Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

con 700 camas, empleadas como hospital de campaña junto a las carpas, y la hostelería

La 'Festa' de Alcoy también ofrece su logística si la situación sanitaria se desborda

27/03/2020 - 

ALCOY. Los Moros y Cristianos del municipio de Alcoy han acordado poner a disposición de la emergencia sanitaria sus locales, en el caso de que el repunte en el número de enfermos forzara a esta situación. Las cerca de 700 camas que de año en año se reservan para el descanso de los músicos durante la trilogía festera servirían, de este modo, como hospital de campaña. Así lo ha explicado a este diario la concejala de Fiestas, Carol Ortiz. "Es una idea que ha surgido del colectivo de primers trons, con el apoyo de la Asociación de San Jorge", ha remarcado, y a quienes agradece que hayan tenido la iniciativa. "También para que la gente sepa que el mundo de la Festa puede ir más allá de la propia celebración", ha insistido. Llegado el caso, las camas se montarían en los veintiocho locales que tienen entre todas las filaes. "Esperemos no tener que gastarlas; sería muy buena señal", ha reconocido Ortiz.

La iniciativa solidaria por parte de los colectivos festers no cesa aquí. Por ejemplo, la contestana Paula Reig, al frente de Levantina Carpa, que monta también en los Moros y Cristianos de Alcoy, y que se ha mostrado dispuesta a ofrecer su material: los 6000 m2 cuadrados de carpa modular con los que cuenta su empresa, además de otras cincuenta pequeñas. "Viendo cómo mucha gente ponía su granito de arena, pensé que nosotros también podíamos ayudar a las administraciones públicas en caso de necesitar acondicionar cualquier espacio, un hospital de campaña, una sala de espera", ha explicado. El Covid-19, en su caso, le ha afectado "el cien por cien", reconoce, ya que todos los pedidos desde Fallas hasta junio -hasta ahí de momento- han sido cancelados ante el aplazamiento de eventos, con lo que sus trabajadores están "de vacaciones" mientras esperan poder acogerse al ERTE. Reig, además, ha querido lanzar este mensaje. "Todo el mundo puede montar una carpa, hasta yo misma lo he hecho con mis trabajadores; como me enseñó mi padre, en una empresa se tiene que pasar por todos los puestos de trabajo. Lo comento porque estoy buscando a trabajadores autónomos que estén parados, porque necesitaremos manos. Por ahora somos #7autonomossolidaros en tan solo un día", celebra.

Otro de los puntales de la renombrada Fiesta de Alcoy que también se ha resentido por el aplazamiento de la edición de este año a alguna parte del calendario de este 2020 es el servicio de restaurante de les filaes. Por eso, cocineros como David Gonçalves, de los Gusmans, han querido 'darle la vuelta' y poner el toque solidario como guinda. En su caso, con una media de 600 comensales por semana en estos días previos a las fiestas -entre Glorias y demás calcula que podría haber sentado en su local a 5.000 personas-, y con los días fuertes a la vuelta de la esquina, contaba con un aprovisionamiento de unos 130 kilos de solomillo y otros 110 de pulpo, entre otros alimentos. Pero ha tenido que cerrar el servicio. "Tengo los congeladores llenos, aunque todavía no había comprado todo. He tenido que hacer un ERTE; lo que sí puedo ofrecer son mis manos", explica. Su idea se la trasladó al primer tro de la filà, y los kilos de comida que no quiere echar a perder, dice, podrían utilizarse como avituallamiento para todos aquellos profesionales -desde bomberos, policías, hasta sanitarios- que tengan que sumar y doblar esfuerzos en el caso de que la emergencia sanitaria lo requiera en las semanas venideras.

Noticias relacionadas

next
x