Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

congreso nacional sobre inundaciones

La ordenación del territorio como punto de partida para evitar próximas inundaciones

11/09/2020 - 

ORIHUELA. Donde hace casi un año se amontonaban las bardomeras que las máquinas se apresuraban a retirar del río Segura desde el Puente de Levante, ayer se agolpaban políticas, políticos, expertas y expertos a las puertas del Auditorio de la Fundación CAM de Orihuela para abordar precisamente lo que sucedió el 12, 13 y 14 de septiembre de 2019. 

Representantes políticos y expertos se citaron ayer en la primera jornada del Congreso Nacional de Inundaciones: los primeros como responsables y ejecutores de decisiones y los segundos como personas dotadas de los conocimientos para explicar, abordar y ofrecer soluciones. Las ponencias de estos últimos arrancaron y se desarrollaron, en su mayoría, con la ausencia de quienes tienen que aplicarlas.

Una de las claves se desarrolló en la primera ponencia. El catedrático de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, transmitió de forma vehemente y contundente la necesidad de establecer como punto de partida la ordenación del territorio. "O se cambia la manera en la que se relaciona con el territorio o las inversiones no van a servir" señalaba. Su exposició versó sobre este escenario primario, a la que varios ponentes que intervinieron después hicieron referencia para explicar las medidas y propuestas para evitar, o al menos minimizar, que la Vega Baja vuelva a sufrir las graves consecuencias de las inundaciones.

Para hacer frente a esos escenarios, que se van a repetir dado el aumento de la temperatura de las aguas del Mediterráneo, Olcina insiste en la necesidad de incorporar documentos de riesgos de inundabilidad a los planeamientos urbanos, para tomar como punto de partida el dónde no se puede construir. "Hay mucha gente que sigue viviendo en zonas de riesgo" señalaba. No con este posicionamiento dejaba de lado la importancia de las infraestructuras hidráulicas. "Si no hay inversión, el año que viene podríamos estar otra vez aquí" en referencia a otro evento para discutir qué actuaciones son necesarias.   

En el marco de sus propuestas, defendía la búsqueda de las soluciones dentro de la propia comarca y no ser dependientes de "recursos foráneos, porque si no tendremos problemas otra vez, por mucho que pidamos agua" señalaba.

Más de 30 expertos y expertas expusieron sus ideas y conclusiones bajo la temática 'Medidas de mitigación e infraestructuras', dividadas entres bloques. Alfredo Ollero, profesor de la Universidad de Zaragoza también resaltó que conocer las zonas inundables es fundamental para la ordenación del territorio. A lo largo de su exposición se centró en los falsos mitos en cuanto a las indundaciones. Como por ejemplo que "crecidas e inundaciones son catástrofes", "hay inundaciones porque faltan embalses", "los cauces están sucios, hay que limpiarlos", "la solución para las inundaciones es encauzar", entre otras. 

En el Auditorio de la CAM se habló hasta última hora de la tarde de propuestas para aumentar la resiliencia, el estado de las infraestructuras y las que son necesarias, las políticas de gestión de riesgos de desastres, claves para la adaptación, análisis de los sistemas de predicción, entre otros. Estos temas los expusieron tanto personalidades del mundo académico de distintas universidades de España, como investigadores del Instituto Geológico, de la Dirección del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica, de Infraestructuras Hidráulicas de la Generalitat Valenciana y empresas privadas como Hidraqua.

En la parte institucional, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana hacía un nuevo llamamiento a las autoridades correspondientes para que hagan efectivas las ayudas que precisan para retomar la normalidad, recordaba las obras que se propusieron tras las inundaciones de 1987 y no se han llevado a cabo y remarcaba que las conclusiones de este congreso se convertirán en el punto de partida. "Podremos mirar al futuro con menos miedo pues las conclusiones que se extraigan serán puntos de partida para proyectos, iniciativas y acciones que los 27 municipios de la Vega Baja podamos abordar junto a otras administraciones para reforzar nuestros territorios ante cualquier amenaza" añadía Bascuñana. Cambiemos ha criticado la postura del alcalde por no señalar las responsabilidades locales en materia urbanística o medioambiental.

En el escenario también acompañó al primer edil, el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, y de forma telemática lo hizo el president de la Generalitat, Ximo Puig. En su intervención anunció las inversiones en 29 depuradoras de la Vega Baja para reutilizar 25 millones de metros cúbicos de agua y que las conclusiones adoptadas por el Consell del plan Vega Renhace se darán a conocer la próxima semana en Almoradí. 

El Ayuntamiento de Orihuela es junto con la Diputación de Alicante uno de los organizadores de este congreso. Para ello, el consistorio ha firmado un convenio con el ente provincial, en el que se acuerda una partida presupuestaria de 25.000 euros para la organización del congreso por parte del consistorio. Un convenio que se firmaba una hora antes del inicio del congreso en Junta de Gobierno extraodinaria. La Universidad de Alicante y el Instituto Universitario del Agua y de las Ciencias Ambientales (IUACA) completan el grupo de organizadores del evento. 

Hoy continúa el congreso hasta medio día y lo hará bajo la temática de 'Evaluación socioeconómica, medioambiental y jurídica'. 

next
x