X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la comisión de turismo y las patronales del sector consensúan alegaciones

La Cámara de Alicante pide paralizar el reglamento regulador de pisos turísticos del Consell

30/01/2019 - 

ALICANTE. La Cámara de Comercio de Alicante pedirá por escrito al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, que paralice la nueva regulación del alojamiento turístico en la Comunitat Valenciana hasta que se consensúe la normativa con el sector. Así lo ha acordado el grupo de trabajo de la Comisión de Turismo de la Cámara, tras una reunión mantenida con la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (APHA) y la recién creada asociación de viviendas turísticas (ABTA), además de la benidormense Aptur, el Cedma de la Marina Alta y la Associació del Camp d'Elx.

La petición que la Comisión de Turismo que preside Gema Amor hará llegar por escrito al secretario autonómico consiste en paralizar el proceso regulatorio iniciado con la publicación del borrador del proyecto de Decreto del Consell por el que se aprueba el Reglamento regulador del alojamiento turístico en la Comunitat, en el DOGV del pasado 14 de enero, y abrir una fase de negociación con "todo el sector" para consensuar el reglamento definitivo. En cualquier caso, y en previsión de que la solicitud no se acepte, la misma comisión ha elaborado un documento de nueve páginas con distintas alegaciones al texto del reglamento, donde se han recogido también las aportaciones de la hotelera Hosbec (que no ha estado presente). El periodo de alegaciones termina este viernes.

Al término de la reunión, Gema Amor ha señalado en un comunicado que "somos plenamente conscientes de que nuestro principal enemigo es el intrusismo y la competencia desleal, y para acabar con ello, desde el sector empresarial nos sentimos obligados a trabajar desde el diálogo, participación y consenso; algo que entendemos se ha obviado en los trabajos previos y preparatorios del proyecto de Reglamento; cuyo resultado actual no recoge ni da respuesta a las inquietudes y necesidades del sector". 

Así, ha avanzado que "solicitamos la paralización de la tramitación administrativa del Proyecto de Reglamento regulador del alojamiento turístico, así como la simultánea apertura de un período de reflexión y consenso con el sector de alojamientos turísticos de la Comunitat Valenciana, en el que esté presente el espíritu de cogestión y colaboración público-privada que preside la Ley del Turismo, Ocio y Hospitalidad". No obstante lo anterior, y en el caso de no ser atendida esta solicitud, Amor ha confirmado que se presentarán las alegaciones consensuadas en la Comisión.

Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo. Foto: EVA MÁÑEZ

Estas alegaciones se refieren al recurso al "texto refundido" como técnica legislativa, lo que complica encontrar las normativas específicas, por lo que propone estructurar el texto por modalidades de alojamiento en distintos títulos. Asimismo, cuestionan la ausencia de información detallada sobre cambios operados en decretos vigentes que dificulta la participación de las asociaciones de alojamiento turístico, y por otra parte critican la ausencia en los trabajos previos de los contactos necesarios derivados del espíritu de cogestión y colaboración público privada.

Alegaciones

Entrando en materia, las alegaciones consideran que el futuro reglamento debe prohibir expresamente el alquiler de habitaciones sueltas y sancionar su oferta en las plataformas, así como diferenciar entre "vivienda de uso turístico" y "bloques", que serían los edificios destinados en su totalidad a esta modalidad de alojamiento. También se pide desistir de la idea de unificar el horario de entrada y salida en todos los alojamientos (de 12 a 17 horas) para evitar problemas de gestión en algunas tipologías, como los cámpings, que funcionan con otro horario.

Otro punto al que se alega es a la penalización de la sobrecontratación, que se defiende necesaria los índices de cancelaciones superiores al 50% dada la multitud de canales por los que se puede efectuar una reserva. También se indica que el reglamento de la Ley carece de competencias para establecer los elementos que deben formar parte de una factura, como pretende, ya que es una competencia estatal. En cuanto a los depósitos para posibles desperfectos, "práctica comercial habitual" y regulada en la ley, proponen ceñirlos solo a las viviendas turísticas, entre otros matices de redacción.

Noticias relacionadas

next
x