opciones sobre el futuro del inmueble del centro de alicante

Los presupuestos participativos del Consell: ¿una puerta abierta para la compra pública del Ideal?

15/09/2021 - 

ALICANTE. La experiencia piloto puesta en marcha por la Generalitat para propiciar la implicación de la ciudadanía en la confección de los próximos presupuestos autonómicos de 2022 ha reabierto una vez más el debate sobre la posibilidad de que la administración pueda adquirir el edificio que albergó el antiguo Cine Ideal de Alicante para rehabilitarlo y dotarlo de un uso público. Se trata de una idea perseguida desde hace más de una década por entidades sociales como la plataforma Salvem l'Ideal, que ha tenido eco después tanto en el Ayuntamiento de Alicante como en la propia Generalitat, aunque no ha llegado a tener ningún resultado hasta ahora, sin que se haya registrado un planteamiento capaz de suscitar el acuerdo de la familia propietaria del inmueble para que pueda formalizarse una hipotética venta. De hecho, es un planteamiento que también ha barajado la actual administración autonómica, bajo el gobierno de PSPV, Compromís y Unides Podem, con la implicación del área de Presidencia, sin que se haya llegado a lanzar oficialmente ninguna tentativa de compra.

Por el momento, la propuesta de adquisición planteada por una particular (la arquitecta Gloria Alonso, en representación de la agrupación de EUPV en Alicante, con el apoyo de Salvem l'Ideal) en el proyecto de presupuestos participativos de la Generalitat, ha superado el proceso de recogida de avales y de evaluación técnica desarrollado desde el pasado mes de mayo, entre un paquete de otras 17 propuestas presentadas en las llamadas comarcas del sur, donde se agrupa a los municipios del Alto Vinalopó, el Medio Vinalopó, el Baix Vinalopó, l'Alacantí y la Vega Baja. Y será ahora cuando la iniciativa se someta al momento de la votación definitiva. Cualquier ciudadano que se haya registrado para participar en el proceso puede optar por dedicar fondos a esa propuesta en el plazo que quedó abierto oficialmente este martes y quedará cerrado el 30 de septiembre. Los resultados de esa votación se conocerán, finalmente, cerca de un mes después: el 28 de octubre. Será entonces cuando se conozca qué iniciativas han recibido un mayor respaldo, y por tanto, serán las que quedarán contempladas en los próximos presupuestos autonómicos. Así que todavía no puede asegurarse que la iniciativa vaya a traducirse en un asiento contable en las cuentas de la Generalitat para 2022.

¿Qué se plantea en la propuesta que ha pasado la criba hasta la fase de votación final? Básicamente, la adquisición del edificio situado en la avenida de la Constitución para su rehabilitación y conversión en sede de la Filmoteca del Institut Valencià de Cultura. Para ello, en el proceso de evaluación por parte de la comisión técnica en la que participan técnicos de once de las doce consellerias se habría valorado que el planteamiento requeriría de una inversión de 5,5 millones: una de las sumas más altas entre las propuestas presentadas en el ámbito de las comarcas del sur.

En concreto, en la baremación de la propuesta se considera que resulta viable después de aplicar una reformulación en la que se consideraría que para su ejecución se requeriría, en realidad, de dos ejercicios presupuestarios: 2022 y 2023. Así, en ese informe se establece que la adquisición del edificio sería "una inversión contemplada en el capítulo VI de gasto y a su vez la licitación del Plan Director que diagnosticará el estado de conservación actual del edificio, la adecuación a usos corrientes y las actuaciones críticas pendientes a acometer". Así, se concluye que, en el caso de que la propuesta acabe resultando elegida entre las más votadas, "el procedimiento que se llevará a cabo consistirá previsiblemente en la tasación y compra del bien inmueble del Cine Ideal de Alicante; y la licitación del Plan Director y documentos necesarios de estudio, de uso, necesidades, actuaciones, etc. con el límite del coste previsto de la propuesta". Es decir, los 5,5 millones ya citados. 

