X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

HealthEar, el auricular que detecta otitis premiado por la First European University Design

27/05/2018 - 

VALENCIA (EFE). Un grupo de alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha diseñado un prototipo de auriculares inteligentes capaces de detectar patologías como las otitis en estados iniciales e indicar al usuario que se realice una revisión, así como de ajustar su volumen de forma autónoma. El novedoso dispositivo, denominado HealthEar, es capaz de medir la salud auditiva del usuario con la realización periódicas de un test auditivo similar a la timpanometría y sería especialmente útil para personas que utilizan diariamente auriculares así como personas propensas a desarrollar problemas auditivos, explican a Efe sus creadores.

Desarrollado por los estudiantes del Máster de Ingeniería Biomédica de la UPV Daniel Iordanov, Andima Beitia, Javier Silva y Roque Belda, el proyecto ha sido uno de los galardonados en el concurso First European University Design, impulsado por las multinacionales Analog Devices (ADI) y Würth Elektronik (WE), especialistas en diseño y fabricación de componentes electrónicos.

"El aparato se coloca sobre la oreja y minimiza el ruido dinámicamente y lo más relevante es que esta reducción se realiza atendiendo a las características del ruido externo y lo adapta a la sensibilidad de cada persona en concreto", destaca Roque Belda. El equipo incorpora un sensor compuesto por un micrófono y un pequeño altavoz que permiten emitir el pulso y recibir la señal de eco, y un micrófono externo para registrar el ruido ambiente, que se implementan en el interior de la carcasa del auricular. 

Según explica Javier Silva, el micrófono que recoge el ruido exterior permite hacer un ajuste de volumen automático de forma que, en entornos con un mayor ruido ambiente, el volumen aumenta progresivamente hasta alcanzar un nivel no dañino para el oído. "Cuando el ruido ambiente disminuya, el volumen disminuye consecuentemente y el usuario no tiene que estar pendiente de ajustar el volumen, y evita el riesgo de dañarse involuntariamente por el abuso de volúmenes altos durante prolongados periodos de tiempo", apunta.

Daniel Iordanov añade que después de adquirir las tres señales (la señal sin eco y las señales en ambos oídos) se puede ver la señal de pulso, eco y la señal atenuada: "Con ella, podemos extraer algunos parámetros que ayudarán a cuantificar la respuesta de cada oreja y atenuar el ruido en función de las características de cada usuario".  Con esta información y mediante un método desarrollado por HealthEar se extrae un valor que cuantifica la salud auditiva, un valor que además es revisado de forma periódica para identificar la aparición de posibles problemas. 

"Este avance permite que las personas puedan detectar un problema de forma temprana, acudiendo a tiempo al doctor para poder realizar una intervención que permita minimizar los efectos dañinos de posibles patologías auditivas", sostiene el jefe de otorrinolaringología del Hospital Clínico, presidente de la Comisión para la detección precoz de la hipoacusia (CODEPH) y consejero médico del equipo, Jaime Marco Algarra. 

Según Andima Beitia, hicieron una investigación de mercado y decidieron diseñar el prototipo comn una novedosa foorma de lágrima porque "permite poner ambos altavoces y micrófono directamente apuntando al canal auditivo, lo que hace posible obtener una mejor señal con menos ruido". A parte del mundo de la electrónica de consumo, esta técnica se podría utilizar para el desarrollo de protecciones auditivas que permitan monitorizar los oídos de trabajadores que se rodeen de mucho ruido ambiente, como obreros, operarios de fábrica o militares, para que tengan más control sobre su salud auditiva.

El equipo HealthEar fue invitado a Múnich junto con los equipos ganadores de las diferentes categorías del concurso el pasado 4 de mayo, donde se celebró la gala de premios y pudieron visitar las sedes de las dos empresas organizadoras del concurso, que alabaron el espíritu emprendedor, la multidisciplinariedad y la naturaleza heterogénea del equipo. 

El desarrollo de Health Ear ha contado con la colaboración del profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universitat Politècnica de València, Germán Ramos, y del diseñador y coordinador de proyectos europeos, Miguel Pizá (UPV-CPI2020). Además de estar cursando actualmente el Máster en Ingeniería Biomédica de la UPV,l Iordanov, Beitia, r Silva y Belda son egresados de la Universidad Politécnica de Madrid, Universidad de Mondragón, Universidad de Extremadura y Universidad Politécnica de Cartagena, respectivamente. 

next
x