Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los clásicos Opel Ascona y el Manta, que compartieron plataforma y mecánicas, cumplen medio siglo

4/03/2020 - 

MADRID (EFE). Los años 70 fueron muy importantes para la historia del fabricante alemán Opel porque eligió esa década para iniciar una gran ofensiva de lanzamiento de modelos, en la que llegó a utilizar una misma plataforma para hacer dos coches muy diferentes.

Es el caso de las leyendas Opel Ascona y Manta, que este año cumplen 50 años desde que llegaran al mercado en 1970.

El Opel Ascona, que se presentó en el Salón del automóvil de Turín (Italia) en 1970, fue un prototipo de berlina deportiva de dos puertas, pero también contó con una versión de cuatro y otra familiar Caravan enfocada a las familias y pensada para las actividades al aire libre. Se fabricaron 691.438 unidades.

El Opel Ascona nació para ocupar el hueco entre Kadett y Rekord

El Ascona, por tamaño, equipamiento y motorizaciones, se situó entre los modelos Kadett y Rekord.  Al principio se ofreció con carrocería berlina de dos y cuatro puertas, y luego llegó la familiar, pero manteniendo las dos puertas .

Montaba un motor de 1.6 litros y cuatro cilindros de 68 CV, que en la versión S se potenció a 80 CV. También hubo un 1.9 de 90 CV y un 1.2 de 60  CV. Para las versiones más potentes se ofrecía una caja automática de tres velocidades fabricada por Opel.

Este vehículo clásico sumó un palmares destacado en la competición: Walter Röhrl y su copiloto Jochen Berger se impusieron el Campeonato de Europa de Rallies de 1974 y 1975 y, en el Rally Acrópolis, consiguieron la primera victoria mundialista de Opel. En 1982, Röhrl y Christian Geistdörfer se alzaron con el Mundial de Rallyes con un Ascona 400.

El Opel Manta lució un rayo por Jacques Cousteau

Por lo que respecta al deportivo coupé Manta, cuyo logotipo del rayo está inspirado en las fotografías del explorador marino Jacques Cousteau, debutó en septiembre de 1970.

Compartía plataforma, suspensión y mecánicas con el Ascona. El motor más potente que tuvo al principio fue el 1.9 S de cuatro cilindros con 90 CV, también utilizado por el Opel Rekord. También contó con un 1.6 de 68 CV, que incluso llegó a desarrollar 80 CV en la versión S; y con una versión de acceso de 60 CV.

En 1974, el Manta GT/E sumó un 1.9 de 105 CV, que se convirtió en el tope de gama, mientras que en 1975 recibió su última versión especial, la Black Magic en la que predominaban los acabados en negro mate en lugar de cromado y unas rayas anaranjadas recorrían sus laterales, así como el faldón delantero.

El Opel Ascona y el Manta saltaron el charco

Tanto el Manta como el Ascona se vendieron con "éxito" en Estados Unidos, lo que, según Opel, han logrado pocos modelos de la marca alemana.

Opel va a conmemorar el 50 aniversario de Manta y Ascona con su participación (llevará seis unidades de las primeras generaciones de ambos modelos) en el rallie austríaco de vehículos clásicos Bodensee Klassik (del 7 al 9 de mayo).

Además asistirá en junio a una concentración en la localidad alemana de Rüsselsheim, donde se esperan unos 100 ejemplares del Ascona y Manta A; y en septiembre a una reunión organizada por el coleccionista y experto en el Opel Manta Manfred en Timmendorfer Strand en la costa del Báltico, donde este modelo se presentó por primera vez a la prensa hace exactamente 50 años.

Noticias relacionadas

next
x