Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

piden campañas de promoción para atraer a turistas

Los comerciantes de Benidorm avisan: el 50% de las tiendas podrían cerrar a partir de septiembre

25/07/2020 - 

BENIDORM. Las cifras de los comercios no son nada positivas. El presidente da la asociación de comerciantes de Benidorm (Aico), Raúl Parra, cree que a partir de septiembre, alrededor de un 50% de tiendas echarán el cierre, y calcula que la gran mayoría lo hará de manera definitiva. Según explicó Parra, la ciudad y su tejido empresarial está estructurado después de tantos años para atender a un turismo de masas, algo que con la pandemia por la covid-19 ha dejado de existir en el municipio, y por tanto, no hay tanto cliente para los 1.500 comercios.

Después de un verano donde las cifras de los negocios están por los suelos, y con un otoño que se presenta complicado por la imposibilidad de arrancar el Imserso, el presidente de Aico estima que la mitad de comercios tomarán la decisión de cerrar, algunos hasta Semana Santa, y otros, para siempre. Esto dejará un panorama totalmente inédito, acorde a la situación que se está viviendo en el mundo, y que se traduciría en una ciudad a medias.

Como siempre, Parra diferencia entre dos tipos de empresas: las tradicionales, que beben más de los residentes, y las volcadas en el turista. Las primeras serán las que aguanten un poco más, mientras que el sector dedicado a los viajeros quedará más tocado y protagonizará mayor parte de los cierres. 

"De la avenida Europa hacia el Rincón de Loix, los negocios turísticos están bajo mínimos. A lo mejor hay un 20% de ellos abiertos, de los que pueden estar haciendo una caja del 5% respecto a lo que sería un verano normal", detalló Parra. Por otro lado está el tradicional, que lo ubica más en el centro de la ciudad y estima que se podría estar llegando a una actividad del 50% durante los fines de semana, que es cuando más clientes atienden.

La facturación está siendo por tanto mucho más negativa de la que pueda aguantar, lo que provocaría estos cierres masivos, según la apreciación de Parra. A lo que se suman diferentes factores, como que los propietarios de los locales no están teniendo voluntad negociadora en muchos casos a la hora de rebajar o suspender el pago del alquiler.

Foto: RAFA MOLINA.

Soluciones

Las administraciones públicas han lanzado algunas iniciativas para paliar la crisis que se avecina, a la que se tendrán que enfrentar a los numerosos despidos que llegarán como esta situación se termine confirmando. Pero para el representante de los comerciantes, no está siendo suficiente para evitar esta sangría, a expensas de lo que pueda ocurrir en agosto, pero sabiendo que ya se han perdido tres meses por completo.

Con todo, Parra pide que las ayudas económicas –que no servirán para mejorar la situación de los empresarios según su tesis– se inviertan en campañas de promoción para atraer turistas, ya que dice que "mil euros no nos va a solucionar nada a cada uno, lo que necesitamos es clientes". 

Es por ello que reclamó que se hagan iniciativas encaminadas al turismo de compras, la creación de un Imserso para jóvenes, o una campaña de Navidad que se inicie el 1 de noviembre y con actividades que impresionen, poniendo de ejemplo las luces de Vigo para esas fechas señaladas. Eso sí, todo bajo la tutela de una seguridad que evite la propagación del virus y más contagios.

Noticias relacionadas

next
x