X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el IAC Juan gil albert reedita un fascímil de la revista

'El Gallo Crisis' revive y con él los inicios del poeta Miguel Hernández

8/02/2019 - 

ALICANTE. La herencia de Ramón Sijé y Miguel Hernández se aviva para no dejar que estos sonados escritores mueran en la memoria de la sociedad. La revista El Gallo Crisis, dirigida por Sijé y publicada en 1934 y 1935 en Orihuela cuenta ahora con una segunda reedición. El facsímil se ha presentado hoy en la Casa Bardín en un acto al que han asistido el director del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, José Ferrándiz, el diputado de Cultura de la Diputación de Alicante, César Augusto, y el director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide.

La revista ya fue reeditada en 1973 en Orihuela, aunque no de una manera tan completa como la actual. Según desvela José Ferrándiz, director del IAC Juan Gil-Albert, se ha editado con algunas novedades con respecto a la anterior. “Esta vez la revista se reproduce con su tamaño original, también se incluye el suplemento que escribió José María Quílez y, por último, se añade una página que fue censurada parcialmente en la anterior reproducción”, la cual contiene una crítica al intelectual Ernesto Giménez Caballero. La línea editorial de la revista seguía el pensamiento social católico de la época, en concordancia con la ideología de Sijé, quien “deseaba que los católicos vivieran la fe de forma auténtica pero crítica”, según sostiene Aitor Larrabide, director de la Fundación. Larrabide es el autor del prólogo de esta reedición, por constituir una voz “cualificadísima” sobre el poeta oriolano, según considera el diputado César Augusto. Y añade que “Miguel Hernández participó en esta revista con valores conservadores por encima de sus propias ideologías”.

El objetivo de esta reedición es recuperar, a través de los 400 ejemplares que se han impreso, la obra original y “el esfuerzo del Ayuntamiento de Orihuela”, según expresa Augusto, ya que “reeditar esta revista de forma correcta era una asignatura pendiente desde el año 1973”, opina Larrabide. Aunque no obtuvo un gran eco, el director de la fundación considera la revista como “la más importante desde el punto de vista literario de la primera mitad del siglo XX en Orihuela”. Su fama carente se puede apreciar en las 30 suscripciones con las que contaba, en una época en la que “Orihuela registraba 15.000 habitantes”, apunta el director. Y subraya que “no fue una publicación localista, sino de pensamiento y filosófica”, que según Ferrándiz “deseaba tener un intercambio y un debate con otras de contenido intelectual”. Su éxito escaso junto con el cese de la financiación por parte de su mecenas, José María Quílez, obligó a cancelar la revista, poco antes de la muerte de su director en diciembre de 1935.

Asencio recuerda que aunque la revista “no es una obra hernandiana porque su impulsor es Sijé” la huella de Miguel Hernández se encuentra presente en los seis números de El Gallo Crisis. El poeta, que hasta el momento solo había publicado su primer poemario -Perito en Lunas-, realizó aportaciones con sus escritos en todas las ediciones de la revista: Eclipse celestial y Profecía sobre el campesino (nº1), A María Santísima y La morada amarilla, dedicada a María Zambrano (2), dos escenas de la obra El torero más valiente (3-4) y El silbo de afirmación en la aldea (5-6). 

Aunque la revista original contó con seis números, dos de ellos se publicaron de manera simple y los otros dos de forma conjunta, siendo los números 3-4 y 5-6 ediciones compuestas. Por lo que respecta a su coste original, los dos primeros números valían dos pesetas y las dos ediciones conjuntas, cuatro, mientras que el suplemento tenía el precio de una peseta. Sin embargo, la revista se distribuía de forma gratuita a todas aquellas personas que no se podían permitir el gasto. En esta ocasión, la reedición conserva la portada original, cuya ilustración pertenece al oriolano Francisco de Díe. El diseño representa un gallo que plasma, a su vez, el símbolo de la revista y el ideario de Sijé. Pese a este dibujo la publicación no tiene a penas ilustraciones en su interior y Larrabide insiste en que la comparación “con otras revistas del 27 clasifica a esta como muy tosca y poco visual”.

La revista se presentará al público el viernes 15 de febrero, una fecha impregnada de simbolismo por su cercanía con el día 13, que en el año 1977 fue el momento en que se estrenó el auto sacramental de Miguel Hernández Quién te ha visto y quién te ve, representado por primera vez en el Teatro Circo Atanasio Díe Marín de Orihuela. A esta iniciativa cultural también se suma la familia de Sijé, quien en 2004 ya cedió el archivo del escritor para su digitalización, y ahora ha cedido por completo la biblioteca personal del escritor y periodista a la Fundación Miguel Hernández, con una colección que suma unos 500 ejemplares. Entre este archivo también se puede encontrar una carpeta relacionada con El Gallo Crisis, con pruebas de impresión de la revista.

Noticias relacionadas

next
x