X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

LOS ILICITANOS MANOLO COSTA Y MINDANGUILLO EN EL MUNDIAL DE MAGIA DE cOREA

"La risa es una puerta a la felicidad"

3/07/2018 - 

ELCHE. Los magos ilicitanos Manolo Costa y Mindanguillo ganaron en 2016 el  Premio Nacional de Magia Cómica, el Premio Nacional del Público, el Gran Prix de Portugal, el Premio Nacional de Francia y en 2017 el premio europeo celebrado en Inglaterra que les ha dado el pase al Campeonato del Mundo de Corea del Sur. Un campeonato mundial que se celebra cada tres años y ha sido ganado en anteriores ediciones por magos como Tamarit o David Copperfield.

Los ilicitanos participan en la disciplina de magia cómica con un original espectáculo de magia y humor con mensaje. “En nuestra propuesta abordamos el problema de la violencia con una puesta en escena de dos clown. Uno de ellos pierde los papeles ante la torpeza de su compañero y lo que pretendemos demostrar con magia y con humor es que la violencia no es el camino correcto para llegar a ningún sitio”.

Manolo y José Juan, Costa y Mindanguillo, reproducen a la perfección el modelo de pareja cómica que tan buenos resultados está dando desde hace unos cuantos siglos: Bouvard y Pecúchet, Laurel y Hardy, C3PO y R2D2… un modelo que obedece a cánones clásicos, pero que tiene en la magia su aliento vital.

Con el apoyo económico y logístico del Ayuntamiento de Elche y la campaña “Elche con magia”, y el patrocinio económico de Gastro Bar “El Cid” y el salón estético de Mar Díaz, buenos amigos y familiares que están a su lado desde los inicios de su carrera: “participar en el Mundial es muy costoso, muchos gastos que ni te imaginas. Por ejemplo, el material que vamos a utilizar va por duplicado. Una copia la hemos enviado por una empresa de transporte y otra copia se viene con nosotros”.

¿Magia o ilusionismo?

(Costa) Magia… (Mindanguillo) … es lo mismo. (Costa) La palabra magia es algo más profundo, el ilusionismo es crear una ilusión para que parezca real, mientras que magia (Mindanguillo) es lo que hace Gandalf. (Costa) Sí, jeje, es lo que hace Gandalf, es lo que hace Merlín, incluso se podría decir que es una especie de emoción que se siente, inexplicable. Por eso utilizamos la palabra magia cuando nos encontramos ante algo inexplicable: “ha sucedido algo mágico”, “ha sido un viaje mágico, hemos pasado una semana mágica”, y no creo que el novio haya hecho mucha magia. (Mindanguillo) “Ver a Manolo Costa y Mindanguillo es algo mágico”. (Costa) Aunque para lo que es nuestra profesión, tanto magia como ilusionismo son dos términos que se pueden utilizar.

¿Hay como una especie de boom de la magia y el ilusionismo?

(Costa) Sí, la magia, en España sobre todo, está teniendo un boom importante, gracias principalmente a los programas de televisión, como Dynamo o el Mago Pop. Aunque aquí han habido en los últimos veinte años constantemente programas de magia en televisión, desde Tamariz y sus programas de los 80 y los 90. A nosotros nos beneficia. Que la magia esté presente en televisión de alguna manera hace que los niños, cuando llega su cumpleaños, pidan un espectáculo de magia, o vean un cartel y quieran ir al teatro.

Incluso en las redes, en internet, hay como un tipo de magia específica para este medio, con estrellas como Zach King, a quien acaban de contratar como imagen de la última campaña de Dockers.

(Costa) En los últimos años ha habido un movimiento mágico que no existía antes, la mágia para televisión, magia que solamente funciona delante de la cámara. Ahora mismo eso se ha trasladado a internet. Magia para la pantalla.

Vosotros, sin embargo, habéis optado por un clásico, adaptando el modelo de payasos más básico, el del clown y el augusto, el payaso serio y el payaso atolondrado. ¿Clowns clásicos con toques de magia o magos con toques de payaso?

(Mindanguillo) Pues fifty-fifty… (Costa) el éxito que estamos teniendo en los concursos de magia, siendo los magos españoles más premiados a nivel europeo, consiste en esa mezcla entre el payaso listo y el payaso tonto, porque nosotros venimos del mundo del teatro y el clown, y la magia que hacemos es de mucha calidad, sobre todo en el número que llevamos a concurso, donde la magia es muy potente y podría encajar en cualquier otra disciplina que no fuera la magia cómica, como la general.

¿Venís más del mundo del teatro que del de la magia?

