X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el hotel no está en venta, aunque el consejo la contempla si no hay relevo

La venta del hotel Huerto del Cura se 'enfría': solo una parte de la familia quiere vender

27/11/2018 - 

ALICANTE. La posible venta del hotel Huerto del Cura de Elche a la cadena benidormense Port Hotels, del presidente de Hosbec, Toni Mayor, podría no estar tan cerca como a una de las partes le gustaría. De hecho, solo una rama de la familia propietaria del establecimiento estaría dispuesta a estudiar una oferta de compra si ésta llega, mientras que la que se ocupa de la gestión del establecimiento, liderada por María Teresa Orts (de la segunda generación familiar) no la contempla en estos momentos. Así lo aseguran distintas fuentes próximas a la familia, a la que el hotelero benidormense ha tanteado sobre la posible operación que desvelaba el pasado viernes el diario Información.

Si bien el propio Mayor confirmó a este diario los contactos, sobre los que no quiso ofrecer más detalles, todo apunta a que la venta, de producirse, no será ni mucho menos tan ágil como el presidente de Hosbec insinuaba al asegurar que estaba "casi firmado". En realidad, lo extenso del accionariado de la empresa que gestiona el hotel, Palmhotel SL, con doce socios que poseen cada uno algo más del 8% de los títulos, y lo complejo de un consejo de administración formado por diez personas (todas miembros de la familia) con distintas sensibilidades, han enfriado bastante la operación. Sobre todo, desde que los contactos, que sí existieron con una parte de la familia, trascendieron la semana pasada.

Según las fuentes consultadas por este diario, la actual dirección del hotel no contempla en ningún caso la venta. Una postura que no cierra las puertas a que pudiera llegar una oferta económicamente interesante que hiciera replantearse la decisión, pero no parece que este sea el caso. En cambio, la rama de la familia que se apartó de la gestión diaria de la empresa (aunque sigue en el consejo), la que encarnan Pepe Orts, impulsor en su día del hotel, y sus hijos, sí sería más proclive a estudiar la venta, según estas fuentes. Los herederos de Pepe Orts están en la actualidad al frente de la empresa Huerto Gourmet.

Vista nocturna de la piscina y la zona de eventos del Huerto del Cura. Foto: HUERTO DEL CURA

El accionariado del hotel está formado por doce miembros de la familia con un porcentaje de participación idéntico (el 8,33% cada uno), fruto del reparto original de la empresa entre cuatro hermanos: Juan Orts, Francisco Orts, Pepe Orts y María Dolores Orts, y las sucesivas incorporaciones desde la segunda generación familiar. La hija de Juan, María Teresa Orts, es quien se encuentra en la actualidad al frente de la gestión del hotel, aunque la presidencia del consejo de administración recae en Luis Torres, marido de María Dolores. Palmhotel SL cuenta con tres consejeros delegados, uno de ellos el propio Torres. Los otros dos son Francisco Orts y la ya citada María Teresa, directora de las instalaciones.

Según han explicado fuentes próximas, el consejo de administración del hotel tiene previsto un protocolo en caso de que, llegado el momento, no sea posible llevar a cabo un relevo generacional por falta de interés. En ese caso, sí se estudiaría la venta como opción para que la familia al completo abandonase el accionariado de la sociedad. Fuera de esa situación, y aunque algunos miembros de la familia sí serían proclives a escuchar ofertas, el hotel no está oficialmente en venta. Siempre, claro, que no llegue un inversor con una cantidad lo suficientemente elevada como para convencer a todos los socios.

La operación tiene aún otro condicionante que complica el posible interés de los inversores (aunque, según otras fuentes, Toni Mayor no sería el único interesado si el Huero del Cura estuviera realmente en venta). Y es que el Huerto del Cura se enclava en un paraje protegido, en pleno Palmeral de Elche: uno de los dos patrimonios de la humanidad que atesora la ciudad. Una condición que complica el acometer reformas profundas en las instalaciones. Cosa distinta sería un acuerdo de gestión del complejo actual, una opción que en el pasado llegó a valorar la familia, aunque no llegó a cuajar.

Noticias relacionadas

next