Eso sí, la evaluación técnica añade que "esta actuación queda condicionada a que se produzca la efectiva adquisición del inmueble". O lo que es lo mismo, que quedará supeditada a que pueda alcanzarse un acuerdo de compra con sus propietarios. Por el momento, fuentes de la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática confirmaron que no se ha llevado a cabo ningún contacto previo con los dueños del antiguo cine. Entre otros puntos, porque ese paso no se podrá dar hasta que no concluya el proceso y se constate si la propuesta queda recogida entre los proyectos del conjunto de la Comunitat para los que se ha previsto consignar una suma global de 125 millones.

Por lo pronto, los propietarios del antiguo cine también recalcaron que no se ha producido ningún intento de negociación hasta ahora e insistieron en que el primer paso lógico antes de plantear una propuesta para presupuestar la compra del edificio sería el de contactar con sus propietarios para informarles al respecto y conocer su predisposición a vender. Así, animaron a los representantes de la Generalitat a recorrer ese camino previo.

Hasta el momento, el grupo Baraka mantiene un acuerdo de opción de compra sobre el edificio con la intención de rehabilitarlo y convertirlo en hotel. La cifra oficiosa que ha trascendido sobre los términos económicos de ese acuerdo de adquisición es de cerca de seis millones (a los que se sumaría otra inversión similar para ejecutar las obras de transformación en hotel). Se trata de un acuerdo que continúa supeditado a que el proyecto pueda llegar a ejecutarse, tras la obtención de la correspondiente licencia municipal, que sigue sin resolverse desde que se registró la solicitud inicial, en diciembre de 2019 (aunque la fecha de registro oficial que se considera válida a efectos de cómputo de plazos es la del momento en la que se presenta toda la documentación necesaria para su tramitación).

La comisión técnica de la Generalitat evaluadora de los proyectos valora la propuesta de compra del antiguo cine en 5,5 millones y advierte de que se trata de una propuesta condicionada a que se pueda concertar su compra

 Esa petición de licencia sigue pendiente, ahora, de la aplicación de los requisitos de protección introducidos por la Dirección General de Cultura y Patrimonio, en los que instaba al Ayuntamiento de Alicante a ampliar las condiciones de conservación del edificio para que se respetase la configuración de su estructura interna, lo que podría constreñir las posibilidades de conversión en hotel.

Sea como fuere, la suma concertada por Baraka supera en medio millón a la cantidad estimada por la comisión técnica autonómica encargada de valorar las propuestas presentadas a los presupuestos participativos. Y en este caso, además, se incluiría tanto el importe de compra como el precio de licitación de la redacción del Plan Director para decidir su hipotético uso futuro. Así que, por el momento, nadie puede asegurar que los dueños del edificio estén dispuestos a aceptar una venta por un importe menor al concertado con Baraka, pese a que sí han planteado su rechazo a aceptar una eventual venta al Ayuntamiento por el importe fijado en el informe de tasación municipal sobre el inmueble: en torno a 1,8 millones.

En todo caso, el avance de la propuesta de adquisición del edificio en el proceso de los presupuestos participativos propició este martes que los tres grupos del eje progresista que ejercen funciones de oposición se mostrasen a favor de la iniciativa y se felicitasen de que la propuesta pueda ser incorporada en los presupuestos autonómicos. Por su parte, el equipo de gobierno, compuesto por Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs), obvió realizar ninguna valoración al respecto más allá de recordar, precisamente, que "el ayuntamiento dispone de una tasación sobre el valor del inmueble que para nada tiene que ver con el importe que se pretende incluir en el presupuesto autonómico y que parece una cantidad desorbitada", según indicó el portavoz del bipartito, Antonio Manresa (Cs), durante la comparecencia semanal para informar sobre los asuntos tratados en Junta de Gobierno.  

Noticias relacionadas

next
x