X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El cambio DEBE INCLUIR ELEMENTOS RÍGIDOS Y DESMONTABLES y correrá a cuenta de los propietarios

La ordenanza de terrazas obligará a instalar tarimas entre calzada y acera para asegurar la accesibilidad

23/10/2018 - 

ORIHUELA. La ordenanza de terrazas aprobará, previsiblemente, en el próximo pleno municipal, la obligación de instalar tarimas entre calzada y acera para garantizar la accesibilidad para personas de movilidad reducida en Orihuela. Esta medida, según informó el concejal de Urbanismo, Rafael Almagro, incluirá la orden preceptiva de que los comercios hosteleros que tengan licencia para ocupación de vía pública para sus terrazas, deberán asegurar que, entre acera y calzada, no haya ningún espacio que imposibilite el paso de personas con movilidad reducida. 

Así pues, en el caso de que los comercios tengan el permiso de ocupar un espacio con mesas y sillas, deberán salvar escalones u otros obstáculos colocando una tarima entre el espacio de acera y calzada. Los gastos, deberán correr a cargo del bolsillo de las personas propietarias. El fin, cumplir con la garantía de hacer los espacios públicos accesibles de forma universal. 

En cuanto a las especificaciones técnicas de las construcciones, la ordenanza fija que tendrán que ser tarimas rígidas, preferiblemente de madera, aunque se contempla la posibilidad de que sean de metal. En todo momento, deberá tener un material tratado e inífugo. También deberán ser desmontables. El motivo es por si, en algún caso, fuera necesario el paso de maquinaria o elementos de emergencia que necesitaran el paso por la calzada. 

Según Almagro, son "muchísimas" las terrazas que deberían adaptarse a esta normativa y, en su mayor parte, casi la totalidad, se trata de mobiliario aplicado a bandas de vehículos -o lo que serían potenciales aparcamientos- en la vía pública. Las terrazas con veladores también deberán poner estas tarimas, que además, han de ser estéticas. El edil de Urbanismo aseguró que las medidas de estas construcciones irán en función del uso que se les concede y de la cantidad de suelo que tengan permiso para ocupar.

El coste de estos cambios irán a cargo de los comerciantes que deseen mantener la terraza. Rafael Almagro ha asegurado que no se prevén subvenciones o ayudas para que os responsables de los comercios se adapten a la nueva normativa. "Será cuestión de los propietarios, que deberán sopesar si les compensa mantener o no la terraza, y si deciden que sí, dar respuesta a las demandas sobre movilidad"


Esta modificación, a debate en varias comisiones, se centra en cambiar la ordenanza municipal reguladora de actividades temporales en la vía pública. El próximo miércoles, 24 de octubre, el día previo al Pleno municipal, se dará traslado a la Mesa de Accesibilidad de este cambio, que aún podría estar sujeta a cambios o alegaciones hasta su aprobación definitiva a finales de semana.

A pesar de que en la comisión celebrada ayer Cambiemos Orihuela expuso siete enmiendas para modificar esta regulación, el miércoles solo se prevé que se apruebe una de ellas y el resto serán rechazadas, según la intención del Gobierno local. Así, se dará entrada al texto expuesto con un cambio apuntado por Cambiemos Orihuela para cambiar el término "minusválidos" por "personas con discapacidad" en el documento. El contenido de la ordenanza ha sido repartida al resto de grupos del Consistorio oriolano.

Según el edil de Urbanismo "el resto de enmiendas de Cambiemos se equivocan, versaban sobre temas fuera de la cuestión".

Enmiendas fuera

Las enmiendas de Cambiemos Orihuela iban encaminadas a hacer una modificación “mucho más ambiciosa” y, sobre todo, “efectiva” para adaptarse a la normativa sobre accesibilidad para personas con discapacidad. 

Fijaban así, tres objetivos principales. En primer lugar, según la formación, garantizar la accesibilidad modificando la propia definición del concepto de terraza y obligando al Ayuntamiento a establecer ayudas, exenciones o subvenciones para la adaptación. Además, piden que se compense económicamente a aquellas personas del sector de la hostelería cuyas terrazas se vean temporalmente suspendidas por culpa de obras, eventos u otras circunstancias. También reclaman que el Ayuntamiento esté obligado a avisar por las retiradas parciales de las terrazas con, al menos, dos días de antelación

Otro de los puntos era que las tarimas que puedan instalarse en el municipio tengan absolutamente limitada la publicidad comercial

El concejal de Cambiemos, Carlos Bernabé asegura que solo han tenido tres días pero que "hace falta un debate social amplio, sostenido y serio que implique a colectivos vecinales, movimientos sociales y hostelería para encontrar el equilibrio entre los distintos uso del espacio público". 

Noticias relacionadas

next
x