X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

configuración de posibles alianzas en el ayuntamiento 

La negociación de la Alcaldía de Alicante encalla por falta de un interlocutor válido de Cs

4/06/2019 - 

ALICANTE. Salvo giro inesperado de última hora, la configuración definitiva del nuevo Gobierno del Ayuntamiento de Alicante va para largo. Los tres partidos que continúan teniendo un papel clave en su composición, PP, PSPV-PSOE y Ciudadanos (Cs), siguen sin entablar una negociación formal tanto por lo que respecta a la elección del próximo alcalde, como por el reparto de competencias en un hipotético acuerdo entre varios partidos. El motivo no es otro que la ausencia, de momento, de un interlocutor válido al que poder dirigirse en representación de Cs, ya que el comité regional que debe sopesar pros y contras de la conformación de posibles pactos en la Comunitat continúa sin constituirse de manera formal.

Fuentes del partido consultadas por Alicante Plaza confirmaron que no ha habido ninguna reunión ni cita oficial desde las elecciones municipales del domingo 26 de mayo porque no se ha designado a la persona o personas que deben pilotar ese proceso junto a los delegados o emisarios de otras fuerzas. Sí ha habido llamadas y tanteos previos entre Cs y PP y entre Cs y PSPV-PSOE, pero nada que permita confirmar ni descartar ningún acuerdo. 

Hasta ahora, lo que se evidenció en la reunión del comité nacional de pactos del partido de Albert Rivera es que se deben resolver primero los posibles acuerdos en gobiernos autonómicos y en las dos grandes capitales: Madrid y Barcelona. Y en esos ámbitos, aunque se dejó claro que el PP será en términos generales el socio "preferente", tampoco se llegó a ninguna conclusión definitiva que pueda trasladarse a la situación concreta del Ayuntamiento de Alicante, puesto que lo único que sí se descartó de forma tajante fue todo posible acuerdo con Vox. 

En el caso de Alicante, los dos concejales conseguidos por el partido de Santiago Abascal no serán determinantes para investir al próximo alcalde. Fragüe o no un acuerdo entre PP y Cs, el alcaldable popular, Luis Barcala, podrá retener el poder como candidato de la lista más votada. Si existiese pacto entre Cs y PSPV-PSOE, el candidato a la Alcaldía que se plantease buscaría el voto adicional que resulta necesario en las filas de Unides Podem EU o de Compromís, no en Vox.     

Eso sí, ese segundo escenario -un pacto entre Cs y los socialistas- sigue estando sometido a múltiples condiciones. En concreto, el comité ejecutivo de Cs acordó por unanimidad que el socio "preferente" para negociar pactos de gobierno en comunidades autónomas y municipios sería el PP y que, donde eso no fuese posible, se podría hablar "excepcionalmente" con el PSOE.

Así, el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, indicó que se buscaría "acuerdos centrados, moderados, liberales y a dos" y por eso no se iba a "entrar a negociar gobiernos y acuerdos a tres donde puedan estar Podemos, Vox o nacionalistas". La cuestión es que, con esa posición, sigue sin despejarse si dicho límite afecta o no a Alicante, ya que lo que se ha planteado hasta ahora es que Unides Podem EU y/o Compromís presten votos para la investidura de un alcalde socialista o de Cs, no que vayan a integrarse en el equipo de Gobierno.  

En cuanto a la hipótesis específica sobre el PSOE, Villegas reiteró que solo allí donde los dirigentes socialistas "se desmarquen" de las políticas del Gobierno de Pedro Sánchez, en particular en materia territorial, y acepten una serie de propuestas básicas de Cs "se podría estudiar el acuerdo con ellos". Y esa matización tampoco tendría por qué afectar al caso de Alicante, puesto que el PSOE no ha planteado ninguna posición territorial ni en la ciudad ni en la Comunitat que pueda alejar a Cs por separatista.

En las filas del PP, por su parte, también confirmaron que no se había producido ningún avance en la ronda de contactos anunciada por Barcala el pasado viernes con Cs, para tratar de incorporar a sus cinco concejales al equipo de Gobierno, y con el resto de fuerzas, para pedirles su apoyo a la investidura.

La cúpula nacional del partido de Rivera señala al PP como socio preferente pero no cierra las puertas de forma tajante a un posible acuerdo con el PSOE

El único movimiento público que sí se conoció este lunes fue la propuesta lanzada por Unides Podem EU para crear una mesa de diálogo junto a PSPV-PSOE y Cs en torno a un documento de 25 medidas programáticas con el propósito de formar gobierno. Para Unides Podem EU, ese posible pacto debería quedar desligado de un posible cambio de cromos respecto a la presidencia de la Diputación Provincial y, además, debería pasar el filtro de la aprobación en las asambleas de Podemos y de EU (aunque la mera propuesta sin consulta previa ya ha suscitado suspicacias entre los críticos de EU).

Con todo, el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ya apuntó este lunes, durante el acto de toma de posesión del nuevo rector de la UMH, que la propuesta socialista no planteaba "ningún cambio de cromos" y volvió a referirse a su oferta de máxima generosidad a Cs para evitar que Vox pudiese condicionar las decisiones políticas en Alicante.

En todo caso, la posible alianza a tres planteada por Unides Podem EU difícilmente podría tener recorrido, en función de los límites marcados por Villegas y por la propia candidata a la Alcaldía de Cs, Mari Carmen Sánchez, durante la campaña.     

Noticias relacionadas

next