X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El programa makers alienta la CREACIÓN de inventos y nuevos componentes

Laboratorio de prototipado: diseño y desarrollo colaborativo de productos novedosos

10/02/2020 - 

ELCHE. Muchas veces, emprender no pasa por crear una nueva startup. Alumbrar un nuevo componente mecánico para un producto, inventar una solución ortopédica o desarrollar un nuevo dispositivo médico también es emprender y desde el laboratorio de prototipado del Parque Científico de la UMH y de su programa 'Makers', en marcha desde hace un año y con gran volumen de solicitudes, lo tienen claro. Este enclave en el edificio Innova del campus de Elche de la UMH es el lugar donde en estos momentos se desarrollan, o bien prototipos de producto mínimo viables para startups, o bien se gestan nuevos desarrollos tecnológicos, desde la idea hasta la patente o comercialización, según las necesidades de quien lo crea. "Damos forma a nuevos productos, independientemente del sector y del grado tecnológico del proyecto y contamos con la colaboración de startups, grupos de investigación, emprendedores o inventores particulares", asegura Javier Sancho, director del área de Emprendimiento del Parque Científico de la UMH. 

La clave de este laboratorio en el que se puede hacer impresión, diseño o escáner en 3D, con varias máquinas de distinto nivel y que también cuenta con maquinaria para corte y mecanizado de distintos materiales radica en el programa 'Makers'. El prototipado es una de las fases finales de este programa en el que se apoya la creación y el desarrollo de productos innovadores, a través del acceso a servicios, infraestructuras y talento del Parque Científico UMH y su ecosistema.

"El programa está enfocado a desarrollar proyectos innovadores, ya sean físicos como hardware o alimentario, dentro de biotecnología", asegura Sancho. Para llegar a este programa, desde el Parque Científico de la UMH, primero analizan el grado de novedad de la idea. "Muchas veces viene el inventor pensando que su idea es nueva y ya está inventada, por eso buscamos en todas las fuentes públicas si ese plan ya está patentado o anticipado". En este caso, se podría repensar la idea hasta ofrecer algo nuevo al mercado. 

Como segundo punto, desde el programa 'Makers' se estudia de manera preliminar el potencial mercado, o bien la necesidad o bien la posible demanda que podría haber y el nivel de competencia. "Así comprobamos el nivel de dificultad que podría conllevar el desarrollo de la idea", mantiene Sancho. Si el proyecto tiene viabilidad se comienza con un trabajo de plan de producto entre el Parque Científico y la persona creadora en el que se sientan las bases de la propiedad del futuro resultado. Después de la firma de las condiciones, ya comienza otra nueva fase de trabajo, la de dar forma al prototipo.

El desarrollo técnico del producto se da, principalmente en el laboratorio de prototipado. Aquí se desarrollan los futuros inventos, desde productos físicos, de consumo o industriales; por ejemplo, dispositivos médicos o deportivos, mobiliario, ropa o calzado inteligente, nuevos alimentos, complementos nutricionales, kits de análisis, dosificadores... El acceso para los creadores a las impresoras 3D, al diseño o las máquinas es libre y pueden tomar el tiempo que necesiten para crear su producto mínimo viable con la mayor calidad posible. 

Además, en este proceso también se buscan los componentes mecánicos, electrónicos o digitales necesarios y se trata de encontrar colaboraciones entre el sector público y privado para la financiación. Así, la búsqueda de partners se da entre la red de empresas tecnológicas, personal experto sectorial y de innovación del Parque Científico UMH. De la puesta en marcha del proyecto depende su complejidad. "Puede haber un desarrollo de meses o también de hasta cinco años o más si se trata de un ingrediente farmacéutico, por ejemplo". 

En estos momentos se trabaja en varios proyectos avanzados, como el de un sistema de sujeción de marcapasos externo, ya en busca de la fase de comercialización. Los aspectos regulatorios han sido los más duros de conseguir en este prototipo de nivel médico, con un alto grado de exigencia y seguridad. "El proceso de certificación, es, además costoso a nivel económico", asegura Sancho, pero ya han podido dar ese salto. Hay también proyectos a nivel confidencial y otros de ellos en nivel de evaluación. Además, el Parque Científico, para impulsar estos proyectos, destina una bolsa económica para el desarrollo de los prototipos de cada invento. 

Precisión en prototipos

Así, al final del camino, la persona creadora tiene en sus manos el desarrollo de un producto mínimo viable para testarlo en laboratorios o en entorno real, dependiendo del producto. En el laboratorio de prototipado, dentro del diseño 3D se crean modelos digitales en 3D a partir de bocetos o ideas. Además, el departamento asesora sobre las posibles soluciones de diseño que mejoren el producto o pieza, por ejemplo, un mecanismo o pieza para mejorar un motor. 

El enclave de prototipado es una estancia de 120 metros cuadrados equipados con bancadas de trabajo, taquillas y herramientas. El laboratorio cuenta con varios tipos de impresora 3D para imprimir productos, prototipos o piezas con tecnologías FFF y SLA capaz de imprimir PLA, ABS, materiales flexibles y todo tipo de resinas fotopolimerizables. En este entorno se asesora sobre la optimización de materiales, acabados o diseño. Con la tecnología del escáner 3D se puede trasladar un modelo físico a digital, pudiendo llegar hasta una precisión de 0.1 milímetros. En el área de corte y mecanizado, a partir de diversos materiales, se elaboran piezas mediante corte en 3D con fresadora CNC y otras operaciones como troquelados, taladro y plegado de chapa de aluminio.

Noticias relacionadas

next
x