X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

propuesta empresarial pendiente de autorizaciones

La promotora de los depósitos del Puerto plantea suministrar combustible a buques en el mar

24/10/2018 - 

ALICANTE. El proyecto de instalación de una suerte de planta de almacenamiento de combustibles en el Puerto de Alicante, impulsado por la empresa XC Business 90 SL en las instalaciones que explota Terminales Marítimas del Sureste (TMS), no sólo se dedicará al acopio de carburantes para su posterior distribución a estaciones gasolineras. También incluye la posibilidad de introducirse en el llamado mercado del bunkering: el suministro de carburante a buques, fundamentalmente desde el mar, con el apoyo de barcos gasolinera, aunque también desde los propios muelles, con los buques atracados en aguas del Puerto.

Así figura expresamente en la propuesta de la compañía, ahora en exposición al público para la presentación de alegaciones. "También atacaríamos el mercado del bunkering en el Puerto de Alicante ya que actualmente no se presta este servicio y estamos hablando de un tráfico de más de 500 buques/año", concreta XC Business 90. Con esa práctica, muy extendida en puntos estratégicos como el Estrecho de Gibraltar aunque también muy criticada por colectivos conservacionistas, la compañía trataría de ampliar su margen de negocio, de modo complementario a la distribución tradicional a gasolineras con camiones cisterna. 

En principio, sólo a través de ese sistema convencional, la empresa pretende "comercializar de 300.000 a 500.000 toneladas anuales en los primeros tres años y luego crecer hasta el 1.000.000 de toneladas". En esta línea, concreta que "para ello disponemos de una red comercial de gasolineras, principalmente de low cost, y empresas de transporte por carretera, que atraeríamos como clientes de la planta y que utilizarían las instalaciones de Alicante para su abastecimiento".

Así, se concreta que "el terminal proyectado tiene dos fases, una primera, con una capacidad de 112.000 metros cúbicos y una segunda de 600.000 metros cúbicos, con una capacidad máxima total de 712.000 metros cúbicos". Como ya ha publicado este diario, en esa primera fase se contemplaría la instalación de seis primeros depósitos, ampliables en otros 12, en una fase posterior. Con todo, como también ha informado Alicante Plaza, fuentes del sector precisaron que esa segunda fase no llegaría a ejecutarse, ya que TMS tendría concertados otros planes de negocio para la parcela de más de 40.000 metros cuadrados que sería necesaria para su desarrollo.

La compañía subraya la práctica del 'bunkering' como una oportunidad, ya que en el Puerto se registra un tráfico de más de 500 buques al año  

La propuesta de XC Business insiste en que "este terminal podrá almacenar productos petrolíferos como LPG, Fuel, gasóloes y gasolinas, que se recibirán por barco y se expedirán por camión hasta su punto de consumo", detalla el proyecto. Y se reitera: "También puede prestar servicios de suministro de combustible a barcos (Bunkering)". Lo cierto es que se trata de una práctica legal pero que genera rechazo social, fundamentalmente por parte de asociaciones conservacionistas como Ecologistas en Acción, que alertan de la existencia de fugas y vertidos durante el acoplamiento entre el buque que solicita el carburante y el barco gasolinera que lo suministra. De hecho, la organización lleva años reivindicando su prohibición en España.

Por lo pronto, según las fuentes consultadas, todo parece indicar que esa será uno de los blancos sobre los que se dirigirán gran parte de las alegaciones formuladas por colectivos vecinales y ecologistas para tratar de que se rechace la modificación de la concesión de la que dispone TMS sobre la terminal de mercancías del Puerto. Es el primer examen administrativo que debe superar la propuesta empresarial, a los que le seguirán los informes de evaluación del Consell y la concesión de licencia municipal.

Noticias relacionadas

next