X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Hay que volver otra vez a la final

14/01/2020 - 

El Elche logró el mayor hito de su casi centenaria historia en la Copa del Rey: alcanzar la final contra el Athletic (derrota por 1-0). En el año 2019, que terminó hace poco, se cumplieron 50 años de aquella hazaña. Con la que seguro que muchos sueñan con repetir en el futuro. Yo entre ellos.

En la presente edición de la Copa, el equipo ilicitano se ha plantado en dieciseisavos de final. Tras eliminar a un Tercera, la Gimnástica Segoviana (0-2), y a un Segunda B, el Yeclano (1-2), al que rompió su racha de 31 partidos seguidos sin perder en casa. Recibirá precisamente al Athletic a partido único en la siguiente eliminatoria.

El torneo del 'ko' estrena esta campaña un formato más democrático. Con el que ha ganado muchísima emoción e interés. Y da más posibilidades de ilusionarse a los conjuntos fuera de los ‘grandes’. Es irrebatible que podría ser mejor, con todos los equipos dentro desde el inicio y sorteo puro, como en Inglaterra. No obstante, la Federación ha dado un gran avance para potenciar el atractivo de la Copa del Rey.

Pero a pesar de esta mejoría, el entorno de los equipos de Segunda, como el Elche, mantiene la disyuntiva: ¿Tirar la Copa o darle su importancia? Yo soy claramente partidario de la segunda vía. Y no con la mentalidad de recibir a un ‘grande’ para hacer caja. Quiero que los franjiverdes planten cara y sueñen con llegar lo más lejos posible. Sin descuidar la Liga, que por supuesto, es el campeonato más importante.

"Ningún equipo de Segunda ha ganado la Copa nunca", indicó Pacheta tras el partido en La Constitución. Yo no hablo de ganarla. Pero sí fantaseo con que el Elche escriba una bonita historia en el torneo del 'ko' en este siglo. Que deje una huella en el fútbol nacional. Como el Mirandés o el Figueres, que alcanzaron las semifinales como escuadras de Segunda B ¿Por qué renunciar a intentarlo?

Hay quien argumenta que se deben centrar los esfuerzos en la Liga, que es la competición que da de comer. Más todavía con la plantilla corta. Supone un desgaste físico y hay riesgo de lesiones. Sin embargo, pienso que Pacheta dispone de recursos suficientes. En Yecla, sólo repitieron dos del once respecto al último compromiso liguero. Y varios titulares habituales descansaron.

La Copa viene muy bien para que la unidad ‘B’ tenga ritmo competitivo y la cantera pueda mostrarse. Véase los casos de Mourad, con titularidad y gol en los dos partidos, y Nacho Pastor, quien debutó con el primer equipo en La Constitución. Con buena nota, además.

Cabe señalar que el torneo del 'ko' avanza rápido en las próximas semanas, con los cuartos de final a principios de febrero. Así que no condiciona toda la Liga a los equipos.

Otro factor positivo de la Copa son los ingresos. Los premios por pasar de ronda, la taquilla y la televisión. Podrían influir de cara al mercado invernal, para aspirar a refuerzos de mayor caché.

A los dieciseisavos de final de la Copa del Rey han llegado 18 equipos de Primera, seis de Segunda y ocho de Segunda B. Sólo han caído dos de la máxima categoría. Pero varios han sufrido muchísimo para superar las dos primeras rondas. Y con dosis de fortuna.

En treintaidosavos, Levante y Real Valladolid eliminaron un Tercera y un Segunda B en la tanda de penaltis. El Villarreal, a un colista de Segunda B con un gol a tres minutos del final de la prórroga. El Eibar, a un Tercera con un tanto en propia puerta en el minuto 92. Osasuna, a un recién ascendido a Segunda B por la mínima con remontada en la recta final. Mallorca y Granada, a dos Terceras también por un único gol de diferencia. Si les han exigido tanto rivales de Segunda B y Tercera, ¿por qué no iba a hacerlo un Segunda como el Elche?

Ahora que menciono Segunda, sólo seis escuadras de la categoría de plata han llegado a dieciseisavos. Elche y Real Zaragoza, los únicos sin prórroga ni penaltis entre las dos primeras rondas. 16 eliminados. Habrá quien piense que echaron la Copa a la basura. Que seis cayeran en la tanda de penaltis y dos en la prórroga evidencia que la mayoría lo afrontaron con seriedad.

La Copa del Rey ha recuperado mística. Con ambientes de fútbol espectaculares, como el que disfrutamos los que fuimos a Yecla. El ejemplo de David contra Goliat se ha mencionado mucho. El pequeño ha derrotado o ha estado a punto de derrotar al grande en varias eliminatorias. Y todavía queda mucha emoción por vivir.

Espero que este nuevo formato marque un punto de inflexión. Para cambiar la mentalidad de clubes, equipos y aficionados, e incluso prensa, con la Copa. Más soñar con llegar lejos y menos pensar en la recaudación.

Cuando el Elche jugó la final en 1969, el torneo del 'ko' sólo lo disputaban los equipos de Primera. Y se celebraba tras la conclusión de la Liga. Así que se podría decir que tenía un camino menos complicado que ahora. Pero ¿y por qué privarnos de imaginar que lo consiga de nuevo en el futuro? Miren al Alavés, de Segunda B a la final de Copa en cuatro años. Hay quien dice que la historia le debe un trofeo al Elche, porque mereció ganarle al Athletic. Y como dice la última frase de su himno: "Hay que volver otra vez a la final".

Noticias relacionadas

next
x