(Mindanguillo) Yo vengo más del mundo del teatro que del de la magia. De hecho, yo no soy mago, sólo hago la magia que se requiere que haga. A mí me gusta disfrutar con la magia, ilusionarme cuando veo hacer magia, así es que prefiero no saber los trucos. Sólo aprendo los trucos que son necesarios. Fue en el mundo del clown donde nos conocimos, cuando Manolo, que venía de la magia, quería enriquecerla y asistió a cursos de perfeccionamiento conmigo. Una cosa que comentamos mucho es que la magia cómica es la que más se hace, pero sin embargo es la que menos se cuida, a la que menos respeto se le tiene. Hay muchos magos cumpleañeros y comunioneros que tratan a los niños como si fueran gilipollas y luego se suben a un escenario para hacer exactamente lo mismo. Nosotros creemos que eso va en detrimento de la magia… y de la comicidad también. (Costa) Como que se va al chiste fácil para rellenar carencias escénicas. Cuando sacas a un espectador para ridiculizarlo, cuando tiras de chiste chabacano tipo “toma la carta y métela por donde quieras”, para nosotros es no es magia cómica. (Mindanguillo) Incluso los gags que se pueden hacer con niños, los típicos, la varita que se cae, gags enlatados, pero que son los que más se hacen. De hecho es un error distinguir entre magia infantil y magia adulta, los niños no son gilipollas. Tienen una sensibilidad más allá de la que tienen los adultos, más desarrollada. Las cosas que los adultos creen que comprenden, los niños las comprenden mejor. Nosotros hacemos magia familiar, para niños de 3 años y para adultos de 90.

¿De qué manera?

(Mindanguillo) No utilizamos gags enlatados, sino que hacemos uso de la comedia de situación. Contamos una historia que está ocurriendo entre dos personajes, lo que hace que la gente que va a vernos se sienta identificada, tanto los niños, como los adultos. Se identifican con su personaje o con el mío, pero acabamos generando una catarsis de risa y de emociones, en la que los espectadores se sienten partícipes. No porque nosotros les animemos a ello, sino porque se sienten reflejados en sus cotidianeidades las cosas que están viendo en estos dos gilipollas [joer, cuantas veces he dicho ya gilipollas, gilipollas, gilipollas,... ¿se pueden decir palabrotas?].

Pero ese es el estigma del humor. ¿Cuántas comedias han ganado el Oscar a la mejor película?

(Costa) Sí, con la magia cómica pasa justo eso. Nosotros estamos muy contentos, porque con nuestro número estamos cerrando muchas galas, cuando lo normal es colocar los números de magia cómica en medio, como una especie de descanso entre lo “serio”, lo “de verdad”. Incluso en galas internacionales muy potentes, estamos cerrando, como en el último Europeo, donde fuimos campeones de Europa de magia cómica, hicieron una gala de premiados y cerramos nosotros. (Minganguillo) Nos pasó una cosa curiosa con Néstor Hato, un chico francés que tiene un número de manipulación brutal. Estábamos en plena gala de premiados y él pensaba que iba a cerrar la gala. Cuando sólo quedábamos él y nosotros, nos preguntó qué quedaba porque “cierro yo, ¿no?”, y le respondimos que no, que nos habían dicho que cerrábamos nosotros. No le importó en absoluto, buen tipo, pero se quedó sorprendido. Es más normal ver a un manipulador increïble que deja ahí a la gente con la cabeza rota, que a unos tipos haciendo un número de magia cómica. Una parte del problema de la comicidad es que parece que las emociones que genera son emociones de segunda, cuando para nosotros la risa es una puerta a la felicidad.

Bueno, en apenas unas semanas, a Corea, Mundial de magia en el único lugar del mundo donde la magia se estudia en la universidad. ¿Cuales son vuestras opciones?

(Costa) Pues en principio, es la primera vez que hacemos un viaje tan largo. Es el primer mundial al que vamos, en él compites con los que ya han ido ganando tu categoría en las diferentes competiciones por países y continentes, de magia cómica, compitiendo, seremos unos 10 o 15… y nosotros somos los favoritos. (Mindanguillo) Eso es porque en todas las competiciones anteriores, menos una, en Francia, hemos quedado por encima del resto, pero independientemente de las posiciones que hayamos estado consiguiendo en los diferentes concursos, los números que han hecho los compañeros son muy buenos, muy creativos. En nuestro caso hemos hilado muy bien las diferentes disciplinas, y hemos sabido muy bien que queríamos contar y cómo queríamos llegar al público. El nuestro es un número que apela a la erradicación de la violencia como manera de solucionar conflictos. En algún lugar, incluso, se ha entendido como una metáfora de la violencia de género.

Noticias relacionadas

next