X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

un acuerdo de venta cerrada de 1.500 toneladas anuales en 2021

La piscifactoría de Marjal se alía con el gigante luso Jerónimo Martins para doblar su producción

26/01/2019 - 

ALICANTE. La piscifactoría Culmar, una de las empresas participadas por el Grupo Marjal, acaba de firmar un importante acuerdo de venta cerrada con el gigante portugués de la distribución Jerónimo Martins, que permitirá a la firma con sede en Guardamar del Segura doblar su producción al final de los dos ciclos que ya hay programados, entre 2019 y 2021. Uno de los ciclos, de hecho, ya está en marcha, pues el 2018/2020 arrancó en junio, según explica el gerente de la piscifactoría, Antonio Galvañ.

De esta forma, Culmar produjo 1.700 toneladas de pescado de acuicultura el pasado ejercicio, y cuando finalice el segundo ciclo comprometido con Jerónimo Martins se habrán superado las 3.000 toneladas. El acuerdo comenzó a negociarse a mediados del año pasado, y de hecho Culmar instaló las nuevas jaulas necesarias para darle cumplimiento y Jerónimo Martins ya ha sufragado la producción, pero no ha sido hasta el pasado mes de diciembre cuando se ha firmado definitivamente tras cerrar los últimos flecos.

Según explica el gerente de la piscifactoría, el citado acuerdo consiste en una compra cerrada por parte del gigante portugués de la distribución de 1.500 toneladas en dos ciclos, que ha financiado la inversión necesaria para incrementar la producción de la piscifactoría. En cuanto a la producción propia de Culmar, las citadas 1.700 toneladas que se alcanzaron en 2018, la firma participada por el Grupo Marjal seguirá vendiéndola directamente como hasta ahora. Sus principales clientes son los mercas de distintas provincias de España.

Según Galvañ, el contrato se va a aplicar en dos fases: la primera ya está en producción desde junio de 2018, cuando entre las dos partes se había alcanzado un principio de acuerdo, y la segunda se pondrá en marcha este año. De ahí que el segundo ciclo de producción finalice en 2021 (son dos años cada uno). Las primeras jaulas de producción para Jerónimo Martins se pusieron en marcha en junio, y en otoño, a medida que la firma estaba más cerca, se pusieron 5 más. Hace apenas unos días, los lusos se hicieron cargo del coste económico de esta producción.

La primera fase incrementará la producción de Culmar en 500 toneladas, y la segunda supondrá 1.000 toneladas adicionales. Para ese siguiente ciclo se están instalando otras 12 jaulas. "Tenemos un acuerdo de venta cerrada, por lo que mantenemos íntegra nuestra capacidad de producción propia, y la producción extra es la que se lleva Jerónimo Martins", explica el gerente de la firma. "Aproximadamente nos comprarán el 50% de la producción, y el otro 50% queda para venta directa por Culmar". En cuanto al tipo de producción, la mitad de las toneladas serán de dorada y la otra de lubina.

En estos momentos, Culmar produce más dorada que lubina, dado que introdujo la segunda especie más recientemente. No obstante, Galvañ avanza que aprovecharán el acuerdo con Jerónimo Martins para "equilibrar poco a poco la producción", y que de hecho han comenzado a intensificar ya el cultivo de lubina para venta directa. El incremento de producción cuenta con todos los parabienes de la Generalitat, dado que la piscifactoría de Marjal tenía autorizados dos campos de 30 jaulas cada uno, y hasta ahora solo tenía 18 en el primero y 12 en el segundo. Con este acuerdo, se han añadido 12 jaulas a la instalación más grande, de forma que está al límite, pero aún queda margen para una eventual tercera fase con 18 jaulas más en la segunda instalación.

El 'Mercadona portugués'

Jerónimo Martins es uno de los grandes distribuidores alimentarios del sur de Europa, y en su país está al nivel de Mercadona en España. El pasado año facturó 16.300 millones de euros (la cadena de Juan Roig llegó a los 21.000 millones), y ganó 385 millones (por 332 de Mercadona). La corporación lusa es propietaria de tres cadenas de supermercados en distintos países: Pingo Doce en Portugal, Ara en Colombia (el mercado donde se ha introducido más recientemente) y Biedronka en Polonia. Fabrica, asimismo, los productos de la marca Unilever que se venden en otros establecimientos.

En cuanto a Culmar, la empresa participada por el Grupo Marjal es la única piscifactoría en nuestras costas de capital patrio, ya que el resto de instalaciones del litoral mediterráneo está en manos extranjeras (la mayoría, en las de fondos de inversión con base en Estados Unidos pero dirigidos por ejecutivos noruegos o griegos). Hasta ahora, Culmar vendía su producción íntegra a los mercas de media España. La piscifactoría de Guardamar aporta el 10% de la producción nacional de dorada (unas 1.300 toneladas), y el 40% de la Comunitat Valenciana. En cuanto a la producción de lubina, introducida en 2017, el año pasado alcanzó las 240 toneladas.

Noticias relacionadas

next
x