Mercedes y los coches clonados o coches B.

Acerca del primero, todo apunta a que Mercedes podrá disponer del sistema DAS, puesto en escena el pasado jueves cuando Lewis Hamilton salió a dar vueltas con sus coches, y a través del cual el piloto puede hacer converger las ruedas delanteras en las rectas tirando del volante y devolviéndolo a su posición original en las curvas.

La viabilidad de este sistema, que pretende reducir la fricción de las ruedas y, en consecuencia, evitar altas temperaturas y desgaste, es aún un interrogante, ya que las dudas aparecen sobre su seguridad. Todo apunta a que Mercedes podrá salir con este sistema en Australia y, a la espera de que sus mejoras sean realmente un hecho, que el resto de equipos también lo desarrollen.

Acerca de si va a continuar un año más el dominio casi insultante de Mercedes, las sesiones de la semana pasada en Montmeló así lo dejaron ver, y queda esta semana para confirmar los peores temores, que una año más, y será el séptimo de forma consecutiva, la escudería alemana se pasee por los 21 circuitos (el GP de China ha sido suspendido por el coronavirus), dejando las migajas para el resto.

En este segundo aspecto, se espera que Ferrari no hay desvelado todas sus cartas y que, primero, el campeón alemán Sebastian Vettel pueda sacar lo máximo de su coche, tras haber estado de baja una jornada por unas décima de fiebres y en una segunda jornada, medio perdida por un problema en el motor, y que, segundo, la escudería italiana ejerza de aspirante para ganar todas las carreras desde el principio.

También se espera que Red Bull, en su segundo año con Honda, pueda dar un paso aún más firme con su piloto estrella, el neerlandés Max Verstappen, para superar los tres triunfos del año pasado, y en total nueve presencias en el podio .

Sobre el tercer punto de interés, y éste afecta directamente al McLaren del español Carlos Sainz, es la presencia de los denominados coches B, que no son otra cosa que las escuderías de menor presupuesto, y que no sólo montan unidades de potencia de otras escuderías (Mercedes, Ferradi, Honda o Renault, los cuatro motoristas del mundial), sino que también han comprado componentes de los coches punteros del año pasado.

Este panorama ha hecho que este año McLaren, que parte como el cuarto equipo tras Mercedes, Ferrari y Red Bull, según la clasificación por escuderías del curso pasado, haya visto cómo equipos que inicialmente deberían estar por detrás como Racing Point-BWT Mercedes, con el mexicano Sergio 'Checo' Pérez al volante, o AlphaTauri-Honda, con el ruso Daniil Kvyat o el francés Pierre Gasly, se hayan mostrado más rápidos que el coche del madrileño.

A partir de mañana se deberían a empezar a aclarar muchas dudas, aunque una parece que se resiste a cambiar, y no es otra que el dominio de Mercedes, que la semana pasada, al volante el finlandés Valtteri Bottas, marcó el récord del circuito en unos ensayos, con un tiempo de 1:15.732.

Además, Bottas cuenta con el récord del Circuit de Barcelona en la nueva configuración del trazado (año 2007), cuando el año pasado, en la clasificación para la carrera. logró la 'pole' con un crono de 1:15.406.

Noticias relacionadas

next
x