Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cierra en el salvador la pastelería daniel patiño

La Corredora peatonal de Elche atrae su primer comercio, Uniagua Gallego: adelanta su apertura por la afluencia

24/09/2020 - 

ELCHE. Aunque las obras de la peatonalización de la Corredora y la Plaça de Baix no finalizarán hasta dentro de mes y medio, principalmente por la minuciosidad que requieren las piezas frente al Ayuntamiento, ya está generando la atracción de comercios. Al menos del primero, que como informaba este miércoles Onda Ilicitana, se trata de la compañía de aparatos de agua Uniagua Gallego, que inaugurará la nueva tienda en los próximos días. 

La compañía, especializada en máquinas descalcificadoras y osmosis inversa, tiene a sus espaldas una trayectoria de 25 años y 20.000 clientes en cartera. Se trata de una pyme cuya sede está en el Huerto de Travalón y que da servicio a particulares, empresas de restauración o colegios, entre otros. Sus clientes se reparten entre Elche y provincia, así como Murcia, Albacete y Almería. Su propietario, Juan Gallego, se prepara para inaugurar en breve su nuevo establecimiento en la Corredora número 8, justo al lado de la Plaça de Baix, preparando una promoción de regalo de grifos.

La Corredora peatonal, "un escaparate"

El empresario ve la peatonalización como "un escaparate". Aunque reconoce que llevaba tiempo pensando en abrir una tienda en el centro, con la actuación que se está llevando a cabo su idea era abrir este segundo establecimiento en Navidad, sin embargo, ha decidido adelantar la apertura y abrir ya "porque hay mucha afluencia de gente". Además, estos días que está preparando la inauguración de esta pequeña tienda —la de Travalón tiene 500 metros cuadrados— explica que los vecinos se están interesando por la apertura y los productos que ofrece. "Sobre todo ahora con el tema del medio ambiente hay mucha gente que prefiere instalar un osmosis para no comprar agua embotellada".

Asimismo, también añade que los comerciantes de la zona le dicen que cómo se atreve a abrir en esta calle por los constantes cierres. Él explica en tono desenfadado que es un "valiente", y ve una oportunidad de negocio en los 300 metros peatonales que hay hasta la Glorieta. Eso sí, explica que sigue teniendo, como todos, "el problema de los impuestos y la falta de ayudas a los autónomos, además de la falta de aparcamientos en el centro y sobre todo el precio del alquiler, que sigue siendo caro. Habría que ayudar a los comerciantes". En cualquier caso, explica que su sector funciona, por lo que "la zona es buena, los vecinos tienen ganas y es una forma de ampliar el negocio". 

Cierre de pastelería Daniel Patiño

Por otra parte, la nota negativa es que hay comercios del casco histórico que siguen cerrando por la asfixia económica que está produciendo la pandemia. En la calle Salvador, la pastelería Daniel Patiño anunciaba a finales de agosto que bajaba la persiana por los momentos duros por los que pasa la hostelería, y más en concreto la pastelería. De hecho, este mes ya estaba anunciando la venta del mobiliario del establecimiento. En cualquier caso, Patiño sigue realizando pedidos por su cuenta, aunque esta concurrida y querida pastelería de El Salvador ya se suma a la lista de otros tantos establecimientos que han ido cerrando en los últimos tiempos en el casco histórico de la ciudad.

Noticias relacionadas

next
x