X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

nuevo escenario para los establecimientos cerrados por la crisis del coronavirus

Los hoteles de Alicante piden garantías para ceder su uso a Sanidad y vigilancia frente al pillaje

21/03/2020 - 

ALICANTE. Los cerca de 70 establecimientos agrupados en la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (APHA) entran de facto en fase de suspensión de actividad, tras la declaración del Estado de Alarma y la orden de confinamiento general para evitar la propagación del coronavirus. Fuentes de la patronal provincial precisaron que más del 95% de sus asociados había cerrado ya este viernes y que el resto preveía hacerlo a principios de la próxima semana, después de la recomendación formulada desde la propia junta directiva de APHA, este lunes, y de que el Gobierno central impusiese la obligación de clausura a través de un decreto específico, aprobado este jueves (en el que solo se exceptúan aquellos establecimientos que dispongan de huéspedes de larga estancia).

Las mismas fuentes precisaron que la gran mayoría de ellos había decidido tramitar expedientes de regulación de empleo de carácter temporal (ERTEs) para casi la totalidad de sus plantillas, aunque admitieron que no se disponía todavía de información estadística al respecto. En algunos casos, sí se ha mantenido un mínimo de trabajadores en activo para que asumiesen cuestiones ineludibles de mantenimiento y supervisión de las instalaciones. Pero por lo general, todos habrían pospuesto toda su programación de nuevas reservas hasta que se levanten las restricciones de movilidad y se supere la posibilidad de riesgo de contagio.

Entre tanto, algunos establecimientos sí se pusieron a disposición de la Conselleria de Sanidad para que pudiesen funcionar como hoteles medicalizados capaces de acoger a pacientes asintomáticos, leves o ya curados de la infección por coronavirus que se vean forzados a guardar la cuarentena obligatoria y no puedan hacerlo en sus domicilios. En principio, al menos seis establecimientos asociados a APHA habrían trasladado ya su ofrecimiento, entre los que figurarían el Hotel Boutique Palacio de Tudemir de Orihuela, el Hotel Leuka de Alicante o el Hotel Complejo Residencial San Juan, del Grupo PSN, en el municipio de Sant Joan. Eso sí, tanto esas primeras propuestas confirmadas como el resto de operadores hoteleros que pudiesen estar sopesando esa posibilidad estarían a la expectativa de que se concreten las condiciones específicas por las que quedará regulada esa cesión.

La patronal solicita que se concrete con mayor detalle que la cesión de establecimientos se producirá a coste cero, tras registrar seis primeros ofrecimientos voluntarios

Hasta el momento, según las mismas fuentes, esas condiciones están recogidas en un convenio todavía en fase de borrador, por el que la administración compromete la cobertura de daños y la labor de desinfección, en cuanto finalice el periodo de uso de las instalaciones. Además, también asumiría los costes del servicio de catering. No obstante, al parecer, ese borrador no había detallado todavía cuestiones como los gastos de mantenimiento, como los consumos de agua, luz y gas, que pueden llegar a generar facturas de más de 5.000 euros mensuales, por ejemplo. De ahí que la patronal solicitase este viernes todo tipo de garantías de que la cesión de los establecimientos se iba a producir a coste cero y con la seguridad de que las estancias y el mobiliario iban a poder acoger a huéspedes sin demoras en el momento en el que se levante el Estado de Alarma. 

Y no solo eso. La patronal también solicitó a todas las administraciones competentes que pongan en marcha un refuerzo de la vigilancia en el entorno de los establecimientos hoteleros con el propósito de evitar posibles episodios de pillaje o vandalismo que pueda agravar todavía más los efectos económicos que ya va a conllevar la situación de cierre. Así, reivindicaron una mayor presencia policial que evite robos o destrozos en instalaciones internas y externas que ahora no quedan a cargo de sus respectivas plantillas.

Noticias relacionadas

next
x