Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el mes de julio se pierde

Los bonos turísticos de Benidorm se retrasan: el PSOE esperará a consensuarlo con el gobierno local

30/06/2020 - 

BENIDORM. El PSOE de Benidorm dejó este lunes sobre la mesa su moción que planteaba la incorporación de un bono turístico para distribuir entre visitantes a la ciudad para usar en los establecimientos durante sus vacaciones. Una iniciativa que habría contribuido a incentivar la demanda en un sector que está ahogado en estos momentos por la falta de viajeros a causa de la pandemia de covid-19.

Sin embargo, esta propuesta tendrá que esperar, por lo menos, hasta el próximo pleno, es decir, el último lunes del mes. Lo que deja a julio totalmente nulo para tramitar estas ayudas a los que quieran viajar a la ciudad de los rascacielos, que permite mayor consumo sabiendo que la capacidad económica de los españoles también se habría reducido. 

Tal y como afirmó en la sesión plenaria, el portavoz del PSOE dejó sobre la mesa esta medida para llegar a un consenso con el gobierno local del PP. Según explicó a este diario el socialista, les habían pedido más tiempo para poder adoptar esta idea, de lo contrario, pedirían la retirada, que ganaría debido a la mayoría que tiene en la corporación local. "Confiamos en que finalmente se haga", dijo Martínez.

Como se recordará, el PSOE planteaba la emisión de 60.000 bonos de 100 euros. Los requisitos pasaban por pernoctar en la ciudad: mínimo de tres noches el régimen de, al menos, alojamiento y desayuno en un hotel del término municipal de Benidorm, cinco noches en uno de sus apartamentos turísticos reglados, o una semana en un camping de nuestra localidad. 

El pleno sirvió además para debatir otra de las medidas planteadas por la oposición, en este caso, Ciudadanos. La moción defendida por el líder del grupo municipal, Juan Balastegui, requería rebajar un 25% la tasa de basuras el próximo año a establecimientos de Benidorm que han tenido que estar cerrados durante el estado de alarma. El PP, a través de su portavoz Lourdes Caselles, argumentó su negativa basándose en los informes municipales que apuntan a "que lo que están pidiendo no es posible".

Lo que sí que salió adelante es la propuesta del gobierno local para aprobar los pliegos de condiciones y licitación del nuevo contrato de instalación, mantenimiento y explotación comercial del mobiliario urbano. Tanto PSOE como Cs recordaron que un informe municipal había puesto una incidencia debido a los 10 años que tendrá el contrato. Algo que el concejal de Escena Urbana, José Ramón González de Zárate, defendió que era para hacerlo más atractivo a las empresas ya que así tenían más tiempo para amortizar los 1,5 millones de euros de inversión a fondo perdido.

Noticias relacionadas

next
x