X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la carrera ingresó 69,6 millones el año de la última salida

La Volvo de 2017, la más rentable también para la empresa: sus ingresos aumentaron un 30%

22/10/2018 - 

ALICANTE. La edición de la Volvo Ocean Race de 2017, la última antes de que su propietario la vendiera a una nueva empresa creada por sus directivos, tuvo un impacto económico de 96,2 millones, de los que cerca de 31 se generaron en Alicante. El Consell y la Sociedad Proyectos Temáticos, que gestiona la participación pública en el evento, defienden que se trata de la edición más exitosa en cifras económicas y de afluencia al Race Village, y de hecho esa es la razón que justifica la celebración, en marzo de 2019, de una edición conmemorativa para partir el calendario de la regata.

Pero la edición de 2017 de la vuelta al mundo a vela por etapas, que probablemente cambiará de nombre tras su venta a Atlant Ocean Racing, fue también la más rentable para la empresa que la organiza, una filial del grupo Volvo domiciliada en Alicante: Volvo Ocean Race SLU. Según las cuentas anuales de la mercantil del pasado ejercicio, la firma facturó un total de 69,6 millones de euros, exclusivamente por los patrocinios y los servicios de publicidad. Un volumen de negocio que supone un 30% más que el de 2014, cuando se celebró la salida anterior.

Como publicó Alicante Plaza en su momento, la salida de 2014 generó un negocio de 54 millones de euros para Volvo en publicidad. Al año siguiente, en 2015, cuando la empresa domiciliada en Alicante ya no tenía que organizar nada pero la prueba seguía generando impacto, ingresó 34,9 millones. Ya en 2016, 'año puente' entre el cierre de la edición anterior y el comienzo de la siguiente, los ingresos bajaron al mínimo: 14,4 millones. Todos los ejercicios, eso sí, se cerraron con beneficios, dado que la estructura de la empresa y sus gastos se acompasan a las necesidades de la organización, por lo que esa facturación mínima se compensó con un desembolso también mínimo.

En el caso de 2017, el beneficio neto de la mercantil, que se destinó íntegramente a reservas según la memoria, fue de cerca de medio millón (467.700 euros), cuando un año antes el resultado se quedó en algo menos de 270.000 euros. El informe de gestión destaca que la evolución del negocio "ha sido la esperada", y que "se ha completado muy satisfactoriamente la salida de la regata en Alicante, y hay grandes expectativas para las llegadas y actividades en los puertos previstos en la ruta de la carrera". La prueba finalizó el pasado junio con la victoria del equipo Dongfeng, aunque el español Mapfre tuvo opciones hasta el final.

El informe de los administradores de la sociedad también asegura, como el Consell, que "se están superando las expectativas y las cifras del evento anterior en cuanto a notoriedad del evento, audiencia, impacto, visitantes y éxito comercial y deportivo para todos sus integrantes". El crecimiento del ejercicio "ha venido marcado por el comienzo de la facturación a los principales sponsors, puertos y equipos, según los acuerdos de servicios, dado que el ejercicio 2017 es el ejercicio del comienzo del evento", se indica. La firma contaba con  una plantilla de 78 personas al cierre del año, que previsiblemente caerá al cierre del presente ejercicio, al no haber competición en 2019 y 2020.

Volvo Ocean Race SLU se estableció en Alicante en 2010 para trasladar a España la sede de la prueba, que hasta entonces operaba en el Reino Unido. Una decisión en la que, además de los aspectos logísticos, pudo pesar también el hecho de que en territorio nacional la firma se beneficiaba de la exención del Impuesto de Sociedades aprobada por el Gobierno para aquellas empresas relacionadas con el evento deportivo. La empresa "presta servicios de publicidad y promoción a favor del grupo AB Volvo y Volvo Car Corporation", según la memoria.

Así, existe un contrato marco entre la empresa española y el grupo al que pertenece para la prestación de los servicios de publicidad y promoción, y organización de la regata, que es el objeto de su negocio. "La compañía tiene un marcado carácter internacional, dados los países involucrados como puertos de la ruta de la regata, a lo que se suma el carácter global de los principales patrocinadores y sus actividades de marketing asociadas", explica la memoria.

Noticias relacionadas

next