X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

incrementa un 10% la cartera de clientes y se establece en dénia

La alicantina Afridés Control de Plagas compra el negocio de Quiminet para entrar en la Marina Alta

21/05/2019 - 

ALICANTE. La empresa alicantina especializada en el control de plagas Afridés (África Desinfecciones) abre mercado en la Marina Alta a golpe de compra. La firma que dirige Luis Velasco, con una cartera de 3.000 clientes antes de esta operación, ha comprado la unidad de negocio de control de plagas a la dianense Quiminet, con lo que se establece en la capital de la Marina Alta e incrementa un 10% su cartera, según han explicado fuentes de la empresa.

Afridés cumplirá en unos días veinte años desde su fundación, una trayectoria en la que se ha convertido en un referente del control y la lucha contra las plagas en la zona de influencia de la capital alicantina, así como en otras provincias. A pesar de contar con apenas dos décadas de historia, la mayoría de los integrantes de la plantilla de Afridés tienen más de treinta años de experiencia en el sector, en todo tipo de tratamientos como desratización, desinsectación, desinfección, control de legionela, limpieza de depósitos, tratamiento de carcoma... 

La empresa familiar ha crecido de forma sostenida en los últimos años, pero con esta adquisición incrementará de una tacada su cartera de clientes hasta los 3.400, o lo que es lo mismo, un 10% de incremento de manera directa, y abre la vía comercial en el norte de la provincia, donde no estaba implantada. Afridés viene apostando asimismo por mejorar su posicionamiento de marca y reputación online.

Además de la provincia de Alicante, la actividad de Afridés llega a otras zonas como Vitoria, Pamplona, Lleida, Madrid, Palma de Mallorca, Murcia o Cartagena, donde también cuenta con clientes. "Somos una empresa familiar que queremos, poco a poco, implantar nuestra metodología en otras zonas y que se sepa que nos gusta hacer las cosas bien", defiende Velasco. "El objetivo es hacer un trabajo profesional y poner todo el esfuerzo en la atención al cliente y en garantizar la máxima protección al medio ambiente".

En cuanto a la ampliación del negocio hacia la Marina Alta, Velasco explica que "es un nicho de mercado donde no hay empresas especializadas que realicen ciertos tratamientos, es decir, hay más demanda que oferta y hemos valorado con mucho rigor nuestra implantación en esta zona". Asimismo, en los últimos años Afridés también ha entrado en el mercado de la licitación pública donde ha ganado diversos contratos de control de plagas de algunas instituciones, lo que le ha permitido hacerse con el mantenimiento y control de mosquitos en varios municipios de la provincia.

next